A los muchachos de Barcelona les gustan los Levi’s

- 30/09/10
Categoría: Media, Urbanas | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Que si Barcelona colapsada, que si batallas en las calles, que si contusionados, que si un coche de la policía envuelto en llamas, que si los antisistema, que si alborotadores…

¡Cuánta exageración! ¡Qué ganas de ver las cosas con ojos torcidos!

Atiéndase a este estupendo video de la visita que hicieron a la tienda de Levi’s en el centro de la ciudad. ¡Gócenlo!

Imagen de previsualización de YouTube

Miren a esos muchachos en día de huelga general. ¡Qué sanotes! ¡Qué espíritu de camaradería! ¡Qué amor por el deporte ―lanzamiento de piedras, concretamente! ¡Qué jovial manera de saquear los escaparates! ¡Con qué alegría pasan de mano en mano las piezas de ropa! ¡Qué gráciles saltos para sortear los tornos del metro!

Hay que ser de veras obtuso ―un facha, vaya― para fruncir el ceño ante tales graciosas chiquilladas.

Hay que ser de veras retrógado y conservador para ensombrecer las ganas de vivir de un grupo de chicos con deseos de bailar en torno a hogueras, lucir unos jeans nuevos y arrojar piedras para tensar los músculos y afinar la puntería.

Deberíamos cederles la ciudad una vez al mes. Qué jueguen con ella. Qué la usen.

Total, Barcelona es una ciudad plástica y la rearmamos enseguida como un LEGO.

© www.eltonodelavoz.com

¿De veras es a mí a quien único repugna…?

- 29/09/10
Categoría: Libros, Literatura | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


¿De veras es a mí a quien único repugna que un escritor cubano tenga que recurrir a lo que sigue para vender unos pocos cientos de ejemplares más de un libro?

(Zoé Valdés) también ha criticado al ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien -ha dicho- “tiene un amiguito allí que se llama Bartolo; el negro Bartolo, que parece que tiene una trompa bastante interesante, lo tiene tan loco que en la UE tiene que defender a la dictadura castrista”.

¿De veras es a mí a quien único repugna que en la presentación de libro que se ofrece como secuela de otro que viene con fajín que asegura se trata de «La mejor novela sobre Cuba de todos los tiempos» ―¡que hay que tener jeta (o autoestima, que le llaman los técnicos) y despreciar a tantos pa’ aprobar eso!― se apele a la mendacidad, y de paso a la homofobia, para juntar euros?

¿Acaso no hay elementos suficientes para criticar la política del Gobierno español hacia Cuba sin embarrar ni embarrarnos? ¿Acaso no hay palabras bastantes para ofrecer a los lectores una obra literaria, sin bartolizarla?

(Ah, sí, claro: guárdese también este post en la hipotética carpeta etiquetada como «¡Y todavía queremos que nos respeten!».)

© www.eltonodelavoz.com

La Jamància y otras luchas por la jama…

- 28/09/10
Categoría: Actualidad, Crisis | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


No, no se trata de club de fans de aquel Pánfilo ―¿lo recuerda alguien?― en el barrio de Gràcia, Barcelona. Tampoco de restaurante cubano, que mira que el nombre me parece más que adecuado para una paladar con mañas de astillero: una que sirva «buques» de arroz-con-frijoles en lugar de platos.

Nada de eso.

La Jamància ―que viene de jamar― es foco de «resistencia anti-capitalista» a unas manzanas de mi casa. He entrado alguna que otra vez. Hablando ese catalán arcaizante que Dios y algunas lecturas me concedieron. Ofrecen revistas y libros con títulos muy guerreros. Y los muchachos que pasan sus horas en La Jamància luchando porque no olvidemos a Lenin o a Trotsky se acercan solícitos al visitante. He sostenido allí charlas la mar de divertidas.

Estos días animan a la Huelga General de mañana día 29. La huelga que quiere paralizar a este país marmolizado. Huelga que busca «lo más paralizado que lo paralizado», a la manera de «lo más real que lo real», que decía el bueno de Jean Baudrillard ―¿lo recuerda alguien?; ¿los recuerda alguien a él y a Pánfilo, reunidos tal vez en el mismo bulímico olvido?

Un servidor no irá a la huelga. Porque servidor de mí mismo, hacer huelga sería como colarme Shabbat en medio de la semana.

