Bebo: más felices y más cubanos

- 23/03/13
Categoría: Agua corriente
Imprimir Imprimir


La noticia de la muerte de Bebo Valdés me asalta no más sentarme ante la pantalla en este gélido amanecer de Moscú.

Y enseguida play al Maestro. Y música a correr por sobre ese hielo que cubre el río ahí al fondo de Spotify.

Gracias, Bebo. Nos hiciste más felices y más cubanos y eso, ay, es privilegio que solo comparte contigo la cerveza Hatuey, y poco más.

© www.eltonodelavoz.com

En el Instituto Cervantes

- 20/03/13
Categoría: Viajes
Imprimir Imprimir


Mañana jueves estaré en el Instituto Cervantes de Moscú hablando de traducción literaria, Cuba y la URSS/Rusia en el último medio siglo, etc. Si andan por Moscú, allí nos vemos.

© www.eltonodelavoz.com

Out of office

- 19/03/13
Categoría: Viajes
Imprimir Imprimir


© www.eltonodelavoz.com

¿Isla de la libertad?

- 18/03/13
Categoría: Cambios en Cuba, Letra impresa
Imprimir Imprimir


Hoy aparece publicada una columna mía sobre Cuba en el portal del Centro de investigaciones políticas de Rusia (PIR-Tsentr). Las normas del centro me impiden reproducir la totalidad del texto, pero sí autorizan a insertar unos párrafos.

El texto completo se puede leer en ruso en el portal del centro.

¿”Isla de la Libertad”, por fin?
Por Jorge Ferrer (para PIR-Tsentr)

¿Está cambiando Cuba? ¿Cuánto muta esa que muchos en Rusia continúan llamando, desde la nostalgia, Ostrov Svobody (“Isla de la Libertad”)?

Hace unas semanas se consagró por fin lo que Raúl Castro había anunciado al tomar posesión de la presidencia de Cuba en su primer mandato. A saber, que se marchará del poder en 2018, porque no buscará un tercer mandato, ni recomienda hacerlo. La declaración fue hecha, eso sí, por un hombre de 81 años. Si la biología es clemente con él, los hermanos Castro habrán gobernado Cuba desde 1959 hasta bien entrado el siglo XXI. Una familia con mucha suerte en un país que con ellos no la ha tenido muy buena que digamos.

Raúl Castro gobierna Cuba de facto desde julio de 2006, cuando su hermano Fidel se vio obligado a retirarse. Desde entonces y sin pausa, pero tampoco con prisas, ha emprendido una serie de reformas del modelo económico cubano que se dicen “una reforma del socialismo”. Un modelo económico del que su hermano dijo, en entrevista con el periodista del semanario norteamericano The Atlantic Jeffrey Goldberg en septiembre de 2010 que ya no servía ni para Cuba.

(…)

Raúl Castro ha repetido más de una vez, en diversas variantes, que a él no lo eligieron para restaurar el capitalismo en Cuba, sino para reformar el socialismo. En consonancia con ello, no se han producido movimientos que apunten a la apertura de espacios de participación política para opciones que se opongan al castrismo, esa suerte de socialismo tropical. Es desde esa perspectiva que la élite que gobierna Cuba aborda los cambios: transformar a Cuba en una subdemocracia con algo menos de Estado en lo económico, pero mucha Seguridad del Estado en lo político.

(…)

Nada está escrito aún en lo que respecta a la evolución de la situación cubana en esta actualización de su modelo. Lo transitado a lo largo de estos seis años de gobierno de Raúl Castro y la puesta de una fecha de caducidad a su dominio sobre la isla sí permiten adivinar una paulatina actualización del modelo. Una actualización que hace a los cubanos más autónomos y los aleja del sofoco de una dictadura que les cerraba toda válvula de escape.

Eso sí, nada parece indicar que podamos llamar a Cuba, en verdad, Ostrov Svobody en largos años por venir.

© www.eltonodelavoz.com

…a mí me ha entusiasmado que el papa Francisco

- 17/03/13
Categoría: Agua corriente
Imprimir Imprimir


También a mí me ha entusiasmado que el papa Francisco calzara hoy estos, sus zapatos. Gastados. Con las puntas elevadas al techo, sea cielo o mero artesonado.

También a mí me entusiasma, a mí que no soy católico y que de pecados, ay, alguno, toda esta euforia de papado que se vuelve hacia los pobres. Y me entusiasma también que en la historia de la religión que se escribirá en mañana distante, lo de Benedicto XVI con su piar quede como una mera anécdota ante este Francisco que está revolucionando la percepción mediática del papado. Es decir, la percepción.

Pero antes de que mi entusiasmo suba peldaños en la escalera del mira-qué-bien-tú, me gustaría que Francisco nos diga que el uso del preservativo previene la extensión del SIDA en esa África que está ahí abajo con su silueta grandiosa de niños panzudos, safaris y madres corajudas y tristes; que los homosexuales no son otra cosa que ciudadanos que tienen una orientación sexual distinta a la mía y a la de Francisco, sea la célibe suya la que sea, que son ciudadanos que merecen gozar de los mismos derechos que cualquier otro; que las mujeres, por último, no son meras acompañantes de los hombres, que son sus pares, y tienen derecho a decidir sobre sus vidas y vientres…

Ahí Francisco me vería más entusiasmado que lo que estoy ahora mismo, que lo estoy, con que se llame Jorge Mario, como mi padre, y con que hable y sueñe en la misma lengua en la que lo hago yo.

Entusiasmado estoy, sí, que era hora, año, siglo, de más virtud desenvuelta, de más piedad voceada en tono llano, de más darle la espalda a tanta pompa y hasta a aquellos monos zapaticos rojos.

Los católicos ya tienen papa. ¡Mi enhorabuena! Ojalá, desde su presunta humildad, ese papa nos haga más grandes a todos.

© www.eltonodelavoz.com

En la niebla, en las sienes

- 15/03/13
Categoría: Cine
Imprimir Imprimir


No me suele pasar esto de irme a la cama el jueves con la película que vi el domingo anterior martilleando todavía en el cogote.

Sucede hoy.

En la niebla, de Serguei Loznitsa. Ya dije en Facebook que le sobra media horita de bosque. Pero ya se sabe que Tarkovski hizo mucho daño a esta ristra de virtuosos discípulos que le han salido (Sokurov, Zviaguintsev, Loznitsa…) Los colmó de regalos que nos devuelven; les transmitió lo que en él no era vicio, porque no lo hay en la inauguración, pero en ellos a ratos es rémora, en la emulación.

Con todo, esta niebla, ay. Este ver entre la niebla, donde se tantea a ciegas. La culpa y la traición que no son tales; la entereza y la resignación ante un destino que te es ajeno, pero adoptas como propio “hasta las últimas consecuencias”, que se diría en lengua cursi.

No la pasen por alto, oigan. En la niebla.

© www.eltonodelavoz.com