Cubadebate se hace un lío con los hermanos Castro, siameses

- 08/10/12
Categoría: Agua corriente, Castro & Family
Imprimir Imprimir


Cubadebate, sitio web que es el brazo armado de tonterías del gobierno cubano se ha hecho esta noche un lío con la pareja de hermanos Castro. Son dos y aunque uno tenga barba y el otro no, que decía el chiste, parece que en ocasiones resulta difícil distinguirlos.

La confusión viene a cuento de la felicitación a Hugo Chávez por su victoria de anoche en las elecciones venezolanas.

Hace un rato mi cuenta de RSS traía esta entradilla:

Dice:

“En nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la Revolución Bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América. Te reitero nuestra solidaridad y apoyo inquebrantables”, señaló el Comandante.

Naturalmente, me dije que quién coño era Fidel Castro para hablar en nombre del “Gobierno de Cuba”, uno al que no pertenece desde hace años. Lo de hablar “en nombre del pueblo de Cuba” es más sencillo, porque eso lo hace cualquier idiota desde hace medio siglo y más. Intenté seguir el enlace, pero estaba roto.

Unos minutos más tarde fue corregido (o eso pensé) para conducir a este artículo en Cubadebate, donde, sí, se insistía en que Castro I felicitaba en nombre de gobierno y pueblo con un par de oraciones y fotografía donde se lo ve reinando.

El texto:

“En nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la Revolución Bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América. Te reitero nuestra solidaridad y apoyo inquebrantables”, señaló el Comandante.

No paró ahí la cosa. Cubadebate subió a portada instantes después esta otra entrada.

Ahí es Raúl Castro quien felicita en nombre de gobierno y pueblo, lo hace exactamente con las mismas palabras del mensaje de “Fidel” y lo rubrica.

El texto:

La Habana, 7 de octubre de 2012

Compañero Hugo Rafael Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

En nombre del Gobierno y el pueblo de Cuba, te felicito por este histórico triunfo, que demuestra la fortaleza de la Revolución Bolivariana y su incuestionable respaldo popular. Tu decisiva victoria asegura la continuidad de la lucha por la genuina integración de Nuestra América.

Te reitero nuestra solidaridad y apoyo inquebrantables.

Un fuerte abrazo,

Raúl Castro Ruz
Presidente de los Consejo
de Estado y de Ministros de la República de Cuba

Mismo mensaje, dos autores. Dos jefes de gobierno en paralelo.

Seamos condescendientes con los soldaditos de Cubadebate. Siempre es complicado manejarse con las dinastías. ¿Qué dijo uno, qué el otro? ¿Qué silla es Luis XV y qué silla es Luis XVI?

Pero hagámosnos pregunta más interesante: ¿de dónde sale un mensaje “en nombre del Gobierno… de Cuba”? ¿De Palacio o de Punto Cero? ¿No habíamos quedado en que Castro I solo se dedicaba al “estudio”?

UPDATE:

Una hora más tarde, Cubadebate ha eliminado ambas felicitaciones de los Castro. Trabajan para desenredar el entuerto con los Castro siameses. De nada, muchachos.

UPDATE:

¡Y ganó Raúl!

Después de una hora de consultas, Cubadebate mantiene el enlace al artículo sobre las felicitaciones desde la izquierda latinoamericana expurgando la mención a Fidel Castro y el texto que compartía con Raúl se le atribuye al hermano menor en exclusiva volviendo a ocupar la cabecera.

Por lo menos, curioso, ¿no?

© www.eltonodelavoz.com

Castro I: ¿otra rubia en el dormitorio?

- 06/09/12
Categoría: Castro & Family
Imprimir Imprimir


The Atlantic vuelve hoy sobre Michael Dweck y su proyecto cubano. Aquello de la farándula habanera que el fotógrafo norteamericano vendió como una élite en la sombra. Y lo hizo con tanto éxito que hasta exposición en La Habana se agenció. Aquí me entretuve con eso entonces y daba ya el asunto por finiquitado.

Pero, decía, The Atlantic retoma hoy la historia y trae una curiosa especulación sobre el dormitorio donde agoniza Castro I en Punto Cero. Esta:

«Fidel is said to display, hanging over his bed, a portrait of a nude woman from one of Dweck’s previous projects».

¡Alto ahí!

