Lecciones de la Crisis de los Misiles aka Crisis de Octubre

- 23/10/12
Categoría: Excepcionalidad, Rusia
Imprimir Imprimir


No me he podido sustraer al cincuentenario de la Crisis de los Misiles y menos cuando tenía previsto viajar a Rusia en estas fechas. Por encargo del think tank de estudios políticos rusos PIR-Center, escribí esta nota que se publicó ayer en ruso en la web del centro. Antes de publicada ya había encontrado asiento por vía de citas en el artículo que Vladimir Orlov, director del PIR-Center, escribió para el número de la revista Ogoniok de esta semana, que trae un amplio dossier sobre el mencionado cincuentenario.

Copio abajo el texto original de mi nota.

Sobre el tema “Lecciones más importantes de la Crisis de los Misiles”
Por Jorge Ferrer

Andan lejos los tiempos en que en apenas trece días, dos grandes potencias podían ganar juntas y a beneficio de ambas una encarnizada partida en el tablero geopolítico. Entonces y en menos de dos semanas, se puso fin a la amenaza de cataclismo global. Y se hizo mediante el diálogo entre los dos principales actores y dejando de lado al belicoso advenedizo, la Cuba de Fidel Castro, que buscaba ventajas de un equilibrio geopolítico falible del que esperaba réditos espurios: la muerte o la gloria. (“Acabó consiguiendo un estado intermedio: la potenciación del mito de la excepcionalidad cubana.”)

Medio siglo después, ahora debatimos la pertinencia del trazado de líneas rojas a Irán, inclinados sobre el mapa de la proliferación. Lo hacemos en mundo distinto, porque la bipolaridad de antaño ha cedido el paso a una, si me permiten, «polaridad en emergencia» (que es algo más complejo que una mera multipolaridad).

De aquellos días de 1962 que también tuvieron su color rojo —el del icono pop que fue el teléfono que uniría desde entonces a los dos principales centros del poder nuclear—, conviene recordar hoy los réditos de una negociación llevada con las debidas prisas y sin complejos, que consiguió poner fuera de juego las amenazas exógenas. Hoy, un enfoque como aquel, desde la urgencia y la responsabilidad, permitiría aceitar un diálogo fluido entre naciones cuyos líderes y pueblos sean conscientes de que la ruptura de los equilibrios vigentes, por precarios que sean, por falibles que a veces nos parezcan divididos por la madera, las flores y los botellines de agua de las mesas de negociación, puede equivaler a una catástrofe que dé al traste con la humanidad.

¿Más lecciones de la Crisis de los Misiles? Unas pocas y todas considerables. La astucia de la transparencia, el diálogo crítico, la capacidad de ampliar con celeridad y arrojo dialéctico el marco de discusión en aras de una solución compartida son vías de excelencia en toda negociación. Más: la certeza de que ceder posiciones alcanzadas con pírricas tomas de cabezas de playa en la política doméstica es una ganancia para todos.

Cuba, la mecha que pudo haber hecho arder al mundo en 1962, ahora no es más que un parque temático del pasado. Evitemos actuar nosotros hoy como autómatas de un parque de atracciones donde nadie es capaz de contener los ires y venires de una noria sin dueño.

© www.eltonodelavoz.com

Out of office

- 19/10/12
Categoría: Viajes
Imprimir Imprimir


© www.eltonodelavoz.com

Eliminada la “tarjeta blanca”, pero Exilito no está contento

- 17/10/12
Categoría: Agua corriente, Cambios en Cuba
Imprimir Imprimir


El Granma trajo hoy la noticia de una reforma de la política migratoria del gobierno de la Cuba de los hermanos Castro. Anuncia se eliminan las “tarjetas blancas” y las “cartas de invitación”. Dos aberraciones que los cubanos hemos denunciado durante largos años. Lo hemos hecho todos los tipos de cubanos que conozco, que son unos catorce, por no decir «tócate»: los que residen en la isla y les encanta, encantaría, venir a visitarnos de vez en cuando; los que residen fuera de Cuba y reciben a familiares y amigos una y otra vez; los que residen en Cuba y se escaparían a la primera que se les permita pisar suelo extranjero…

Todos, todos, hemos denunciado la existencia de la “tarjeta blanca” y la “carta de invitación”. Llevamos décadas haciéndolo. Y hoy se anunció que pronto no las habrá más. ¿Nos hemos felicitado por ello? Isla y dos tercios, sí. La little people (con perdón de Murakami) cubana en las redes sociales, la legión blogopática y algún vecino, no. Dicen que es una trampa, que nada, que fraude, que viva cuba libre, que el grito de Yara o el ídem en el cine de marras si se va la luz…

