- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Castro I: ¿otra rubia en el dormitorio?

The Atlantic vuelve hoy sobre Michael Dweck y su proyecto cubano [1]. Aquello de la farándula habanera que el fotógrafo norteamericano [2] vendió como una élite en la sombra. Y lo hizo con tanto éxito que hasta exposición en La Habana se agenció. Aquí me entretuve con eso entonces y daba ya el asunto por finiquitado. [3]

Pero, decía, The Atlantic [4] retoma hoy la historia y trae una curiosa especulación sobre el dormitorio donde agoniza Castro I en Punto Cero. Esta:

«Fidel is said to display, hanging over his bed, a portrait of a nude woman from one of Dweck’s previous projects».

¡Alto ahí!

Dejando de lado que «Fidel» y «hanging» forman linda parejita de vocablos y que la idea tiene mucho de inverosímil, ¿cómo es que Dalia habría permitido que otra rubia se encarame sobre el protocadáver a estas alturas/honduras?

Una de las de Dweck, que no son rubias desmejoradas, oigan. Son esta [5] o esta [6].

Sobre la cabecera de la cama de ese dormitorio que cabe imaginar un monumento a la estética de los Fifties, el renqueante y balbuceante dictador se tumbaría cada noche bajo una musculosa muchacha del norte que le velaría el sueño. («Fidel» y «tumbar» es otra feliz, aunque también desafortunadamente falaz, conjunción.)

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? [7] ¿Sueñan los dictadores seniles con rubias esculturales?

Ná, oigan, que en este circo nos crecen los enanos. No solo morirá en su cama el satisfecho octogenario. Encima, pa’ jodernos, lo hará con dos rubias metidas en el cuarto.

Share and Enjoy !

0Shares
0 [8] [9] [10] 0 [11] [12] [12]