Dejando de lado que «Fidel» y «hanging» forman linda parejita de vocablos y que la idea tiene mucho de inverosímil, ¿cómo es que Dalia habría permitido que otra rubia se encarame sobre el protocadáver a estas alturas/honduras?

Una de las de Dweck, que no son rubias desmejoradas, oigan. Son esta o esta.

Sobre la cabecera de la cama de ese dormitorio que cabe imaginar un monumento a la estética de los Fifties, el renqueante y balbuceante dictador se tumbaría cada noche bajo una musculosa muchacha del norte que le velaría el sueño. («Fidel» y «tumbar» es otra feliz, aunque también desafortunadamente falaz, conjunción.)

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? ¿Sueñan los dictadores seniles con rubias esculturales?

Ná, oigan, que en este circo nos crecen los enanos. No solo morirá en su cama el satisfecho octogenario. Encima, pa’ jodernos, lo hará con dos rubias metidas en el cuarto.

© www.eltonodelavoz.com

Infeliz cumpleaños de Fidel

- 13/08/12
Categoría: Cambios en Cuba, Castro & Family, Memoria, Transición
Imprimir Imprimir


Fidel Castro cumple hoy 86 años. Lo de «longevo dictador», para decirlo en cursi, ya es un buen trozo de jabón con que enjabonarnos los glúteos.

Si contamos desde 1953, cuando lideró el asalto a un cuartel en Santiago de Cuba, Fidel Castro lleva 59 años protagonizando la política cubana. ¡Cincuenta y nueve años!, nenas, nenes. Que de esos sumen ya seis desde su obligado paso a retiro no significa que se los deba descontar. Más bien al contrario. Estos últimos años valen el doble, porque son los que le han regalado la formidable visión de la continuación del régimen. Ah, ¡qué regalo mayúsculo! Los cubanos viven bajo un modelo que no funciona ni para ellos mismos, como le confió a Jeffrey Goldberg, ya no tienen a un líder carismático que los seduzca y, sin embargo, continúan sirviendo a los mismos amos con su habitual apatía.

No sé a ustedes, pero a mí esa longevidad me produce una profunda vergüenza. Cada vez que veo a un cubano enarbolando su gentilicio antillano lo miro estupefacto. «¿De qué se ufana?», me pregunto. «¿De añadir inapelable lqqd al pie de La Boétie

Bien, Fidel Castro cumple hoy 86 años y su vida se va apagando plácidamente en el muelle nido de Punto Cero. Allí, con su mesa erguida sobre rueditas, la pantalla de un televisor que siempre sintoniza Telesur, los resúmenes de prensa que le compilan sus aides de chambre, las tazas de caldo que le acerca la criada en las noches y las galleticas macrobióticas que toma en los desayunos, cada uno de sus gestos monitoreado por la adusta Dalia, este hombre domina el pasado de Cuba, como se promete dominar también su futuro.

Nada le estorbó antes, como nada parece atentar contra la certeza de que morirá en una Cuba «socialista». De hecho, la única posibilidad de que algo lo dañe, lo hiera, pasa por el arañazo que alguna inocente ramita de los arbustos de moringa entre los que se pasea como el anciano Vito Corleone por entre las tomateras pudiera trazarle en la carne.

Esa parece ser su suerte. La nuestra es mucho peor. Porque a la historia, a la infalible memoria de la historia, no le será indiferente la manera en que muera Fidel Castro ni la evolución de su legado después de su retiro en 2006 y durante estos ya largos años de sobrevida.

© www.eltonodelavoz.com

Castro II (artista): «La mesa está servida»

- 27/07/12
Categoría: Agua corriente, Arte, Castro & Family, Cine
Imprimir Imprimir


Raúl Castro aka Castro II dijo esta mañana en el oriente de Cuba: «El día que (los Estados Unidos) quieran la mesa está servida».

La reiterada y bravucona invitación me trajo a la mente dos variaciones sobre el mismo tema de la mesa servida y para lo que sirve lo que en ella es servido. Una con más aroma del comunismo esteeuropeo que la otra.

