- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Affaire “Escuela de cine de San Antonio”: dicen los estudiantes que…

Cine Lechuza, un colectivo informal dentro de la Escuela Internacional de cine y televisión, EICTV [1], de San Antonio de los Baños, Cuba, ha realizado un curioso cortometraje que apunta a la esposa del recientemente dimitido director de la escuela, el realizador guatemalteco Rafael Rosal.

Como es sabido, Rosal se vio obligado a abandonar su cargo hace unas semanas debido a un escándalo en la institución [2] que dirigía. La designación de un sucesor interino, el cubano Jerónimo Labrada, es vista como una intervención del Ministerio de Cultura en la que hasta ahora fue una institución que gozaba de abundante autonomía. (Me consta: tuve la suerte de pasar unos días allí en 1992 editando el documental “Subir hacia atrás”, que dirigió Jamila Castillo). El disgusto del personal de la escuela, sus alumnos y la comunidad de egresados parece mayúsculo.

El cortometraje del colectivo Cine Lechuza [3], en cuyos créditos solo aparecen la denominación del propio grupo y “el tema”: “Las velas púbicas robadas a la mujer del director”, pretende ser un monólogo de Josephine Wilkie, la esposa de Rosal, con frases tomadas del blog que esta mantenía en la dirección serendipityandmadness.com [4] Con sorna, viene precedido de un aviso: “Esta película es una ficción, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”.

Tanto el blog como el material utilizado en el corto muestran a una frívola Wilkie, periodista británica, no precisamente entusiasmada con Cuba y los cubanos.

Tal vez la intervención de la EICTV fuera motivada por algo más que un mero, y sobre todo puntual, problema contable.

(Los lectores de ETDLV y yo mismo agradecemos que me hayan hecho llegar este video, como agradeceremos más información sobre la suerte de esta Escuela magnífica.)

http://www.youtube.com/watch?v=glgb7VLc2CU [5]

Actualización:

Café Fuerte acaba de publicar una nota relevante sobre el affaire [6].

Actualización #2:

Ya fuera de Cuba, Josephine Wilkie amenaza con contar más, contarlo todo, “more revelations to come!”, amenaza: “The real blog starts here… out of Cuba” [7], titula.