Soñando con estampar un cake en la cara del déspota

- 22/04/11
Categoría: Cine, Poscomunismo | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


El domingo pasado dediqué unas cinco horas a ver Quemados por el sol, película rotundamente espléndida, y su secuela, Quemados por el sol 2, de Nikita Mijalkov. Se trata, aun cuando la segunda parte sea en muchos sentidos decepcionante, de uno de los proyectos cinematográficos más deslumbrantes sobre el totalitarismo soviético en los años de Stalin.

No las vi por gusto, que bien valía la pena. Lo hice porque la tercera y última parte del proyecto de Mijalkov será estrenada en Rusia el 5 de mayo y confío verla en los próximos días, que la piratería allá es más boyante que en los mares de Somalia.

Nikita Mijalkov es actor y director de mucho talento y también es un tipo con un posicionamiento poscomunista muy peculiar. Hace tres años le dediqué aquí un «De contra» a su aprovechamiento pecuniario del restauracionismo de Putin. En Besogon, su también peculiar y polémico videoblog, anuncia que con La ciudadela, el venidero estreno, cerrará de manera inapelable su retrato del horror stalinista. Me froto las manos.

A quien conozca las películas le recomiendo verlas como yo lo hice: una tras otra en larga noche. A quien no, se las recomiendo doblemente y ya puede irme dando las gracias. Que de nada. (En Netflix, aquí.)

Para abrir boca o repaladearla les marco aquí la escena del regalo que hace Kotov, el protagonista, a Stalin. Se trata del regalo al déspota que hace en sueños un prisionero en el Gulag. Está en 0:01:40 – 0:06:19 del video que sigue.

¡Gocen!

Imagen de previsualización de YouTube

De contra:

Como algún lector recordará, Quemados por el sol se alzó con el Oscar a la mejor película extranjera en 1995, dejando con las ganas a Fresa y chocolate, aquella producción del ICAIC. El amigo García Borrero relata muy bien esa historia.

© www.eltonodelavoz.com

De imágenes poscomunistas en movimiento (y el gol de Cristiano Ronaldo)…

- 21/04/11
Categoría: Cambios en Cuba, Deportes, Poscomunismo | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


The Big Picture recoge hoy una serie de fotografías cubanas. No es una buena selección, que ya se sabe que desde que Alan Taylor se piró a The Atlantic los del Boston Globe andan renqueantes.

No obstante, hay una que me seduce por ser/parecer una deliciosa foto postcomunista. Pronto volveré sobre la curiosa circunstancia de que toda imagen de la Cuba raulista tiene decidido aire postcomunista. El cómo la imagen se adelanta a la historia y deviene imagen que fija el movimiento antes de que se produzca el movimiento mismo. Ante la cámara, aquí, un veterano de la mayor escaramuza librada en la Guerra Civil cubana, Playa Girón aka Bay of Pigs:

Y esta otra, donde se ve a votantes de los “lineamientos” en una de las tropecientas reuniones de las que tanto se ufana Castro II. Atiendan a esas caras. Digo yo que contentos, lo que se dice contentos, no estaban esos refrendadores de los “cambios en Cuba”.

De contra:

Con todo, para imágenes en movimiento, esta de hace un rato.

También en el fútbol la historia se hace a golpes que nadie puede prever hasta que lo testimonia el susto de las redes cimbreando.

Imagen de previsualización de YouTube

(Advertencia: como los videos del gol de Cristiano Ronaldo en el partido entre el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona de esta noche irán siendo eliminados de Youtube por aquello de los derechos de reproducción, si este no corre cuando se acceda a ETDLV, váyase a Youtube, pídase por “Cristiano” y por los últimos subidos. Allí estará.)

© www.eltonodelavoz.com

(VI Congreso del PCC): El número que calza Nemesia

- 20/04/11
Categoría: Cambios en Cuba, Castro & Family | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Magnífica la clausura del Congreso. Impactante la aparición allí de Castro I, líder tan ilustrado y elegante, que ni siquiera abrió la boca; tan generoso que se deshizo en aplausos hacia el tipo que lo sucede en el cargo, su hermano.

Profundos esos momentos críticos de los discursos de Raúl Castro. Excelente y minuciosamente estudiado su ejército de adverbios: el poco a poco, el todavía no podemos…

Y, ah, grande la idea de exponer a Nemesia. Subirla al estrado, sentarla un ratico en la silla del nuevo Primer Secretario. Nemesia con sus zapaticos blancos y su pasado de hija de carbonero y víctima de los malos cubanos… ¡Snif! ¡Snif!

Cincuenta y dos años de dictadura, represión y exilio para que Nemesia tuviera zapatos. ¡Claro que han valido la pena entonces!, nos vienen a decir.

Y ahora que «Fidel» se ha marchado para siempre y es un viejo de mierda con sus camisitas a cuadros, sus trajes deportivos y par de ñángaras-muletas a cada costado, hay que recordarle a eso que llaman pueblo que alguien tiene que ocuparse de que un «cambio de modelo» no deje descalza a Nemesia. ¡Nemesia forever, nene!

De tal argumento, dirían en Hialeah lo que también da nombre allí a establecimiento que sirve para calzar a Nemesia: Ño, ¡qué barato!

