- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

La Jamància y otras luchas por la jama…

No, no se trata de club de fans de aquel Pánfilo ―¿lo recuerda alguien?― [1] en el barrio de Gràcia, Barcelona. Tampoco de restaurante cubano, que mira que el nombre me parece más que adecuado para una paladar con mañas de astillero: una que sirva «buques» de arroz-con-frijoles en lugar de platos.

Nada de eso.

La Jamància [2] ―que viene de jamar― es foco de «resistencia anti-capitalista» a unas manzanas de mi casa. He entrado alguna que otra vez. Hablando ese catalán arcaizante que Dios y algunas lecturas me concedieron. Ofrecen revistas y libros con títulos muy guerreros. Y los muchachos que pasan sus horas en La Jamància luchando porque no olvidemos a Lenin o a Trotsky se acercan solícitos al visitante. He sostenido allí charlas la mar de divertidas.

Estos días animan a la Huelga General de mañana día 29 [3]. La huelga que quiere paralizar a este país marmolizado. Huelga que busca «lo más paralizado que lo paralizado», a la manera de «lo más real que lo real», que decía el bueno de Jean Baudrillard ―¿lo recuerda alguien?; ¿los recuerda alguien a él y a Pánfilo, reunidos tal vez en el mismo bulímico olvido?

Un servidor no irá a la huelga. Porque servidor de mí mismo, hacer huelga sería como colarme Shabbat en medio de la semana.

Con todo, respeto a mis muchos amigos que la harán. Porque de lo que sí no hago huelga jamás es de la lealtad debida a quienes defienden sus derechos ―cualesquiera que sean― en democracia y por ella.