El infiltrado Carlos Serpa despierta mi mayor interés

- 27/02/11
Categoría: Oposición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


No desdeñen esa pieza de vídeo hecha pública anoche en la televisión cubana. «Los peones del Imperio» se titula y en ella se produce el outing de un agente de la DSE infiltrado en las filas de la oposición.

En dos partes, puede verse aquí y aquí.

Mal harían en desdeñarla, digo; en pasarla por alto. Yo no lo he hecho, aviso.

Bien al contrario, la he visto con mayúsculo interés. Y con el mayor interés he seguido cada una de las palabras de ese Carlos Serpa, con el mayor interés he atendido a sus gestos, las inflexiones de su voz. Mayor si cabe interés he puesto en escrutar su cara, los movimientos de sus labios, cada ademán. Hace rato no ponía, créanme, tanto interés en observar a un tipo. Atendí interesadísimo a la exposición de sus, digamos, «convicciones»; muy especial interés me despertaron sus palabras dirigidas a las Damas de Blanco. Enorme fue el interés que concedí a la manera en que se refiere al exilio, a nosotros. Descomunal el interés que puse en esa escena final cuando habla de «Fidel».

¿Que por qué?

Pues porque toda relación con los empleados de la maquinaria represiva de los hermanos Castro requiere mimemos con el mayor interés el tamaño del desprecio que nos despierta esa gente. Que dediquemos el mayor interés a alimentar el asco que sentimos por esos hijos de puta. Y muy especialmente, cuando se trata, como en el caso de este pobre Serpa, de un mero chivato. Un chivato que burla a mujeres que sufren el presidio de sus esposos o hijos. (¡Y es a nosotros a quienes llaman gusanos, oigan!)

No desdeñen ese «videíto», decía, porque se estarían perdiendo la materia con que engordamos animalito que también debe vivir con nosotros. Bautícenlo como quieran. Odio no es un mal nombre.

© www.eltonodelavoz.com

La alfabetizadora Lucy y el irreductible Desi Arnaz

- 26/02/11
Categoría: Cine | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Sonrían, que es fin de semana. Aquí les dejo esta desopilante escena de I love Lucy a la que me condujo esta tarde una página de The Havana Habit, último y magnífico libro de Gustavo Pérez Firmat al que volveré aquí en unos días.

Lucy intenta «alfabetizar» a Desi, siempre apegado a su acento cubano, y… ya decidirán ustedes quién gana.

Imagen de previsualización de YouTube
© www.eltonodelavoz.com

Tribulaciones e intereses de Bruno ante la revolución en Libia

- 25/02/11
Categoría: Al teléfono | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—Oye, Ferrer, ¿y qué tal está llevando Bruno lo de las revoluciones en el mundo islámico?

—Se pasa el día tumbado en el sofá frente al televisor atento a la señal de Al Jazeera…

—¿No me vas a decir que Bruno entiende el árabe?

—No, chico… Al Jazeera en inglés.

—Ah…

—Ladra cada vez que sale Gadafi y gruñe con todos los Allahu Akbar… Desde que supo que los perros son animales impuros a los ojos de los islamistas se me ha vuelto poco favorable al Corán…

—¿Y qué dice?

—Hablar, no habla mucho. Ahí lo veo más en la cuerda de Obama. Pero hoy rió a belfo batiente cuando supo de la triquiñuela de los brokers en Nueva York dando a Gadafi por muerto para arañarle par de dólares al precio del Brent… Y cuando se enteró de que Castro I defiende al déspota libio se apeó del sofá y vino corriendo hasta mi mesa a pedirme que lo bajara a cagar… Pero afectado está, ¡vaya si lo está! Hoy se le pegó a una señora a la pantorrilla y no la preñó porque Alá es grande y la víctima se resistió… Es que las revoluciones vistas desde lejos producen desarreglos hormonales, ya sabes…

—¿Pero está comiendo bien?

—Eso sí, aunque preocupado por la repercusión que todo esto pueda tener en Italia —oleadas de refugiados y todo eso—, porque de allá viene el pienso que come y lo dota de ese seductor brillo de ojos. Hecho a base de cordero, por cierto.

—¡Pobre perro! No sabe cómo tomarse todo esto y lo que hace es mirar por sus intereses.

—Sí… Es uno de tantos casos en que da igual convivir con un frenchie que con uno de esos pelados perros chinos.

© www.eltonodelavoz.com

Lecturas compartidas (II): Antonio José Ponte y Rafael Soriano

- 24/02/11
Categoría: Lecturas compartidas, Libros, Literatura | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Antonio José Ponte
Villa Marista en plata. Arte, política, nuevas tecnologías
Editorial Colibrí, Madrid, 2010, 244 pp.

¿Cómo se trazan los caminos por los que la represión política sobre la cultura deviene narrativa? ¿Cuáles son las señas que deja la relación entre artistas y poder político en el paisaje de su permanente estado de negociación? ¿Cuáles los mimbres de que se teje la urdimbre de la protesta del exclusivo gremio de los artistas? ¿De qué materia están hechos los dedos que desatan los nudos y alivian, masaje mediante, las tensiones? Por fin, ¿qué traen las nuevas tecnologías al discurso de la contestación al régimen de La Habana? ¿Cómo se articulan los blogs escritos desde Cuba con la dinámica extenuante de un régimen que reinventa a marchas forzadas su flagrante caducidad? Y más… Antonio José Ponte ha leído los últimos seis años «cubanos» para fijar el tableau vivant sobre el que se dibujan esas preguntas. Se sirve de Carlos Garaicoa y la «guerrita de los e-mails»; de Monte Rouge y de las trazas dejadas en la Internet por disímiles actores; de archivos de papel y de archivos hechos bit a bit … Villa Marista en plata es mapa y es crónica, hoja de ruta ya transitada y apunte sobre lo que vendrá. Un libro imprescindible para atisbar orden en la maraña de lo incipiente.

