Yoani Sánchez, los Cinco espías y el niño ñato

- 21/02/13
Categoría: Agua corriente, Al teléfono, e-cuba, Exilio, Oposición
Imprimir Imprimir




Al teléfono:

—¿Tú viste eso, papa?

—¿Qué, exactamente?

—Lo de las arcas, papa, lo de las arcas y los cinco espías

—Bah, no hagas demasiado caso. Tú siempre aplícate lo del guajiro: «No importa que sea ñato, lo que importa es que respire».

—Coño, Jorge, eso vale para el vejigo que te nace medio bobo en Güira de Melena, pero nosotros…

—Somos una legión de medio bobos que vivimos en una Güira de Melena expandida, blogueada, tuiteada y facebuqueada…

—Es que yo pensaba que Yoani…

—Mira, tú piensa en números. Walesa, Havel, Aung San Suu Kyi o un Alexei Navalni ahora en Rusia. ¿Qué dota de dimensión política a un líder disidente? A todos ellos. Una ecuación muy sencilla: el número de ciudadanos que consiguieron sacar a la calle a clamar por sus derechos. En Gdansk, la plaza Wenceslao, Birmania entera o el Sadóvoye Koltsó del Moscú de Putin… Esa es la regla de oro, porque es la medida del impacto de un mensaje. ¿Me sigues?

—Bueno, pero Yoani con la academia de los blogueros y… Espera…

—Espero, claro, y tú y todos…

—Pero yo quería que Yoani…

—Cambia las expectativas. Adecúalas a lo que tienes, sin un solo cubano arastrado a la calle por líder alguno, y ya verás que las cosas van razonablemente bien. Yoani Sánchez es una opositora que participa del deseo de nueve y tres cuartos de cada diez cubanos preguntados por el fin del embargo. Yoani Sánchez es una valiente mujer cubana que se opone a la dictadura de los hermanos Castro, pero busca una entente con los represores, porque sabe que van en declive y ella tiene las de ganar con su proyecto mediático. Yoani Sánchez es una carismática figura que conoce el valor de palabras token como «civilista» o «empoderamiento» en los auditorios socialdemócratas y las utilizará día sí y día también para conseguir sus propósitos.

—Pero yo quería que Yoani…

—¿Querías? ¿Tú querías? Tú eres un exiliado que no ha puesto una, más allá de las campañitas esas bobas güirescas…

—A favor de Yoani, por cierto…

—Ya ves…

—Pero, coño, yo quería que Yoani…

—Socio, ya verás que Yoani dirá también lo que tú querías que dijera. Miami está a la vuelta de la esquina y será apoteosis, que hay mucho menesteroso ahí…

—Pero las arcas, los cinco espías… Y le llamó bloqueo al embargo, asere… ¡Como ellos!

—Tú, guajiro siempre y positivo: «No importa que sea ñato, lo que importa es que respire». Ya verás cómo también la escucharás decir lo que tú quieres que te diga. Es la primera vez que un disidente cubano sale de una Cuba en mutación a un mundo hiperconectado y tiene que contentar al mismo tiempo a sus anfitriones, a los sponsors, al exilio y a una Cuba que apenas lo conoce pero lo hará ahora en el extraordinario rebote de noticias que genere… ¡Reto mayúsculo, nene! ¡Y habrá premio para todos!

—Pero yo quería que Yoani…

—Bah, ¡tú querías…! Tú vas a ver que la niña que hoy te pareció ñata va a llenar más pulmones en estos dos meses que otros en décadas. La Cuba mutante es de los que mutan con ella. Y Yoani sabe más de cuatro cosas, cuando de Cuba y del paisaje de su presente y futuro desastre basta con saber un par.

—Sí, pero yo quería que Yoani…

—Lo que importa es que respire…

© www.eltonodelavoz.com

La papa, el Papa

- 20/02/12
Categoría: Al teléfono
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—De ampanga, papa. El Papa dice que quiere ver a Fidel.

—En Cuba, con tanta escasez de papas…

—¿Lo dices por las papas o los papas?

—No, por la papa, como en patata.

—Del carajo, tata.

—Mucha papa, ni que habláramos de papalotes o papayas.

—Mejor pon pomme de terre…

—«Pon ponme» es un poco como papa papa, papa.

—¿Tú ’tas bien hoy, papa?

—(Tartamudeando) Pa-parece que sí.

© www.eltonodelavoz.com

La libertad y el despotismo

- 18/07/11
Categoría: Al teléfono
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—Hoy he leído un dato que te puede interesar.

—¿Siguen menguando las fronteras de Libia?

—No.

—¿Descubrieron que el padre de Ileana Ros-Lehtinen es nacido en Kenia?

—Tampoco…

—¿Qué, entonces?

—Una prueba adicional de la superioridad de la libertad sobre el despotismo. Resulta que Corea del Sur es el país del mundo donde mejor y a más velocidad funcionan las comunicaciones de Internet, tanto desde plataformas fijas como móviles.

—¿Y?

