Ai Weiwei (ataca) de nuevo

- 22/05/13
Categoría: Arte
Imprimir Imprimir


Ai Weiwei vuelve a los ochentaytantos días que permaneció detenido en las cárceles chinas. El insoportable peso de la vigilancia, las fantasías oníricas del preso, su relación con sus carceleros…

Véanlo hasta el final: es espléndida esta incursión de Weiwei en el video musical.

Update:

Paralelamente, Playboy publica hoy una magnífica entrevista al artista chino.

© www.eltonodelavoz.com

Otro 20 de mayo

- 20/05/13
Categoría: Memoria
Imprimir Imprimir


Ciento siete once años desde el 20 de mayo de 1902. ¡Tremenda fiesta! ¡Viva Cuba libre!

¿Cuántas veces hemos sido felices desde entonces, sin embargo? Felices en tanto nación, quiero decir, que los individuos podemos ser felices, o no serlo, siempre.

Bueno, lo fuimos aquel día de la inauguración republicana. Por ahí andan las crónicas. ¡Qué dichosos los cubanitos aquel día!

Todos dudaban de la posibilidad de enrumbar el país sin los americanos, pero gozaban de lo lindo. «Cuba será la Suiza de América», dijo Estrada Palma. Y Rafael Montoro, cuenta Rafael Martínez Ortiz, señaló a la calle por la que avanzaba la gente y le preguntó con sorna: «Pero ¿dónde están los suizos?». Y pasaba la conga.

Fuimos felices más tarde cuando la Danza de los Millones. Bueno, lo fueron unos cuantos. Duró poco y acabó a tiros de brevísima trayectoria.

Fuimos felices cuando se fue Machado. Pero la felicidad dura poco en casa del pobre.

Lo fuimos con la Constituyente de 1940. Europa estaba en guerra. La civilización occidental amenazaba hundirse y los hornos crematorios estaban a punto de comenzar a trabajar a toda marcha. Pero los cubiches, ay, a proclamar constitución requetemoderna. Listos que éramos. Listos que estábamos. ¡Pa’ lo que nos valió! Batista se tomó unas vacaciones.

Después volvió. ¡Apoteosis de la felicidad, la década de los cincuenta! Terrorismo, crímenes de estado, guerrilla, pero, oye, los cubanos todavía añoran aquellos años de carritos nuevos -¡si hasta los conservan!, el “Sans Souci” y el túnel horadado por la Societé des Grands Travaux de Marseille. ¡Chapurreaban el francés aquellos indígenas, como Casal antes!

Y aún estaba por llegar la felicidad suprema: ¡la rRrevolución! Ay, mamita, ¡no cabían en sí de gozo los cubanos! La Oda a la alegría es baladita tristona al lado de la guitarra de Carlos Puebla. Felices como perros con correa nueva estaban los cubiches. ¡Al fin serían grandes entre los grandes, amenaza de guerra nuclear incluida! «El que tenga miedo que se compre un perro», decían. Perro no come perro, pero llamaba a comprarlo.

“Dentro de la rRrvolución todo…” y negativo etc. Zafra después de UMAP. Quinquenio gris y hambre. Hambre, niebla, niebla. Pero las posadas y después de la cola el “sí, mami” y el “ahí, papi”… El orgasmo del Mariel. Felices los que marcharon y los que repudiaron.

Hace cosa de un año leí a un tipo que glosaba su felicidad en los años ochenta, con castrismo a pulso. Las cebollas de Albania, el coñac de Armenia y el pollo a la jardinera de Bulgaria. ¡El tipo los echaba de menos! «¡Qué felices éramos!», aseguraba.

Y fuimos felices por fin cuando Carlos Valenciaga nos dijo en agosto del 2006 que su jefe, Fidel Castro, defecaba por el costado. ¡Felicísimos! ¡El paraíso estaba a la vuelta de la esquina! ¡Faltaba nada, un dedito! (“sí, mami”; “ahí, papi”)

Y aquí estamos, de fiesta.

Los exiliados, exiliados, pero menguando merced a una frontera cada vez más porosa y un previsible susto sociodemográfico. Los que no, convertidos en sujetos cuentapropistas y turistas wannabe o verificados. Se advierte otra vez la felicidad, engañosa como antaño, igualmente falible y gozada.

107 111 años desde el 20 de mayo de 1902.

¿Lo celebro? De hacerlo, ¿por qué coño brindo, oye? ¿Por la patria? ¿Por la República? ¿Por los timbiriches que llenan los portales de la avenida 51 en Marianao? ¿O brindo, sin conocerle el rostro, por la madre de los tomates?