Villa Marista en plata. Arte, política, nuevas tecnologías, de Antonio José Ponte, se puede comprar en Amazon, en el site de la editorial Colibrí y en librerías de España y EE.UU.

Rafael Soriano. Others Worlds Within. A Sixty Years Retrospective
Catálogo de la exposición (29/01 – 27/03/2011)
Curador: Jesús Rosado
The Lowe Art Museum, University of Miami, 2011, 110 pp.

La extraordinaria retrospectiva de Rafael Soriano que Jesús Rosado ha preparado para The Lowe Art Museum, actualmente en exposición, es una de las noticias del año para la pintura cubana —y mira que el año apenas despunta. La merecía de sobras Soriano, quien vive en Miami desde 1962, y no ha gozado del reconocimiento —a veces, política mediante, ni del conocimiento siquiera— de buena parte de los críticos y amantes de la pintura latinoamericana. Dos de los textos del catálogo están disponibles online: «Rafael Soriano: pintor de pintores», de Alejandro Anreus, y «Rafael Soriano, los otros mundos dentro de sí», de Rosado. Acá en Barcelona no me queda más que contentarme con este espléndido catálogo. Quien esté cerca no deje de plantarse ante este Soriano multiplicado.

Rafael Soriano. Others Worlds Within. A Sixty Years Retrospective (el catálogo) se puede comprar en el site del The Lowe Art Museum, University of Miami.

© www.eltonodelavoz.com

De cómo Orlando Zapata Tamayo venció a los gansos de La Habana

- 23/02/11
Categoría: e-cuba, Oposición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


En el campo de exterminio de Sobibor los alemanes implementaron un peculiar sistema para esconder sus crímenes. Los campesinos de las aldeas vecinas solían trabajar muy cerca de las alambradas y había que silenciar a los condenados que eran conducidos a las cámaras de gas cuando lloraban e imploraban clemencia, conscientes de repente de la suerte que les esperaba. Evitar que se supiera lo que ocurría dentro del perímetro cercado.

El método, como es sabido, consistió en la cría de unos trescientos gansos en improvisada granja estratégicamente ubicada junto a la cámara de gas. Cada vez que los condenados avanzaban hacia la muerte, unos chiquillos —también prisioneros— asustaban a los gansos y estos armaban crispado revuelo que silenciaba a golpe de graznidos los lloros de las víctimas.

Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte de Orlando Zapata Tamayo, una muerte en prisión que quiso ser silenciada y minimizada mancillando su nombre. A ello se aplicaron con celo los gansos de La Habana. ¡Cómo graznaron, madre mía! Los Manuel Lagarde, los Enrique Ubieta, los Miguel Barnet, los Edmundo García… ¡Cómo se esforzaron en silenciar la muerte de Orlando Zapata todos esos gansos! ¡Cuánto buscaron ensuciar el nombre de quien se dejó la vida en una prisión de los hermanos Castro, indoblegable porque tozudo, tozudo porque indoblegable!

Un año después, Lagarde, Ubieta, Barnet, García continúan graznando para silenciar las voces de las víctimas. Graznidos los de esos gansos que reciben desprecio unánime. Nombres, los suyos, que seguramente —y con la excepción de Barnet— apenas un puñado de lectores de este blog conoce.

Y mientras, Orlando Zapata Tamayo crece como una de las víctimas del régimen penitenciario castrista a la vez que su martirio ayudó a aliviar la suerte de muchos otros. Porque ya no hay graznido de asalariado ganso de una tiranía que consiga acallar el testimonio de quienes la padecen, incluso hasta la muerte.

¡En paz descanse Orlando Zapata Tamayo!

© www.eltonodelavoz.com

Ese hijo de puta de Muammar al-Gaddafi… y los clásicos

- 22/02/11
Categoría: Democracia, Memoria | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Ese hijo de puta de Muammar al-Gaddafi padeciendo al fin el revoloteo de mariposas en el estómago. El miedo que le tuvieron, y tantos le tienen, metido de pronto en su propia jaima y evacuado en la letrina adjunta. Megalómano repugnante, sátrapa con ínfulas de Mesías, autor de aquel ridículo Libro verde —da gusto, y es un decir, repasarlo esta noche—, caricatura de sí mismo y de todo un mundo «no alineado», tercerviísta…

Inenarrable el placer de saberlo contestado por los hijos de la Jamahiriya, como inenarrable el asco que producía verlo jaleado por Occidente, dándole tratamiento de hijo pródigo a quien solo se ha prodigado con la muerte y la prédica terrorista, antidemocrádica e islámica. También en la compra de adhesiones, habilidad que Gaddafi cultivó con mimo y éxito sostenidos.

Acabe como acabe la rebelión en Libia, acabará con sangre, ¡ya corre!, y ojalá que no ahogada en ella. Voto por ver ceacesquizado a ese monigote.

Como llamo a recordar que no todos se rindieron al fármaco del appeasement con Gaddafi, no. Ay, ¡es siempre tan reconfortante recordar a los clásicos!

Imagen de previsualización de YouTube

De contra:

Es noticia en desarrollo. Sígase Al-Jazeera (English) para updates… Y en Twitter, claro, que es la hoja sobre la que primero se inscribe lo que pasa…

© www.eltonodelavoz.com