España: Una marca devaluada

- 28/06/12
Categoría: En El Nuevo Herald, Letra impresa
Imprimir Imprimir


El precio de una marca devaluada
Jorge Ferrer

Regreso a Barcelona después de pasar una semana entre el sur de la Florida y Nueva York. Llevo más de diez años viajando a Estados Unidos y encontrando siempre aquí un moderado pero sostenido entusiasmo por España. Decías venir de Barcelona y todo eran elogios y alabanzas. Que acababas de pasar unos días en Madrid y te repasaban todos los museos en lista que abría El Prado y cerraba el “Museo del Jamón”. España fue una fiesta de una década, mientras sus empresas se expandían por medio mundo, significativamente por Latinoamérica, y las páginas del Financial Times coreaban su “milagro”. Fue una novia de piernas largas en fiesta que duró más de la cuenta. Hasta que se sacaron las cuentas, precisamente.

El descalabro económico que ha padecido el país en los últimos años, el estrépito con que se derrumba una economía que presenta cifras de desempleo enormes y exige ser rescatada por los mecanismos financieros de la Unión Europea están hoy a la vista y en boca de todos. Pero hay otro fenómeno, masivo, que ha de preocupar a mediano y largo plazos. El respeto que inspiraban antes la economía española o la creatividad de sus emprendedores han cedido el paso a comentarios que se mueven entre el desdén y la conmiseración, la desconfianza y la velada acusación de que estábamos engañando a todos. De que lo de España fue un timo de grandes proporciones.

La situación adquiere a ratos visos cómicos: la misma persona que hace unos años me dijo en Nueva York que el festival de música electrónica Sónar era un foro de música electrónica sin igual, me dice ahora que no es de extrañar que se hundiera la economía española cuando en ocasión de asistir a “un festival de música en Barcelona” no vio más que masas de jóvenes “drogándose” y de juerga hasta el amanecer. O una amiga de Miami que hace un par de años me contó enfervorecida el viaje que había hecho desde Andalucía hasta Barcelona en “esos maravillosos trenes de alta velocidad”, cayó ahora en la cuenta de que la ocupación de los trenes era baja y me preguntó cómo diablos habíamos costeado infraestructuras tan sofisticadas. Con todo, la mayor sorpresa me la deparó una conversación con dos amigos de los Cayos de la Florida, fieles amantes de la gastronomía catalana y siempre ávidos de intercambiar sobre las últimas novedades en esa materia, que recordaron de repente una terrible indigestión producida por ciertos mariscos ingeridos en un célebre restaurante de la calle Gran de Gràcia.

Ya se sabe que a perro flaco, todo son pulgas, sí.

La cosa no pasaría de una mera colección de anécdotas si no fuera porque apunta al dramático hundimiento de la llamada “Marca España”, la niña de los ojos de todos los gobiernos recientes de España cuya promoción consiguió posicionar al país en un sitio de privilegio entre las naciones punteras del mundo, como imán de inversiones, destino turístico, paradigma del bienestar y foco cultural y de ocio –gastronomía y deportes incluidos.

La sensación ahora, “pillada” España in fraganti, es la de un país de vendedores de crecepelo, la de unos embaucadores que engañaron a medio mundo con un milagro que no pasaba de ser una puesta en escena donde todos los vecinos de Fuenteovejuna estaban, en verdad, del lado del Comendador.

A España le esperan años duros, los vive ya, y un reajuste de su modelo económico y social que transcurrirá a la par que en buena parte del resto de Europa. Pero el mayúsculo daño hecho al prestigio del país en tanto “marca” de éxito podrá tardar muchísimos más en ser reparado. Hacerlo costará horrores, tantos como los que ya estamos viendo.


La columna “El precio de una marca devaluada” aparece en la edición de hoy del diario El Nuevo Herald.

© www.eltonodelavoz.com

La moringa ya revoluciona la comida cubana

- 27/06/12
Categoría: Castro & Family
Imprimir Imprimir


Pueblo de poca fe, la Cuba exiliada se ríe de la moringa recientemente ensalzada por Castro I como panacea del desastre alimentario que los cubanos de la isla llaman con el críptico y poético apelativo de “la brisa”.