Ilustración: Bandera cubana izada en La Habana el 20 de mayo de 1902.

Una versión de este post fue publicada antes en ETDLV, el 20 de mayo de 2009.

© www.eltonodelavoz.com

Va de baseball; de “pelota”, vaya

- 17/05/13
Categoría: Cambios en Cuba
Imprimir Imprimir


Una pieza de exposición postcubana que se anuncia en Nueva York. Una sobre baseball, lo único redondo que nos interesa de veras. Lo demás son asuntos que nos ven parapetados en los ángulos. El cuadro del terreno de baseball, anguloso que es con sus cuatro esquinas, ¡bases!, es la única redondez que conocemos, aun cuando nos inventáramos esa deliciosa imposibilidad que es la pelota cuadrada.

Esta es:

Se la debemos a Arles del Río y va destitulada/titulada a guisa de “Untitled from the series Esperando que caigan las cosas del cielo o Deporte nacional”. Es de 2012. Un oil on cardboard (55 x 74.8 pulgadas), informa el galerista. No la conocía.

Y me encanta.

Retrata a Cuba y a su exilio con la prístina claridad que solo puede ofrecer un juego perfecto como es el baseball. Como ese otro juego perfecto que ha sido el castrismo, inning a inning.

Presencia y ausencia. Juego, drama, espera, color y silueta. Y yo veo más: a Röntgen. Su rayo X. El futuro ignoto. Esa X. ¡Rayos! ¡Out!

© www.eltonodelavoz.com

Cineastas cubanos por el cine cubano

- 11/05/13
Categoría: Cambios en Cuba, Cine
Imprimir Imprimir


Inserto a continuación el documento fundacional del llamado Grupo de Cineastas Cubanos, una iniciativa surgida esta última semana en La Habana a la luz de una probable refundación del ICAIC.

Habrá que seguir su desarrollo para calibrar el verdadero alcance de este movimiento. Por lo pronto, vale subrayar que:

1) Se trata de una iniciativa gremial surgida al margen de la más veterana de las instituciones culturales cubanas post-1959;

2) Se erige como representante de todo el gremio en las relaciones que este mantenga con el Estado;

3) Detecta la transformación radical de un sector de la producción cultural y busca que sean los propios actores de ese sector asociados libre y espontáneamente y no las instituciones -ICAIC, Ministerio de Cultura, sindicato- quienes intervengan en la puesta al día;

y 4) Apunta a una acción que abarca tanto el marco meramente profesional, como el marco económico y legislativo.

El Grupo de Cineastas Cubanos electo en la Asamblea de Cineastas del pasado sábado 4 de mayo en el Centro Fresa y Chocolate, da a conocer el primero de los documentos que suscribe.

CINEASTAS CUBANOS POR EL CINE CUBANO

Convocados por la necesidad de participar en todos los planes y acciones que se proyecten para el cine cubano, se realizó un encuentro de cineastas el 4 de mayo del 2013 en el Centro Cultural Fresa y Chocolate, el cual eligió un grupo de trabajo que quedó integrado por Enrique Kiki Álvarez, Enrique Colina, Rebeca Chávez, Lourdes de los Santos, Daniel Díaz Ravelo, Pavel Giroud, Magda González Grau, Inti Herrera, Senel Paz, Fernando Pérez, Manuel Pérez y Pedro L. Rodríguez.

El objetivo esencial de este grupo es representar a los cineastas en todas las instancias y eventos, propiciar y garantizar la participación activa de los mismos en todas las decisiones y proyectos que se relacionen con el cine cubano, y luchar por la protección y desarrollo de estas artes e industrias y de sus hacedores, lo cual es nuestro derecho y deber como protagonistas de esta manifestación artística. En su primera reunión, el grupo llegó a las siguientes conclusiones y acuerdos:

1-. Reconocemos al Instituto Cubano del Cine y la Industria Cinematográfico­s (ICAIC) como el organismo estatal rector de la actividad cinematográfica­ cubana; nació con la Revolución y su larga trayectoria es un legado que pertenece a todos los cineastas. Al propio tiempo, consideramos que los problemas y las proyecciones del cine cubano en la actualidad no atañen solo al ICAIC, sino también a otras instituciones y grupos que de manera institucional o independiente están implicados en su producción, y sin cuyo concurso y compromiso no es posible alcanzar soluciones válidas y duraderas. Por esa razón, su reorganización y fomento no puede hacerse solo en el marco de este organismo.

