Dos misterios, tres, cuatro

- 06/07/12
Categoría: Agua corriente, Castro & Family
Imprimir Imprimir


Me aparto de la mesa de trabajo y me encuentro con que hay dos misterios encaramados hoy a los titulares que conciernen a Cuba.

Uno, el súbito descenso en los fondos del gobierno de Cuba en bancos occidentales ―que es misterio que ya se anunciaba hace unos días, pero ahí está hoy. Bajaron un 25% en el último trimestre del año pasado. ¡Misterio, dicen!

Otro, el largo viaje de Raúl Castro a China. Habría dedicado dos jornadas completas a llegar a Beijing, ¡figúrate!, y cabe imaginar entonces que hizo larga pausa en el camino. ¿Dónde la hizo? ¿Por qué triángulo se paseó en bermudas o esos trajecitos picúos? ¡Misterio, proclaman!

A mí me encantan los misterios en general y cuando se trata de Cuba es que me froto las manos con tal fruición que se me pone cara de mosca.

Hace un par de noches cené con una señora recién llegada de esa hermosa isla. El tema de la moringa asomó a la mesa bien provista de otras viandas. Mi invitada me contó que estuvo hace una semana en el CIMEQ y mientras aguardaba su turno en la sala de espera la conversación fluía sobre el árbol de las salvaciones. El CIMEQ, ya se sabe, clase media y media alta -digo, por traducir los escalones de la nomenklatura castrista a una lengua viva. Fluía la charla, oleaginosa como el árbol de marras ensalzado por el dictador en avatar zombi. Todos tenían alguna idea para aprovecharlo, todos estaban encantados con el descubrimiento. Todo eran plácemes. Panacea, pharmakón, todos acariciaban la moringa. ¿Misterio, también?

Miren, si de misterios, de inescrutables arcanos cubiches, de cifra ocultas en baile de caracoles, se trata, preguntémonoslos otra vez por el mayor de todos, el supremo: ¿cómo es que 52 años después estamos aquí? ¡Ese es el misterio, nenes! Todo lo demás, mordida más o mordida menos, no pasa de ser un largo desayuno con mesa servida de catibía… acompañada ahora, por lo visto, de mousse de moringa.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com

La moringa ya revoluciona la comida cubana

- 27/06/12
Categoría: Castro & Family
Imprimir Imprimir


Pueblo de poca fe, la Cuba exiliada se ríe de la moringa recientemente ensalzada por Castro I como panacea del desastre alimentario que los cubanos de la isla llaman con el críptico y poético apelativo de “la brisa”.

Para quien no esté al tanto, si alguien no lo está, Fidel Castro vindicó hace pocos días la Moringa Oleifera, árbol de la India que buscaba Colón, como inagotable fuente de alimentos que convertirá a la isla de Cuba en un inmenso Sedano’s.

El célebre chef Bruno Rodríguez, de Chez Pogolotti, sin embargo, se ha pegado a los fogones a toda prisa para hacer de la moringa virtud.

Y ya adelanta, en exclusiva, algunas de sus recetas:

-Dados de moringa en cubilete de güira acompañados de pantagruélica guayaba

-Tortilla desconstruida de huevos de moringa también desconstruidos con guarnición de granos de café caturra hervidos en olla arrocera. Se sirve con ponche de guarapo de la Cosecha de 1970

-Claria rellena de brotes de moringa con aroma de carne, huevo y leche servida en sopa de letras de (ron) Matusalén

-Goulasch de moringa sobre lecho de boniato aromatizado con salsa Quibú

-Festival de moringa y pangola servido en copa Lolita con toque de berro, evocación de tofu e inundación de pulpa de chayote

-Sashimi de tacos de moringa a la manera de María la Gorda

-Moringa en su salsa, seca

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com

Fidel Castro y las virtudes de la morronga

- 18/06/12
Categoría: Castro & Family, Freaks
Imprimir Imprimir


Fidel Castro no será capaz de regalarnos en su sobrevida el gusto de verlo entre rejas o fusilado, o una cosa y la otra en feliz sucesión continua.