—Y al mismo tiempo hay un rumor que comienza a avanzar tímidamente por Corea del Norte. Se dice, entre murmullos y en las esquinas más recónditas, que parece que existe algo llamado Internet.

—Es un buen dato, sí. Pero ya conocía otro que me parece aún más concluyente por su dimensión física, antropométrica: de media, los jóvenes de Corea del Sur superan en 11 centímetros la estatura de sus coetáneos domiciliados en la parte norte de la península.

—Curioso… Será eso, ¿no?

—Anjá.

© www.eltonodelavoz.com

Mirando videos cubanos…

- 13/05/11
Categoría: Al teléfono, e-cuba, Oposición
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—Oye, Jorge, ¿tú has estado mirando los últimos videos esos de Cuba?

—Alguna cosa, sí, aunque yo el reggaetón la verdad es que no…

—No, chico, los otros, los políticos…

—Alguna cosa también, sí…

—¿Viste hoy el de la madre del disidente de Santa Clara muerto?

—Pobre vieja, sí…

¿Quién es la buscavisas esa que la entrevista, compadre? Eso da vergüenza ajena… El tono ese chusma y cogiendo a la vieja pa’ sus cosas…

—Bueno, parece que es… Pero da igual. Una pena de documento, sí…

—¿Y viste los de Tracey Eaton?

—Algunos…

—Por cierto, ¿Tracey es nombre de tipo o de jeva?

—Eso también da igual: los taxpayerstaxpayers filoñángaras incluidos— no tienen sexo…

—¿Viste la entrevista que le hizo a Martha Beatriz Roque?

—Atentamente…

—Y ¿qué?

—Me sedujo su afirmación de que si los opositores cubanos dispusieran de 100 millones de dólares aquello se cae en un santiamén… Es una de las declaraciones más sabrosas que he escuchado jamás en boca de opositor cubano.

—No te copio…

—Ah, mírate el primer vídeo que ese Tracey Eaton subió a su VIMEO… Ahí se reúnen entrevistador y entrevistada como en aquello de Borges de Kafka y sus precursores

De contra:

La Universidad de Yale ha puesto online buena parte de sus colecciones. La búsqueda de piezas cubanas devuelve los hallazgos en algunos yacimientos taínos —el célebre de Potrero del Mango, Banes, principalmente— y un par de artefactos visuales bien curiosos. Vale la pena darse una vuelta por allí.

© www.eltonodelavoz.com

(Orlando Bosch y Fidel Castro): haciendo cuentas

- 29/04/11
Categoría: Al teléfono, Castro & Family | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—¿Qué tal estos días fuera de Barcelona?

—De fábula…

—¿Viste que murió Bosch mientras estabas de viaje?

—Bosch, ¿cuál? ¿Orlando Bosch?

—Ese mismo.

—¡Ni me enteré de eso ni de la muerte de Fidel Castro! ¡Venga ese champagne! ¡¡¡M.!!! ¡¡¡Las copas, que se murió Fidel!!!

—Oye, espérate, espérate… De Fidel no se ha dicho nada… Ese todavía respira.

—¿Cómo que sigue vivo?: Orlando Bosch nació el 18 de agosto de 1926 y Fidel Castro el 13 de agosto de 1926, ¿no es cierto?

—Pues, sí, pero…

—Entonces Fidel tendría que haber cantado El Manisero cinco días antes, nene… Lo dicen los números del calendario… ¡¡¡El champagne!!!

—Oye, oye, relájate: esto es biología, no matemáticas… No hay nada que celebrar.

—Ah, las ciencias… ¡Y después dicen de las supersticiones!

—Bueno, a estas alturas Fidel Castro y Cuba no son otra cosa que una superstición…

—¡Eso digo yo! ¡¡¡El champagne!!!

© www.eltonodelavoz.com

Absorto en la contemplación del personal…

- 15/04/11
Categoría: Al teléfono, Exilio | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Al teléfono:

—Jorge, no te he visto decir ni una palabra de los presos cubanos que rechazaron el alojamiento en España

—Uno, en realidad: Mario Alberto Pérez Aguilera, el cuñado de Antúnez. Un preso y diez familiares…

—¿Qué tiene esa gente en la cabeza, Jorge? Groseros con quienes los acogen, malagradecidos, cerrados de mente… ¿De dónde salen?

—…

—¿Es que no se dan cuenta de la imagen que dan de los presos cubanos a la sociedad española? ¡Con lo que cuesta sensibilizar a la opinión pública aquí!

—…

—De ampanga, socio.

—…

—Oye, Jorge, pero ¿de verdad no vas a decir ni una palabra de esto?

—Yo es que, cuarenta y ocho horas después, todavía estoy absorto en la contemplación del personal expatriado…

(Click en la imagen para agrandar. Se trata de (parte de) los familiares que acompañan al expreso político Mario Alberto Pérez Aguilera en su exilio en España.)

La fotografía es cortesía de Pepe Zamora/EFE

© www.eltonodelavoz.com