© www.eltonodelavoz.com

(VI Congreso del PCC): ¿Por qué llamarle «lineamiento» cuando debe ser «linimento»?

- 19/04/11
Categoría: Cambios en Cuba, Castro & Family | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Las voces de esos delegados comunistas… ¡Hasta Castro I se reconoce incapaz de entenderlos cuando hablan! Un Castro I a quien, por lo visto, los técnicos de la Seguridad del Estado transmiten en exclusiva las voces que allí balbucean en lo que será, cabe pensar, uno de los últimos momentos de su ubicuidad como dictador.

Mañana (hoy) martes las conclusiones y la exposición —decir «elección» sería concederles demasiado— de la nueva jerarquía, el Buró Político, que saldrá de la composición del Comité Central que fue votada esta tarde.

Por lo pronto, escuchando o leyendo hoy las intervenciones de los delegados he de admitir mi coincidencia con Castro I. Hay un problema de expresión que añadido al de la nula idea que tienen del funcionamiento de la política y la economía más allá de su maltrecha finca, dificulta mucho que avancen en el intercambio de ideas. ¿Cómo puede imaginar el futuro de un país Congreso que dedica horas a discutir qué hacer con los electrodomésticos rotos, por tu madre? O en el que proponen en tono engolado “diversificar las exportaciones” o “potenciar la gastronomía local”.

Se me ocurre que esos delegados, cuyas discusiones, por cierto, modificarán en nada el futuro ya trazado por la jerarquía actual, llegaron mal encaminados al Congreso. Así, repiten constantemente la voz «lineamiento», pues se les dijo que a discutir Lineamientos iban, cuando es evidente que que lo que les mandan a aprobar es un bien diseñado «linimento». Es decir, un ungüento ligeramente licuado para su mejor administración. Deberían aclararles ese asunto y ahí va y se hubieran ahorrado horas de penosa dicción buscándole el sexo a los ángeles.

Este viejo anuncio del más que célebre Linimento de Sloan en cada carpeta habría sido de enorme utilidad, por ejemplo.

Léaselo: un linimento necesario en cada casa para enfrentar accidentes inesperados y remedio contra (casi) todos los males. Por si eso fuera poco, evita sufrimientos y malas consecuencias.

Y, encima, como aclaran al pie: no requiere fricciones porque penetra por sí solo.

Linimento, pues, y menos alarde de «lineamientos» trazados con cartabones y compases de Congreso «comunista».

© www.eltonodelavoz.com

(VI Congreso del PCC): recordando a los clásicos

- 17/04/11
Categoría: Castro & Family | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


He estado revisando esta mañana el Informe central de Raúl Castro al VI Congreso del PCC y los escasos materiales sobre las cinco comisiones que comenzaron a sesionar hoy.

El estilo retórico de Raúl Castro se va afianzando. Es el del autócrata campechano. Un tipo torpón, de dicción trabajosa, con argumentación de guajiro ilustrado y permanente ademán resolutivo, capaz de reconocer errores propios y descargar los mayores sobre subordinados pusilánimes. Todo ello armado sobre la permanente recurrencia a la autoridad del «Gran Líder», su hermano. Me caben pocas dudas de que se trata de un estilo que sirve a la Cuba castrista como un guante a una mano.

La anunciada limitación del ejercicio de cargos “fundamentales” en la función pública a dos ejercicios consecutivos quinquenales me ha hecho sonreír, como a media Cuba. Y me arrancó carcajada cuando su nieto Raúl Domínguez Castro coló su jeta con la marca «Castro» -de repente y sin que viniera a cuento- en el retrato del discurso (véaselo en 05:55-05:58).

Recordé a Charles Chaplin en la deliciosa Kid Auto Races at Venice. Y recordé claro que la familia Castro lleva más de medio siglo rigiendo los destinos de Cuba, sin haber dado la mínima muestra de tener sentido del humor.

¿Cambios en Cuba? Unos cuantos, sí. Y también que ahora nos hacen reír recordando a los clásicos.

© www.eltonodelavoz.com

Absorto en la contemplación del personal…

- 15/04/11
Categoría: Al teléfono, Exilio | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—Jorge, no te he visto decir ni una palabra de los presos cubanos que rechazaron el alojamiento en España

—Uno, en realidad: Mario Alberto Pérez Aguilera, el cuñado de Antúnez. Un preso y diez familiares…

—¿Qué tiene esa gente en la cabeza, Jorge? Groseros con quienes los acogen, malagradecidos, cerrados de mente… ¿De dónde salen?

—…

—¿Es que no se dan cuenta de la imagen que dan de los presos cubanos a la sociedad española? ¡Con lo que cuesta sensibilizar a la opinión pública aquí!

—…

—De ampanga, socio.

—…

—Oye, Jorge, pero ¿de verdad no vas a decir ni una palabra de esto?

—Yo es que, cuarenta y ocho horas después, todavía estoy absorto en la contemplación del personal expatriado…

(Click en la imagen para agrandar. Se trata de (parte de) los familiares que acompañan al expreso político Mario Alberto Pérez Aguilera en su exilio en España.)

La fotografía es cortesía de Pepe Zamora/EFE

© www.eltonodelavoz.com