Basan su acto de repudio en la letra pequeña. Sostienen, airados, que no recibirán pasaportes los disidentes (es decir, cuatro gatos y algún ratón; Darsi Ferrer, man, ¿qué tal en Miami?), profesionales sin especificar —deportistas, ¡pero si se quedan cuando salen y los demás entrenan en medio mundo!, los generales y los doctores…—, pero desoyen la evidencia de que millones de cubanos ya no tendrán que pasar por el trámite ominoso y costoso una y otra vez.

Hemos exigido eso durante años. Y dice el activista de Facebook o Blogspot que no, que eso es mentira, que es nada, que viva cuba libre, que les va a retorcer el moño a los Castro. ¿Ahora, papi? ¿Ahora, mami?

No es la primera vez que nos encontramos con estos golpes de pecho. Cuando en marzo de 2008 se anunció la libre contratación de líneas de teléfono celular por cualquier ciudadano cubano, los comecandelas de por internetlandia aseguraron que eso era para los diez mil chivatos. Hoy hay 1.2 millones de líneas de teléfonos celulares en Cuba a fechas de hace semestre. Cuando se abolió el ominoso apartheid que impedía que los ciudadanos cubanos entraran a los hoteles o se alojaran en ellos, ¿se acuerdan?, Exilito* chilló que los hoteles eran muy caros, que ningún miserable borrego cubano entraría en ellos. Hoy es sabido que los cubanos son parte importante de la clientela de los hoteles de Varadero y otros balnearios. Otro tanto se vio cuando el gobierno de La Habana permitió los trabajos por cuenta propia. ¿Se acuerdan de aquello? Que si desmochador de palmas, que si forrador de botones —¡facebook fue una fiesta llena de risas! Exilito se dio gusto ridiculizando a los cubanos que viven en Cuba, esos de cuya libertad tanto se preocupa. Par de años después, ahí están las cifras de cuentrapropistas, sus restaurantes, etc…

A Exilito, que en verdad casi siempre es Emigradito que después se buscó nombre más sonoro, Raúl Castro le está pasando por la izquierda a velocidad escasa —el cabrón «poco a poco»—, pero en un ritmo sostenido.

A ver, nenes: sí, el régimen de La Habana es uno dictatorial, uno en el que se ha verificado sucesión dinástica. Un régimen de mierda que si existe es porque ninguno de ustedes, valientes comentaristas de la onlineidad se le opuso jamás, mientras pugilateaba “tarjeta blanca” y “carta de invitación”.

No obstante, negar que ese régimen está mutando, pretender ignorar que hay elementos de cambio que nos obligan a enfrentarlo desde perspectiva más creativa que la anclada en la idea cómoda, pero falaz, de que «todo sigue igual», no sirve más que a ese propio régimen.

Piensen, bobos, no sea que sean ellos, en La Habana, los que sigan pensando por ustedes. No sea que lo que piensan los cubanos que viven en Cuba se aleje tanto de lo que imaginan ustedes que al final sean ellos los extranjeros, mientras no pretendemos serlo nosotros.

*Exilito (manual de uso): A la manera de Pepito, Exilito es un personaje que encarna el arquetipo del cubano en su versión “activista político online”. Suele ser tenaz, de regular y hasta notable inteligencia para todo asunto que no se relacione con Cuba y, en ocasiones, carga con un pasado de pionero, joven comunista o funcionario del aparato cultural castrista. El diminutivo indica que Exilito es un emigrado de las últimas dos décadas y nada tiene que ver con el llamado “exilio histórico”. Exilito es bienintencionado, pero bruto y eso lo hace amable.

De contra:

Y esto solo para estómagos fuertes. Absténganse la gente fina, las señoras. Es analogía grosera. ¡No sigan leyendo, espíritus finos!

Cuando el régimen de La Habana permite el trabajo por cuenta propia, suprime el apartheid impuesto a los cubanos en las instalaciones hoteleras, permite la contratación de líneas telefónicas, el alquiler de locales para montar negocios propios, elimina trabas migratorias para millones de ciudadanos, etc., y continuamos diciendo que no ha cambiado nada, se me ocurre situación en la que novia ansiada durante cincuenta años —o cinco, que si no se cae la analogía—, novia casta que no te ha dejado tocarle un pelo, te dice de repente que sí, que ya le puedes tocar las tetas, que le puedes meter la puntica de un dedo y tú te apartas y protestas: «Yo es que hasta que no te pueda encular bien enculada no me creeré que ha cambiado algo».