Para quien no esté al tanto, si alguien no lo está, Fidel Castro vindicó hace pocos días la Moringa Oleifera, árbol de la India que buscaba Colón, como inagotable fuente de alimentos que convertirá a la isla de Cuba en un inmenso Sedano’s.

El célebre chef Bruno Rodríguez, de Chez Pogolotti, sin embargo, se ha pegado a los fogones a toda prisa para hacer de la moringa virtud.

Y ya adelanta, en exclusiva, algunas de sus recetas:

-Dados de moringa en cubilete de güira acompañados de pantagruélica guayaba

-Tortilla desconstruida de huevos de moringa también desconstruidos con guarnición de granos de café caturra hervidos en olla arrocera. Se sirve con ponche de guarapo de la Cosecha de 1970

-Claria rellena de brotes de moringa con aroma de carne, huevo y leche servida en sopa de letras de (ron) Matusalén

-Goulasch de moringa sobre lecho de boniato aromatizado con salsa Quibú

-Festival de moringa y pangola servido en copa Lolita con toque de berro, evocación de tofu e inundación de pulpa de chayote

-Sashimi de tacos de moringa a la manera de María la Gorda

-Moringa en su salsa, seca

© www.eltonodelavoz.com

Otra mujer cubana (cantando un bolero)

- 26/06/12
Categoría: e-cuba
Imprimir Imprimir


He conocido a muchas mujeres y escuchado cantar a unas cuantas. Oigan, ¡pero hay pocas experiencias tan electrizantes como estar ante una cubana que canta un bolero!

Como lo hace esta mujer, por ejemplo, que acaba de encaramarse a Youtube como una diosa y cuya identidad desconozco.

Los placeres, ay, los placeres. Las cubanas saben regalarlos a carretadas. Hablar les basta. ¡Y cuando cantan!

Imagen de previsualización de YouTube

via Alberto Sarraín @ Facebook

© www.eltonodelavoz.com

(Back to the future): Cuba vista por un turista norteamericano

- 24/06/12
Categoría: Actualidad, e-cuba
Imprimir Imprimir


Ya saben los lectores habituales de ETDLV que suelo echar un vistazo de vez en cuando a los videos que suben a Youtube con la etiqueta “Cuba”. Me sirven para asomarme a Cuba desde los ojos de quienes la visitan. Hay muchas perlas en esas conchas. La mayoría me las guardo, porque esto no es una ventana abierta a cualquier cosa. Pero en ocasiones lo que veo me parece digno de más ojos que los míos.

Así con lo que me regaló esta noche “el tubo”: un turista norteamericano que se paseó hace unas pocas semanas por la Cuba que ofrecen las agencias de viajes que han conseguido licencias del Departamento del Tesoro para llevarlos allá mientras se aguarda por el turístico Big Bang. Por la apoteosis que viene.

Lo llevó Tauck, en cuyo website se anuncian así los viajes al paisaje que rigen los hermanos Castro y habita gente que tiene muchas ganas de ganarse la vida:

Cuba: Connecting with People and Culture
2012 Prices From $3,990 for 8 Days – Tauck World Discovery

New for 2012! For decades, few U.S. citizens have been able to experience Cuba travel. But now, the U.S. Treasury Department’s Office of Foreign Assets Control has granted Tauck a license to provide People-to-People educational exchange travel to Cuba through 2012. Meet face-to-face with local residents from different professions, share thoughts, gain knowledge, and connect with Cuba’s cultural heritage through Cuba: Connecting with People and Culture. Around key themes of Cuban culture and the arts, education, entrepreneurism, agriculture and the spiritual side of Cuba, guests interact directly with the people of Cuba. Meet Cuban students and teachers… learn about Ernest Hemingway’s Cuba … discuss art and private enterprise at the studios of community artists… visit with farmers to talk about agrarian reform and organic farming… meet with and listen to local Cuban musicians… interact with members of charitable organizations about their work… learn about Afro-Cuban religious traditions… have dinner at a paladar (a small, privately operated Cuban restaurant)… and connect with Cuba and Cubans on Tauck’s cultural exchange.

Nice, ¿no?

Sigue el pormenorizado e ilustrativo recuento de viaje de un turista norteamericano por esa isla. Dispénsenme de comentarlo en detalle. Que si el teléfono de Batista, que si el policlínico, que si los vintage cars, que si Hemingway y Fidel, que si las paladares. Ustedes lo harán con igual o mejor tino.

