- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

«Han surgido algunos inconvenientes»

Según diversos testigos, esa fue la frase que los policías moscovitas decían esta mañana a los pasajeros que evacuaban de las estaciones de metro en Moscú: «Han surgido algunos inconvenientes» [1]

A alguien se le ocurrió que con ese eufemismo se movía mejor a los sobrevivientes.

moscú-moscow-atentado-terrorista-terror-attack [2]

Al amanecer de hoy, dos mujeres del norte del Cáucaso comisionadas por islamistas se anudaron a la cintura sendos cinturones cargados de explosivos. Se maquillaron el vientre para matar «cristianos». Parece ser que las acompañaban otras dos mujeres de apariencia eslava: estas últimas habrían sido las encargadas de activar las cargas explosivas con la ayuda de teléfonos móviles. (Como en Madrid, ¿recuerdan?)

Treinta y ocho personas murieron esta mañana en Moscú asesinadas por el Islam. Más de sesenta heridos permanecen en los hospitales. Varios de ellos, cegados. ¡Toda una metáfora!

Las dos estaciones donde se produjeron las masacres llevan nombres que dicen todo de Rusia: Lubianka y Park Kulturi. La célebre «Lubianka», sede del horror totalitario en tiempos de opresión; la cultura, esa que ha salvado a Rusia siempre.

Civilización y barbarie, la dupla universal con la que hacen manitas los antropólogos y en Rusia es par magnificado, definitivo, absoluto.

«Han surgido algunos inconvenientes», les decían esta mañana a los sobrevivientes…

¡Malditas las medias palabras!

¡Ojalá que la expresión «a sangre y fuego» no ceda a su versión eufemística!

Shin-Divider [3]

De contra:

Ah, y Guillermo Fariñas rehusa avión español que lo saque de aquello [4], que hay que tener ganas, mientras Ricky Martin se confiesa homosexual [5], que hay que tener ganas de dejar a muchas con las mismas…