1) Daniel Spoerri: «El desayuno de Kichka» (adviértase que la silla cuelga de la pared, ingrávida, y ya está ocupada por lo que deberían compartir los comensales sentados a la mesa)

 

2) Jan Svankmajer: «El desayuno» (con «barbudo» y todo)

https://www.youtube.com/watch?v=AMTBW7MMTW4

 

Ps. Para más Daniel Spoerri y Jan Svankmajer en ETDLV, úsese la casilla de búsqueda a la derecha del blog. Practicando esa búsqueda ahora mismo, advierto que les debo el relato de una espléndida performance de Spoerri a la que asistí hace una década. Queda pendiente…

© www.eltonodelavoz.com

Un tip para Raúl Castro

- 11/07/12
Categoría: Castro & Family
Imprimir Imprimir


Después de haberse desgañitado en Pekin cantándole a Mao Zedong, Castro II se pasea ahora entre postsoviéticos.

Generoso, le doy pista de canción con la que triunfará en esa cena de esturiones, pirozhki, caviares y pelmenis.

Ahí va, vate.  Es “Cuba, mi amor” en voz de Iosif Kobzon, el, ¡agárrense!, “Frank Sinatra ruso”.

 

 

Por cierto, y esto es un bonus para lectores MUY atentos de ETDLV. El año pasado me reuní con Kobzon y en este blog inserté una anécdota sabrosa de esa reunión, sin nombrarlo. Por precaución. A ver si alguien une los puntos y traza la figura…

De contra:

A quienes lean en ruso, les va “de contra” la letra:

 

Куба – любовь моя
Музыка: А.Пахмутова Слова: С. Гребенников и Н.Добронравов

Куба – любовь моя,
Остров зари багровой.
Песня летит над планетой звеня –
Куба – любовь моя!

Слышишь чеканный шаг –
Это идут барбудо;
Небо над ними как огненный стяг
Слышишь чеканный шаг!

Мужество знает цель!
Стала легендой Куба,
Вновь говорит вдохновенно Фидель –
Мужество знает цель!

Родина или смерть! –
Это бесстрашных клятва.
Солнцу свободы над кубой гореть!
Родина или смерть!

Куба – любовь моя,
Остров зари багровой.
Песня летит над планетой звеня –
Куба – любовь моя!

1962

De recontra:

Una lectora me recuerda que ya aquí inserté antes lo que sería triunfo mayúsculo si a cantar se lanzara allá en Moscú. Y que lo hice hasta con versión cubanizada. Falible memoria la mía.

Requetetip al Raúl cantante.

© www.eltonodelavoz.com

Dos misterios, tres, cuatro

- 06/07/12
Categoría: Agua corriente, Castro & Family
Imprimir Imprimir


Me aparto de la mesa de trabajo y me encuentro con que hay dos misterios encaramados hoy a los titulares que conciernen a Cuba.

Uno, el súbito descenso en los fondos del gobierno de Cuba en bancos occidentales ―que es misterio que ya se anunciaba hace unos días, pero ahí está hoy. Bajaron un 25% en el último trimestre del año pasado. ¡Misterio, dicen!

Otro, el largo viaje de Raúl Castro a China. Habría dedicado dos jornadas completas a llegar a Beijing, ¡figúrate!, y cabe imaginar entonces que hizo larga pausa en el camino. ¿Dónde la hizo? ¿Por qué triángulo se paseó en bermudas o esos trajecitos picúos? ¡Misterio, proclaman!

A mí me encantan los misterios en general y cuando se trata de Cuba es que me froto las manos con tal fruición que se me pone cara de mosca.

Hace un par de noches cené con una señora recién llegada de esa hermosa isla. El tema de la moringa asomó a la mesa bien provista de otras viandas. Mi invitada me contó que estuvo hace una semana en el CIMEQ y mientras aguardaba su turno en la sala de espera la conversación fluía sobre el árbol de las salvaciones. El CIMEQ, ya se sabe, clase media y media alta -digo, por traducir los escalones de la nomenklatura castrista a una lengua viva. Fluía la charla, oleaginosa como el árbol de marras ensalzado por el dictador en avatar zombi. Todos tenían alguna idea para aprovecharlo, todos estaban encantados con el descubrimiento. Todo eran plácemes. Panacea, pharmakón, todos acariciaban la moringa. ¿Misterio, también?

Miren, si de misterios, de inescrutables arcanos cubiches, de cifra ocultas en baile de caracoles, se trata, preguntémonoslos otra vez por el mayor de todos, el supremo: ¿cómo es que 52 años después estamos aquí? ¡Ese es el misterio, nenes! Todo lo demás, mordida más o mordida menos, no pasa de ser un largo desayuno con mesa servida de catibía… acompañada ahora, por lo visto, de mousse de moringa.

© www.eltonodelavoz.com