Pero, ay, la naturaleza nos regala, antes del anhelado “hecho biológico”, la gracia de verlo chochear a mansalva. De verlo convertido en oximorónico payaso hijo de puta.

Hoy nos regaló esta deliciosa “reflexión”:

La alimentación y el empleo sano

Están las condiciones creadas para que el país comience a producir masivamente Moringa Oleífera y Morera, que son además fuentes inagotables de carne, huevo y leche, fibras de Seda que se hilan artesanalmente y son capaces de suministrar trabajo a la sombra y bien remunerado, con independencia de edad o sexo.

¡Ay, mamá! Carne, huevo y leche promete el señor del hambre. Y fibras de seda, casalianamente. Seda que, oigan, ¿no producen los gusanos en la bendita Hialeah?

Fatigando la wikipedia ha descubierto este cabrón redentor arbolito de Asia que vendría a redimir a los cubanos de la miseria compartida en la que los sumió el castrismo por medio siglo y pico. Moringa o morronga. Mono vestido de seda. Fuentes inagotables. Carne, huevos, leche, balbucea en Punto Cero.

Divierte, ya sé. Entusiasma ver la decrepitud del déspota. Nos reímos. El jajaja de los perdedores que somos.

Porque este viejo mascatrancas acabará muriendo en su cama, rodeado de los suyos, mientras los cubanos nos perdemos por medio mundo o vivimos, viven, en esa pobre isla.

¡Pena me da el cubano que por pudor o cobardía se ahorre o esconda el deseo vivo de ver a Fidel Castro atravesado por una bala que no sepa ni a carne ni a huevos ni a leche! Una bala con sabor a pólvora que nos redima, cuanto pueda, de haber soportado ESTO y haberlo soportado TANTO.

Pero de esa bala sabremos tanto como de la carne, la leche y los huevos que promete el arbolito de Oriente descubierto por el dictador senil. En la India, donde crece, se venera a Kundalini, diosa que se enrosca para morderse la cola. Ese es nuestro sino, el de un majá sin patas ni ganas. Un jubo que no le gana a la jutía ni a abrazos.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com

El tuitero Castro: un Mix

- 15/06/12
Categoría: Castro & Family
Imprimir Imprimir


Castro I, a quien bauticé como “Blogger en jefe” allá por marzo de 2007, busca convertirse ahora en tuitero. Sus últimas cuatro “reflexiones” son brevísimos apuntes con lo suyo de apodíctico y lo suyo de enigmático. Pero la chochera, si breve, dos veces chocha.

Me he entretenido en hacer un minipost de las cuatro minireflexiones. Que la chochera, si hecha palimpsesto, dos veces mona. Apenas he cambiado un par de palabras: todas las demás son las suyas. Y lo he armado como si un émulo suyo “reflexionara” sobre su muerte.

Los originales aquí.

Este el mix:

Se nos ha ido el atamán más revolucionario que he conocido. Después de las cuatro de la tarde de ayer llegó la noticia. Me correspondió el privilegio de observar su conducta cuando no pagaba amargamente la deuda contraída. Ningún otro amateur brilló tanto en la historia. Cada hombre vive su época. La actual es infinitamente cambiante, si se compara con cualquier otra anterior. “Hay que castigar a Cuba”, dijo un día. Nuestro país nunca pronunciará siquiera su nombre. ¡Tales predicciones parecen correctas! Podría haber obtenido dos títulos olímpicos, pero incurrió en un pequeño error. Su edad y su salud lo presentan como prototipo ideal de quien vendió su alma al diablo por unas pocas líneas de vodka. Presumía de hombre sabio: fue una ofensa absolutamente gratuita.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com

Mariela Castro, Bruno y los Hohenzollern

- 31/05/12
Categoría: Bruno, Castro & Family
Imprimir Imprimir


1) Mariela Castro se denomina a sí misma «disidente» en un acto público en Nueva York. «Disidente». Una Castro. Al fin le encuentro sentido a la idea de Nueva York como la ciudad que nunca duerme. ¡Cómo se va a quedar dormida la muchacha con las carcajadas que se echa!