Eso.

© www.eltonodelavoz.com

Fidel Castro: Game is over

- 12/10/12
Categoría: Agua corriente, Castro & Family, Uncategorized
Imprimir Imprimir


Leyenda.

© www.eltonodelavoz.com

Cubadebate se hace un lío con los hermanos Castro, siameses

- 08/10/12
Categoría: Agua corriente, Castro & Family
Imprimir Imprimir


Cubadebate, sitio web que es el brazo armado de tonterías del gobierno cubano se ha hecho esta noche un lío con la pareja de hermanos Castro. Son dos y aunque uno tenga barba y el otro no, que decía el chiste, parece que en ocasiones resulta difícil distinguirlos.

La confusión viene a cuento de la felicitación a Hugo Chávez por su victoria de anoche en las elecciones venezolanas.

Hace un rato mi cuenta de RSS traía esta entradilla:

Dice:

“En nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la Revolución Bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América. Te reitero nuestra solidaridad y apoyo inquebrantables”, señaló el Comandante.

Naturalmente, me dije que quién coño era Fidel Castro para hablar en nombre del “Gobierno de Cuba”, uno al que no pertenece desde hace años. Lo de hablar “en nombre del pueblo de Cuba” es más sencillo, porque eso lo hace cualquier idiota desde hace medio siglo y más. Intenté seguir el enlace, pero estaba roto.

Unos minutos más tarde fue corregido (o eso pensé) para conducir a este artículo en Cubadebate, donde, sí, se insistía en que Castro I felicitaba en nombre de gobierno y pueblo con un par de oraciones y fotografía donde se lo ve reinando.

El texto:

“En nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la Revolución Bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América. Te reitero nuestra solidaridad y apoyo inquebrantables”, señaló el Comandante.

No paró ahí la cosa. Cubadebate subió a portada instantes después esta otra entrada.

Ahí es Raúl Castro quien felicita en nombre de gobierno y pueblo, lo hace exactamente con las mismas palabras del mensaje de “Fidel” y lo rubrica.

El texto:

La Habana, 7 de octubre de 2012

Compañero Hugo Rafael Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

En nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la Revolución Bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América.

Te reitero nuestra solidaridad y apoyo inquebrantables.

Un fuerte abrazo,

Raúl Castro Ruz
Presidente de los Consejo
de Estado y de Ministros de la República de Cuba

Mismo mensaje, dos autores. Dos jefes de gobierno en paralelo.

Seamos condescendientes con los soldaditos de Cubadebate. Siempre es complicado manejarse con las dinastías. ¿Qué dijo uno, qué el otro? ¿Qué silla es Luis XV y qué silla es Luis XVI?

Pero hagámosnos pregunta más interesante: ¿de dónde sale un mensaje “en nombre del Gobierno… de Cuba”? ¿De Palacio o de Punto Cero? ¿No habíamos quedado en que Castro I solo se dedicaba al “estudio”?

UPDATE:

Una hora más tarde, Cubadebate ha eliminado ambas felicitaciones de los Castro. Trabajan para desenredar el entuerto con los Castro siameses. De nada, muchachos.

UPDATE:

¡Y ganó Raúl!

Después de una hora de consultas, Cubadebate mantiene el enlace al artículo sobre las felicitaciones desde la izquierda latinoamericana expurgando la mención a Fidel Castro y el texto que compartía con Raúl se le atribuye al hermano menor en exclusiva volviendo a ocupar la cabecera.

Por lo menos, curioso, ¿no?

© www.eltonodelavoz.com

¡Con Venezuela, con Capriles!

- 07/10/12
Categoría: Agua corriente
Imprimir Imprimir


He pasado un buen rato hoy con los venezolanos de Barcelona. El entusiasmo es enorme. La alegría inmensa. Según estimados, un 80% de los venezolanos aquí votó por Capriles Radonski.

No me resistí a pedirles una gorra y enseguida me envolvieron en una bandera. Gente linda que hoy acaricia la felicidad democrática.

Los colegios cierran en una hora. ¡Dale, Capriles! ¡Dale, Venezuela!

© www.eltonodelavoz.com