Con todo, respeto a mis muchos amigos que la harán. Porque de lo que sí no hago huelga jamás es de la lealtad debida a quienes defienden sus derechos ―cualesquiera que sean― en democracia y por ella.

© www.eltonodelavoz.com

«…para cuando llegue la libertad»

- 27/09/10
Categoría: Cambios en Cuba, Oposición, Poscomunismo, Transición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Leo las razones que esgrime Blas Giraldo Reyes, uno de los presos de conciencia cubanos recientemente excarcelados, para trasladar su residencia a Miami desde España, su primera etapa en el exilio.

(Blas) Giraldo cree que lo bueno de ir a Miami, además de la familia, es “estar más cerca de Cuba para cuando llegue la libertad”.

De veras curioso ese último argumento, porque presupone:

1) Que «la libertad» llegará a Cuba en forma tan rabiosamente repentina que a alguien le importará ahorrarse seis horas de vuelo en avión.

2) Que Giraldo desea correr allá a encontrarse con esa libertad súbitamente acaecida en cuanto lleguen las noticias del parto.

Me da a mí que el amigo Giraldo tiene que recorrer aún un largo trecho en el exilio para asimilar lo que sabe cualquiera que trasiegue con estos asuntos del porvenir de Cuba, materia tan incierta como la existencia de vida extraterrestre.

A saber:

1) Que los exiliados no planificamos nuestras vidas pensando en ese instante improbable ―por creerlo súbito. Hay otras muchas razones y otras muchas urgencias más perentorias que lo que no parece tener ninguna.

2) Que muy probablemente nada resulte más apetecible que encontrarse lo más lejos posible de Cuba el día en que llegue «la libertad» que llegará.

© www.eltonodelavoz.com

Tyrannosaurius rex o wathever…

- 26/09/10
Categoría: Excepcionalidad | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


«…el esfuerzo que nuestra Patria lleva a cabo para evitar un conflicto nuclear que puede poner fin a la existencia de nuestra especie», escribe Fidel Castro en su última reflexión.

Desde que dio por perdida la causa del llamado cambio climático, por ser lo más parecido a una trola, ahora esa es la cuestión que involucra a los cubanos porque así lo requiere su máximo líder: «salvar nuestra especie».

A mí la cuestión que me preocupaba esta noche al volver a casa era otra. Una del siempre estimulante capítulo del «If». A saber, la que sigue: de haber existido en el Cretácico superior la revolución cubana y su resucitado profeta, ¿se habría podido evitar la extinción de los dinausaurios?

No sé si me siguen. Digo, si Castro I se hubiera puesto entonces para el asunto, ¿pasearían hoy los brontosaurios por ―digamos― la calle Escorial de Barcelona?

Y me digo que sí, oye, que es que cuando ese pueblo y su líder se aplican no hay lluvia de meteoritos u ojivas que se imponga. Salvar la especie. Bah: eso para un octogenario cubano es pan comido, tú. La salva y punto, ¡qué caray!

Si es que los cubanos, nene… ¡Iba a negarles alguien la exposición de una parejita de Tyrannosaurius rex en La Rampa, acabaditos de salir de una cena en El Mandarín, si la hubieran querido! ¡Qué va!

Y merecida la tendrían, porque si de algo saben es de tiranos y dinosaurios. Que por cierto, ¿aparecía el utilísimo oficio de paleontólogo en la lista de profesiones a ejercer por cuenta propia?

© www.eltonodelavoz.com

Lo que trajo el barco, el “Granma”

- 25/09/10
Categoría: Cambios en Cuba, Poscomunismo, Transición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


No, no dejes que otro te lo cuente. Tampoco yo.

El lento proceso de desmontaje de la maquinaria totalitaria, aquí en su versión meramente económica, merece ser leído por cada uno. Y por cada uno paladeado y pensado.

Eso sí, oigan, a lo que el régimen llama “nuevo escenario económico del país” recomiendo acercarse también con lentes nuevas. O mejor, con las mismas lentes pero ajustando las dioptrías.

De lo contrario estaríamos condenados a reírnos de los “desmochadores de palmas” hasta la caricatura. Que podría acabar siendo la de nosotros mismos.

Lean ustedes, pues, lo que trajo el Granma de hoy. Léanlo todo:

© www.eltonodelavoz.com