- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Puta Barcelona

[1]

Esta noche le robaron al “paqui” de abajo de casa -en realidad, es un joven que vino a Barcelona desde Bangladesh. Lo supe cuando acababa de suceder y yo entraba a comprar unas cervezas en el descanso del partido entre el Real Madrid y el Bayern. Me crucé con los ladrones, iban riendo, sin saber que lo eran.

Entraron cuatro personas a la tienda simulando ser clientes distintos, lo distrajeron, uno preguntaba que si esto cuánto vale, el otro que si tenía de aquello, etc., y se llevaron los 224 euros que tenía en la caja.

Vi llegar a ese muchacho al barrio, montar su negocio; lo escucho a diario quejarse de lo mal que le va todo, lo difícil que lo tiene a sus veintiocho años para encontrar mujer en su pueblo y traerla. Porque el dinero, en estos dos años, no le ha dado para volver a su país. Abre cada mañana a las diez y cierra a las once de la noche. De lunes a domingo. ¡De lunes a domingo, nenes! No lo veo sonreír hace meses. ¡Y mira que sonreía hace un año o dos!

“It doesn’t make sense, Jorgy”, me dijo, lloroso y con la caja vacía, robada.

Me pregunté qué habría podido hacer yo si me hubiera encontrado en su tienda cinco minutos antes, mientras le robaban.

Y sí, oigan, creo que es hora de hacerme con una pistola. A la plomiza Barcelona le está haciendo falta que también nosotros le demos plomo.

Esta ciudad sobrevalorada, esta ciudad patética, esta ciudad de plástico que tanto gusta a los forasteros, está pidiendo a gritos que la llenemos de agujeros.