2-. Entendemos por cine cubano el producido a través de mecanismos institucionales­, independientes,­ de coproducción con terceros o de fórmulas mixtas; y como cineastas a todos los creadores, técnicos y especialistas cubanos de estas artes e industrias que realicen su trabajo dentro o fuera de las instituciones, sean cuales sean sus estéticas, contenidos o afinidades grupales. En consecuencia, es indispensable la aprobación del Decreto Ley para el reconocimiento del Creador Audiovisual. Este decreto debe ser enriquecido con todos los complementos legales adicionales que sean necesarios.
3-. Estimamos esencial la promulgación de una Ley de Cine, en cuya elaboración y propuesta participemos todos y que sea el cuerpo legal que ordene y proteja esta actividad artística y económica en el país.

4-. Consideramos importante estudiar e implementar un Fondo de Fomento al Cine, al que accedan todos los autores en igualdad de derechos y condiciones, en convocatoria abierta y ante un jurado independiente cuyo parámetro de selección sea la calidad y factibilidad integrales de los proyectos.

5-. En la etapa actual, los cineastas damos prioridad a la organización y remodelación de las formas de producción y realización de obras, en el concepto de que estas son, en primera y última instancia lo esencial por ser la manera en que nos expresamos y conectamos con el público. De igual forma, planteamos impulsar una visión sistémica de nuestra actividad que abarque la organización y remodelación de las formas de producción, distribución, exhibición y proyección nacional e internacional del cine cubano.
6-. Empezar el trabajo, revisando y actualizando el Documento “Propuestas para una renovación del cine cubano”, aprobado en el VII Congreso de la UNEAC en el 2008. En la medida en que se avance, se irán compartiendo las propuestas con todos los cineastas.

7-. Intercambiar propuestas y puntos de vista con la Comisión Estatal que trabaja en la elaboración de las propuestas para la transformación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográfico­s.

8-. Manifestar nuestra profunda preocupación por todo lo concerniente a las relaciones y la proyección internacionales­ del cine cubano, que fue un movimiento revolucionario de vanguardia en el contexto latinoamericano­ y mundial. Aspiramos a una rápida recuperación de las relaciones y el intercambio con cineastas de América Latina y el mundo, y a la continuidad del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano­, que en su próxima edición cumple 35 años.

9-. Este grupo de representación realizará su trabajo en permanente diálogo y comunicación con todos los cineastas a través de asambleas periódicas, las cuales tendrán la potestad de ratificar o renovar a los integrantes del grupo, tomar decisiones de interés común y definir las prioridades y las líneas de trabajo.

La Habana, 8 de mayo de 2013.

Fuente: Cine cubano, la pupila insomne

© www.eltonodelavoz.com

Identidad afrocubana: They Are We

- 07/05/13
Categoría: Cine, Memoria
Imprimir Imprimir


Con muchas ganas de ver el documental They are We de Emma Christopher. Narra el reto y la aventura que fue reunir a un grupo de afrocubanos de Perico con sus ancestros en Sierra Leona.

En un hermoso texto para The Atlantic Emma abunda sobre sus propósitos y los caminos que siguió el proyecto hasta dar frutos.

Por si fuera poco, They Are We llega en un momento doblemente propicio pues la reflexión sobre la identidad de los afrocubanos ocupa un lugar de privilegio y conflicto en los debates recientes sobre Cuba y sus futuros posibles.

© www.eltonodelavoz.com

Los “Cuban Five” se despiden de Enid Blyton y fichan por los hermanos Coen

- 04/05/13
Categoría: Agua corriente
Imprimir Imprimir


La jueza Joan A. Lenard devuelve a uno de los espías de la Red Avispa a Cuba. René de nombre. Y González.

Un movimiento cuya significación política me importa menos ahora que la estilística.

Sin ese René González la retórica de los “Cinco Héroes” experimenta una divertida Kehre, aparte de convertirse en un reto para los diseñadores de la cartelería raulista.

Antes a los espías-presos-y-confesos los manejábamos desde la no por plana menos eficaz prosa de Enid Blyton. La de “los cinco”, ya saben. Yo llevo años trabajando esa narrativa.

Ahora, desgajado uno, se cuelan de repente en la poesía postmoderna de los hermanos Coen. Son pasto del gran Lebowski:

 

Habrá que trabajar con eso.

 

© www.eltonodelavoz.com