- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Exilios (algo) paralelos

Tras largos años de exilio en el Londres de mediados del s. XIX, el demócrata ruso Alexander Herzen describía así su relación con los nuevos activistas políticos que llegaban al destierro:

“Con todo, sentía que la llegada de todas esas personas no ensanchaba nuestro horizonte. Bien al contrario, lo estrechaba. El diámetro de las conversaciones se redujo y en muchas ocasiones no teníamos nada que decirnos unos a otros. Nada los ocupaba más que la actividad de los círculos a los que pertenecían; de hecho, eso era lo único que despertaba su interés. Muy pronto nos habían dicho todo lo que podía interesarnos de ellos y a partir de entonces solo les quedaba repetirse una y otra vez. Y eso hicieron. La ciencia o la actualidad política los traían sin cuidado; leían poco y apenas hojeaban las páginas de los diarios. Entregados a sus recuerdos y reos de sus aspiraciones, no encontraban placer en la frecuentación de otras materias; nosotros, entretanto, necesitábamos aire fresco que respirar en aquella atmósfera viciada. Habituados a mover ideas de distinta envergadura, nos ahogábamos sin remedio.”

Traducción de Jorge Ferrer