A ver qué tal de resonancias…

- 08/10/10
Categoría: Libros | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Sería muy distinto si consiguiéramos narrar esta historia de uniformes y sotanas, delirios y miserias, enfermedades y resucitaciones, supersticiones e intrigas, como quien recuerda sucesos ocurridos 700 años atrás.

Porque en realidad, fíjense, para casi todos los que hacemos ETDLV, escribiéndolo o leyéndolo, lo que sucede en isla de la que ahora me separan unos pocos kilómetros ―Cuba― en muchas ocasiones suele tener la misma «presencia» que cualquier bucólica estampa precolombina. Guarina de niña espantando a majá con jutía acorralada, por ejemplo. O Guamá mirando a hurtadillas un cemí.

Poner distancia, por un lado, y abstraerse de la maraña mediática. Ello requiere apartar antes las muelles taras que tanto nos solazan, claro, que si no es difícil que lleguemos lejos.

¡Va y así ganamos todos! Al menos lo haremos, creo, en tanto escritores y lectores de prosa historiográfica. Bien visto, y a fuer de que se me tome por trasnochado nietzscheano, hace dos milenios que estamos subidos a noria que no cesa de girar.

Atiéndase si no a este relato. Es de Barbara W. Tuchman en A Distant Mirror. The Calamitous 14th Century (pp.498-99).

Léaselo y a ver qué tal de resonancias…

…As the awful report of the King’s madness spread, rumors of sorcery and poison were on every tongue, and popular emotion so aroused that the sick chamber had to be kept open to the public. All the tears and grief attending a royal demise filled the room and “all good Frenchmen wept as for an only son, for the health of France was tied to that of her King.” Sobbing clergy conducted prayers, bishops led barefoot processions carrying life-size wax figures of the King to the churches, the people heaped their offerings on relics known for healing powers, and prostrated themselves before Christ and the Saints to beseech a cure.

Few believed the affliction had natural causes. Some saw it as Divine anger at King’s failure to take up arms to end the schism; others, as God’s warning against that very intention; still others, as Divine punishment for heavy taxes. Most believed the cause was sorcery, the most so because a great drought that summer dried up the ponds and rivers so that cattle died of thirst, waterborne transport ceased, and merchants claimed the worst losses in twenty years.

In a morbid time, belief in conspiracy rose to the surface. Whispers circulated against the Dukes. Why had the “phantom of the forest” not been arrested and interrogated? Had he been planted by the Duke of Brittany or by the uncles to cause the King to turn back? Had the King’s excess of anger causes by the Dukes’ delay brought on his madness?…

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com

7 Comentarios en “A ver qué tal de resonancias…”

  1. 1 .............. dijo a las 11:09 pm el 08/10/2010:

    ….lo dicho …hipocrita y cobarde

  2. 2 Tweets that mention El Tono de la Voz » Blog Archive » A ver qué tal de resonancias… -- Topsy.com dijo a las 11:36 pm el 08/10/2010:

    […] This post was mentioned on Twitter by Vladimiro Alejo , Marlene Mendoza, Amalia Lorenzo, Blogacion , Cuba Wave and others. Cuba Wave said: #Cubano A ver qué tal de resonancias…: Sería muy distinto si consiguiéramos narrar esta historia de uniform… http://bit.ly/blLty8 #Cubana […]

  3. 3 F.Hebra dijo a las 2:00 am el 09/10/2010:

    The knack:
    “Few believed the affliction had natural causes”
    Isn’t Key Largo a wondrous site?

  4. 4 Mino dijo a las 8:02 pm el 09/10/2010:

    Porno a la carga.

    http://www.youtube.com/watch?v=8XO6EwfmImY&feature=player_embedded

  5. 5 Reflectometro Incontinente dijo a las 2:49 pm el 10/10/2010:

    Pues disnos quien es huevon (o huevona), desenmascara a El Zorro de una ves y para todas, sera Reflectometro un espejueludo reportero de el Dayly News? sera un motorclista lleno de tatuajes? Podria ser Dios un puertorriquen~o custodio de ban~os y pisos? I think “Yo mismo” you are full of 100%, unadulterated Texax Bullshit..

  6. 6 Canadian Reclamation Authority dijo a las 4:26 pm el 10/10/2010:

    Al General Raúl Castro:

    A Usted debiera profesarle doble respeto: como general y como estadista; pero si lo trato de Usted es por consecuencia a la mínima educación recibida durante mi vida, porque para mí Usted no es ni general, ni estadista.

    De creerle a la historia extraoficial, en la guerra que Usted libró en el II Frente Oriental, antes de 1959, solo tuvo como oponentes a campesinos inermes.

    Luego de su arribo al poder perpetuo, Usted, rodeado de su oficinesco generalato, se ha dedicado a guerrear contra las manifestaciones de descontento popular, contra la inextinguible obsesión migratoria del pueblo cubano, -en especial del “hombre nuevo”- contra los valores culturales y antropológicos de la nación cubana, -bajo el espurio argumento de ser “reminiscencias burguesas”- y contra la otrora sólida economía nacional.

    Después de auto elegirse “presidente” de Cuba, sus esfuerzos castrenses se han reorientado hacia otros escenarios. Las Damas de Blanco han caído, de manera permanente, en su insensible colimador. También la blogósfera contestataria ha conocido del accionar de sus matones.

    Aunque de manera compartida, Usted lleva más de medio siglo en el poder. ¿Cuántos años más necesita permanecer al frente de un pueblo que lo detesta para sentirse satisfecho?

    Comprendo que quizás esté esperando a que se produzca una verdadera guerra para probar su valor, porque hasta el presente sus huestes solo han lidiado contra femeniles brazos, armados con gladíolos. Usted ha ordenado a sus hordas de malhechores agredir a mujeres indefensas, y esto solo es obra de ruines y cobardes.

    Durante más de medio siglo, Usted y su hermano han blandido el látigo para imponer el miedo. Con estos medios nos han doblegado. Pero los tiempos han cambiado, y ya el pueblo se está cansando de vivir en el miedo y la mentira. Solo Ustedes, en su infinita soberbia, se muestran incapaces de percibirlo.

    Si me fuera dable proporcionales un consejo, solo les diría: llenen sus valijas con los ensangrentados dólares impunemente robados al pueblo cubano y denles uso a los aviones de la escapada. Todavía están a tiempo. No deben olvidar a Ceaucescu.

    Después de expresar libremente mi opinión, ni su ira ni mi destino personal importan. Impávido esperaré a sus esbirros. O a sus sicarios.

    Si después de la heroica inmolación de Zapata tuviera Usted miedo a derramar mi sangre, le advierto que tampoco me arredran sus serviles togados, siempre dispuestos a enterrar vivos a quienes se atrevan a levantar sus voces entre tanto acatamiento.

    Su sádica y tenebrosa policía política conoce muy bien mi identidad y localización, pero le adjunto mis datos para facilitarle la ejecución de su probable venganza:

    José Alberto Álvarez Bravo.
    Calle J # 104, 1er piso, apto. 10
    e/ Calzada y 9, Vedado,
    Ciudad Habana.

  7. 7 home remedy bladder pain dijo a las 12:35 pm el 30/08/2011:

    Woah! I’m really digging the template/theme of this blog. It’s simple, yet effective. A lot of times it’s very hard to get that “perfect balance” between


Deje un Comentario