2) Aunque la idea es ingeniosa y muy castrista. Y ni siquiera es nueva. Los Castro siempre han sido ingeniosos poniéndole nombres a las cosas. Le pusieron «no básico» a un juguete. O «Unidad militar de ayuda a la producción» a los campos de reeducación comunista. O «libreta de abastecimiento» a las cartillas de racionamiento. Luego, Mariela Castro puede llamarse a sí misma «disidente», como su padre y su tío bautizaron a Cuba «Primer territorio libre de América» cuando lo hundían en las sombras del totalitarismo.

3) Lo comenté con Bruno. Últimamente siempre consulto a Bruno las cosas que parecen importantes, sin serlo. Por su autoestima, ya saben. «Mariela tiene muchas cosas en común conmigo», me dijo. «¿En serio?» «Sí, porque le debe a su pedigrí toda la atención que concita». (Bruno, nacido en una aldea de Centroeuropa, se reclama heredero del pedigrí de cierta estirpe que mimaron los Hohenzollern. Estuve a punto de mencionar que la presunta homosexualidad de Federico el Grande y aquella vieja historia con Voltaire le darían mucho juego a su tesis, cenesexizándola.) Preferí decirle: «Pero a ti nadie te invita a hablar en San Francisco para LASA ni en la Biblioteca Pública de Nueva York para un ilustre público que aplaude hasta con las orejas». Suspiró. Enarcó las cejas que no tiene: «Es que los Hohenzollern fueron cualquier cosa menos de izquierdas y las Hohenzollern fueron conocidas por muchas cosas menos por mover alegremente las caderas como las cubanas», dijo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com

No (Mariela) Castro, no problem

- 24/05/12
Categoría: Castro & Family
Imprimir Imprimir


Voy siguiendo la intervención de Mariela Castro en la reunión de LASA en San Francisco. Ted Henken la va comentando e ilustrando en Twitter y también Ariana Hernández-Reguant subió alguna fotografía a EthnoCuba, el interesante espacio que coordina en Facebook.

Antes, ETDLV se ha hecho eco de otras reuniones de LASA (consúltense los archivos en la columna de la derecha), pero esta vez he decidido no entretenerme con esta materia. Que una Castro haya sido invitada a participar en uno de los paneles me parece asunto tan obsceno que no vale la pena ensuciar las teclas. (Es posible que lo haga más tarde, en unos días, y ojalá sea para anunciar alguna buena noticia acerca del capítulo Cuba de LASA.)

Otra es la cuestión que me interesa de Mariela Castro, hasta donde pueda interesarme esa criatura. A saber, el hecho de que el Departamento de Estado le haya concedido un visado para visitar los EE.UU., a sabiendas de que allá se explayará, ya lo está haciendo, sobre la «humanidad de la revolución», la condición de «mafiosos» que endilga a representantes electos con los votos de muchos norteamericanos, la negación de todo futuro para Cuba que no pase por la perpetuación de la herencia de la estirpe a la que pertenece, la retahíla de vilipendios a los opositores cubanos y a los exiliados en general, es decir, a las víctimas de su padre y su tío.

Que la hija del dictador Raúl Castro y sobrina de Fidel Castro, quien jamás ha pedido perdón a los cubanos por los desmanes de su estirpe sea bienvenida en los EE.UU. me parece un despropósito mayúsculo de la Administración de Barack Obama. Despropósito que tiene su origen en LASA, quien aceptó incluirla en el panel cuya exposición concluye en este mismo instante, la misma LASA que ha vetado en tantas ocasiones paneles de discusión que defendían visiones críticas sobre el régimen cubano y que no rechistó cuando Yoani Sánchez fue impedida de viajar por el gobierno de Cuba a la pasada convocatoria.

Mucho se habla de la necesidad de establecer canales de diálogo entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba como herramienta que favorezca la democratización de la isla. Yo participo de esa posición, porque creo que una mayor presencia de los Estados Unidos en Cuba siempre es deseable, pero si esa estrategia pasa por tenderle alfombra roja a un Castro, o una, se nos está sometiendo a una humillación que, entiendo, no merecemos.

La fotografía es de Ted Henken via Twitter

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
© www.eltonodelavoz.com