- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Una sensación que nunca me abandona…

Una sensación que nunca me abandona antes de emprender un viaje que me separe más de una semana de mi mesa, mis meriendas tasadas y el barrio donde las tomo: la de comenzar a contar de antemano, aun antes de emprender el viaje, los días que me separan del regreso.

–¿Qué? ¿Cuánto falta para las vacaciones? –me preguntó hoy el plomero de aquí abajo, quien sabía del inminente viaje por mi insistencia en que acudiera antes a casa.

–Veintitrés días –le respondí con falaz precisión.

–¿Pero no me dijiste que te ibas esta semana?

–Ah, sí, sí, falta poco ya…

No obstante, ya sé por experiencia que basta con que uno se instale en otro paisaje, y en mi caso ahora en postcards tan repasadas como amables, para que se deje ganar enseguida por otras meriendas.

A fin de cuentas, qué es esto que llamamos estar-ahí si no una sucesión de estampas y momentos que nos vamos merendando, bocadito a bocadito.

Tomo nota, por cierto, para la pregunta, de haberla, en la barrera de inmigración. “¿Oficio?”, preguntaría el agente. Y yo, la lengua hurgando en una muela y con la consiguiente mueca: “Merendador”.

Share and Enjoy !

0Shares
0 [1] [2] [3] 0 [4] [5] [5]