- El Tono de la Voz - http://www.eltonodelavoz.com -

Un ‘forrador de botones’ cubano entra en el Top2000 de la revista Forbes

(Véase relevante actualización al final de esta nota)

 

Yordanki Pérez, vecino de Bauta, es el primer cuentapropista cubano en entrar en una lista de la revista Forbes [1]. Su iniciativa empresarial, Botón de Muestra, aparece en la posición #996 de las 2000 empresas más grandes del mundo. Forbes le calcula una fortuna personal de 1.958 millones de dólares. La noticia ha aparecido esta mañana en nota de prensa que la revista ha distribuido a agencias, medios de comunicación y blogs especializados. Los medios cubanos no se han hecho eco de ella aún, a la espera de una reacción clara de Cubadebate. No obstante, una nota aparecida hace unos minutos [2] en ese portal, vocero del gobierno cubano, parece indicar que ya La Habana se dispone a hacerla pública.

El avance distribuido por Forbes, del que proceden todas las citas aquí, incluye una elogiosa reseña de la trayectoria de Yordanki Pérez como hombre de negocios en «la Cuba que despierta con hambre a la libre empresa». Se trata de un fuerte espaldarazo a las reformas de Raúl Castro por parte de una revista clave en la toma de decisiones económicas de la Administración estadounidense. Tal vez nos encontremos ante una jugada que busca levantar el embargo comercial a Cuba antes del final del segundo mandato del presidente Barack Obama.

Según la nota, Pérez es graduado de Ingeniería civil en la CUJAE, donde fue secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas de su facultad, y trabajó unos años como proyectista en el Contingente Blas Roca, antes de marchar a África como jefe de proyectos de la UNECA en Argelia, primero, y Angola, después.

Más conocido como «El Cabilla», Yordanki Pérez regresó a Cuba a finales de 2008 y se instaló en El Yumurí, un elegante barrio de Bauta, provincia de Artemisa. Fue allí, en octubre de 2010 y después de dos años dedicado a la cría de ganado porcino y un penoso divorcio, que conoció la noticia de que el gobierno de Raúl Castro abría las puertas al trabajo por cuenta propia.

«Yo estaba viviendo un momento de depresión, porque me había separado de mi mujer y los puercos no me querían engordar y se jibarizaban», explicó a Forbes el flamante multimillonario cubano, hombre de verbo campechano y guayabera siempre impoluta. «Entonces Raúl le dio este nuevo impulso a la Revolución y me pareció que era una señal. En cuanto publicaron la lista de las actividades por cuenta propia me fui directo al número 49 [3] porque ese es mi número de suerte. Al principio lo de «Forrador de botones» me pareció poca cosa, pero había que echar pa’lante», dijo. Su visión y su esfuerzo se han visto premiados y El Cabilla es dueño hoy de un imperio cuyos beneficios equivalen a un 4% del PIB de Cuba. Botón de Muestra ha conseguido contratos en exclusiva con marcas tan prestigiosas como Dolce & Gabanna [4], Armani [5] y Chanel [6], a la vez que cuenta con una clientela fiel que sirve de escaparate a sus diseños por los salones de Europa, Asia y los Estados Unidos: Angela Merkel, las reinas Sofía de Grecia e Isabel II y el joven líder norcoreano son algunos de ellos. «Kim es el más jodedor de mis clientes, porque cada vez que me retraso en un pedido, me llama para decirme que me va a matar», asegura El Cabilla entre risas, nerviosas.

Pero no todo son luces en la historia de este exitoso forrador de botones. Desde la planta cuarenta y nueve de Torre Bauta, el rascacielos que sirve de sede a su empresa, Yordanki rechaza las acusaciones de utilizar trabajo esclavo en Holguín y Hialeah, el Mariel y Allapattah, Miami, donde ha montado talleres.

«Yo soy un hombre libre», afirma mirando a la laguna Ariguanabo, a diez kilómetros de distancia, mientras observa con delectación a las bigotudas clarias que devoran las últimas biajacas: «Y mis miles de empleados en Cuba y el sur de la Florida forran lo que pueden en total libertad».

Acusado de ser una marioneta de Raúl Castro, quien buscaría disimular con su éxito el fracaso de tantos otros cuentapropistas [7], El Cabilla sostiene que la única interferencia del gobierno cubano en su negocio fue cuando buscaba un nombre para la empresa. «Se me aparecieron aquí dos generales. Uno venía de parte de Fidel y el otro de parte de Raúl. Fidel quería que le pusiera a la empresa ‘El Forro de Cuba’ y Raúl sugirió el nombre ‘Botón de Muestra’. Al final me decidí por la propuesta de Raúl, que es un hombre muy simpático y amante de los botones forrados», contó.

A una pregunta de Forbes sobre la posibilidad de que abandone Cuba y establezca la sede de Botón de Muestra en el extranjero, El Cabilla respondió con firmeza: «No se pueden forrar botones a la cubana desde fuera de Cuba. Hay que estar aquí, jugándosela con el dedal y la aguja, luchando con el sudor del trópico y el hinca que te hinca… Esa angustia del botón en blanco que padecemos aquí es sublime e intransferible».

De contra:

Una imagen de Torre Bauta. Cortesía de Yordanki Pérez.

ACTUALIZACIÓN:

La nota titulada “Un ‘forrador de botones’ cubano entra en el Top2000 de la revista Forbes” fue publicada ayer, Día de los Santos Inocentes, y responde a una vieja tradición periodística: la de redactar en esa fecha noticias más o menos verosímiles, pero inciertas.

En ETDLV cultivo ese ejercicio que me parece muy saludable: ironizar sobre el periodismo que leemos a diario y preguntarnos por su “verdad”, tantas veces disminuida a la mera “verosimilitud”.

Otras “inocentadas” en ETDLV:

28/12/2007: Secretismo en torno a la visita de Fidel Castro a El Rincón en la tarde de ayer [8]

28/12/2008: Yusneris Montes de Oca: «¡Abajo Fidel! ¡Métanse la contraloría!» [9]

28/12/2009: La Charanga Habanera le canta a los Cinco Héroes [10]

28/12/2010: Mariela Castro se lleva a Julian Assange a Cuba [11]

28/12/2011: Después de erradicado todo el marabú, se descubre que era comestible [12]

28/12/2012: Michelle Obama viaja a Cuba de vacaciones [13]