- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

“Figúrese usted que yo me convirtiese en dictador…”

Me encuentro hoy este intercambio en una entrevista sacada del olvido. Entrevista a cubano, a político cubano.

—¿Y no teme usted que pudiera presentarse una coyuntura que le hiciera convertirse en un dictador?

—¡No, no; de ninguna manera! (…) Yo buscaría el hombre civil para entregarle las riendas del poder. Hay que mirar los problemas con perspectiva histórica y a su luz se ve claramente que las dictaduras no solucionan ningún problema; son como un compás de espera que agrava la situación. Figúrese usted que yo me convirtiese en dictador, que el pueblo cubano me aplaudiese, que yo lo hiciera tan bien que pudiese seguir siéndolo hasta mi muerte, ya muy anciano. ¿Y qué? Cuba habría vivido de espaldas a la realidad, a los vaivenes del mundo, que son los productores del progreso. Detrás de mí vendría forzosamente el caos. ¿Merece, por tanto, la pena?

¿Se animan a señalar al autor de la frase? ¿A jugar con este acertijo?

 

¿Qué político cubano regaló la respuesta anterior?

View Results [1]

Cargando ... Cargando ...

Mañana les enlazo a la entrevista completa y ahí se verá al dueño de esas palabras.