Imagen de previsualización de YouTube
© www.eltonodelavoz.com

Yagruma y el círculo virtuoso

- 20/06/12
Categoría: Arte, e-cuba
Imprimir Imprimir


Esta tarde se cerró un círculo virtuoso. Su línea comenzó a dibujarse cuando el emprendedor cubano Ubaldo Huerta me explicó los propósitos de la plataforma de crowdfunding o financiación colectiva Yagruma hace unos meses.

Unas horas más tarde tuve el gusto de estar entre los patrocinadores de uno de los proyectos de salida de Yagruma, El último acto, del joven artista cubano Harold Rensoli. No voy a explicarles aquí en detalle el funcionamiento de estas aventuras de colaboración económica entre muchos para ayudar a los artistas a sacar adelante proyectos: lo explican sobradamente bien en Yagruma.

En esencia, se trata de hacer una aportación económica que puede ser tan modesta como de 10 dólares o tan sustanciosa como lo entusiasme a uno el proyecto en cuestión y lo permita el bolsillo del donante. Si el artista recibe los fondos necesarios, realiza la obra y envía una copia a cada patrocinador que le haya manifestado ese deseo y cumpla determinados criterios.

Y bien, hoy se cerró el círculo. En mi buzón de correo postal me esperaba la copia de la obra del joven Harold Rensoli, cofinanciada por una veintena de personas entre las que orgullosamente me cuento. Pronto llegarán otras, porque el placer del crowdfunding resulta adictivo.

Los animo a darse una vuelta por Yagruma; los animo a participar de esta aventura extraordinaria que es la cofinanciación de arte cubano.

© www.eltonodelavoz.com

Fidel Castro y las virtudes de la morronga

- 18/06/12
Categoría: Castro & Family, Freaks
Imprimir Imprimir


Fidel Castro no será capaz de regalarnos en su sobrevida el gusto de verlo entre rejas o fusilado, o una cosa y la otra en feliz sucesión continua.

Pero, ay, la naturaleza nos regala, antes del anhelado “hecho biológico”, la gracia de verlo chochear a mansalva. De verlo convertido en oximorónico payaso hijo de puta.

Hoy nos regaló esta deliciosa “reflexión”:

La alimentación y el empleo sano

Están las condiciones creadas para que el país comience a producir masivamente Moringa Oleífera y Morera, que son además fuentes inagotables de carne, huevo y leche, fibras de Seda que se hilan artesanalmente y son capaces de suministrar trabajo a la sombra y bien remunerado, con independencia de edad o sexo.

¡Ay, mamá! Carne, huevo y leche promete el señor del hambre. Y fibras de seda, casalianamente. Seda que, oigan, ¿no producen los gusanos en la bendita Hialeah?

Fatigando la wikipedia ha descubierto este cabrón redentor arbolito de Asia que vendría a redimir a los cubanos de la miseria compartida en la que los sumió el castrismo por medio siglo y pico. Moringa o morronga. Mono vestido de seda. Fuentes inagotables. Carne, huevos, leche, balbucea en Punto Cero.

Divierte, ya sé. Entusiasma ver la decrepitud del déspota. Nos reímos. El jajaja de los perdedores que somos.

Porque este viejo mascatrancas acabará muriendo en su cama, rodeado de los suyos, mientras los cubanos nos perdemos por medio mundo o vivimos, viven, en esa pobre isla.

¡Pena me da el cubano que por pudor o cobardía se ahorre o esconda el deseo vivo de ver a Fidel Castro atravesado por una bala que no sepa ni a carne ni a huevos ni a leche! Una bala con sabor a pólvora que nos redima, cuanto pueda, de haber soportado ESTO y haberlo soportado TANTO.

Pero de esa bala sabremos tanto como de la carne, la leche y los huevos que promete el arbolito de Oriente descubierto por el dictador senil. En la India, donde crece, se venera a Kundalini, diosa que se enrosca para morderse la cola. Ese es nuestro sino, el de un majá sin patas ni ganas. Un jubo que no le gana a la jutía ni a abrazos.

© www.eltonodelavoz.com