- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Es que si vas a hablar de Vietnam a los cubanos…

En la Cuba que dice Castro II que es Cuba, el redactor de Granma a quien se le ocurrió de repente «Vamos a colar hoy alguna bonita noticia de Vietnam, siempre esperadas con tanta avidez por nuestros lectores» habría elegido otra distinta. Porque había donde elegir…

Prefirió esta: «Intensa acogida a nueva edición de Obras Completas de Ho Chi Minh» [1]

Aparece en la edición de Granma de este viernes.

¡Imagínense ustedes cuánto interesa al lector habanero la difusión de la obra del Tío Ho! Ya ni les digo lo que interesa a holguinero o mayabequense —si así se dice.

Y sin embargo, hoy la agencia de noticias de Vietnam traía otra noticia que de seguro habrían leído con menor indiferencia los lectores del Granma. Una deliciosa pincelada del «modelo vietnamita» que podría haberles puesto los dientes largos a unos cuantos. ¡Y encima anuncia que les van a arreglar un parque!

Esta: [2]

Donativo vietnamita a Cuba

El director de la Compañía de Comercio e Inversión Golf Thanh Long, Le Van Kiem, entregó hoy en Ha Noi 50 mil dólares al embajador de Cuba en Viet Nam, Fredesman Turro Gonzalez, para el pueblo de esa nación caribeña.

De ese monto, 40 mil USD se destinaron a los centros de niños huérfanos y el resto para la reconstrucción del parque Nguyen Van Troi, en La Habana.

Le Van Kiem [3] es el hombre más rico de Vietnam. Encaramado sobre la ola liberalizadora que promovió el gobierno de Hanoi a partir de 1986, hoy es dueño de un imperio del que el mencionado campo de golf no es más que una minucia.

Y es tipo agradecido y congraciado. Dijo hoy al embajador cubano [4] mientras le pasaba el chequecito de $50.000:

“Like other Vietnamese people, my family will never forget the wholehearted support of Cuba ’s Party, Government and people – especially of former Cuban President Fidel Castro – for Vietnam during the struggle for national reunification as well as the national construction cause”.

Estos poscomunistas son más listos que los zorros, chico.

Fíjense, por ejemplo, en que no tienen reparos en colar al susodicho Ho Chi Minh en la caja registradora. Así, a los turistas que acuden a jugar al golf en Vietnam, el avispado Le Van Kiem les ofrece circuito para ir de hoyo en hoyo: The Ho Chi Minh Golf Trail [5]. ¡Eso es «memoria histórica», nene!

Y allá va ese Granma con que si se vendieron tantos poemas del Tío Ho…

¿Acaso no es evidente que a los lectores de ese periódico les interesaría mucho más conocer los éxitos de alguien que se hizo multimillonario bajo un régimen totalitarito que entretenerse con las hazañas editoriales de comunista pasado a retiro en el Valle de los Muertos?

Conocer los éxitos y sobre todo, ¡sobre todo!, emular la astucia…