Casi nos atropellan hace unos minutos…

- 21/04/14
Categoría: Uncategorized
Imprimir Imprimir


Casi nos atropellan hace unos minutos a Bruno y a mí. ¡Pero casi, casi, eh! Una joven, rubia y nerviosa, frenó su Mini color azul marino cuando ya la luz se ponía en rojo y su coche quedó sobre la cebra. Bruno y yo esperábamos para cruzar y asistimos divertidos y levemente excitados al frenazo y vimos, al menos lo vi yo que soy algo más alto que Bruno, cómo sus hombros y sus pechos se proyectaron hacia adelante y recularon después, los pechos dibujando una graciosa curva que lo hubiera sido más de alcanzar secuencia sinusoide, como lo hace ahora en mi memoria.

Nos miramos Bruno y yo; ella se quedó muy quieta pensando en lo que sea que piensen las rubias que estuvieron a punto de saltarse un semáforo. Nosotros hicimos lo que creí conveniente: cruzamos por detrás del Mini. No había otra. Y ahí la rubia, Bruno y yo detrás de ella con nuestro paso elegante, puso la marcha atrás para dejar libre la cebra, ¡yegua!

Pegué tres gritos, golpeé el coche, tiré de la correa negra y naranja que ata a Bruno, Bruno chilló, asfixiado, y salté… Todo eso en menos de lo que se lo lee. ¡Casi, casi, eh! Clavó los frenos a tiempo y apenas me rozó, pero lo hizo. Hubo protestas en la esquina y algún reproche a la rubia. Dos ancianas, una de ellas vecina de mi escalera, fueron bastante activas.

Yo rodeé el coche, me incliné sobre la ventanilla anterior derecha y percutí en el vidrio con el dedo índice de mi mano izquierda; la otra sujetaba a un Bruno que hiperventilaba, criatura. La infractora temblaba y ambos sabíamos que debía tomarse su tiempo. Nos lo dimos. Finalmente, volvió la cabeza sin mover los hombros, como aquellas muñecas de mi hermana que yo decapitaba y ella regresaba a la vida devolviendo sus cabezas de plástico, ojos coloreados de azul y pestañas como escobillas, a sus torsos firmes. ¡Cuánta pena y cuánta rabia en su mirada, nenas, nenes!

Jamás vi mujer más bella en mi vida. Y de repente descubrí que lamentaba que no me hubiera atropellado, uniendo así su vida y la mía por una historia que contar en sobremesas de domingos sucesivos y unos trámites que quise, en ese breve instante de pena, largos con los adustos agentes de mi aseguradora y los seguramente idénticos de la suya. Por un momento me vi tendido en una cama de hospital y ella tomándome de la mano y estampando su firma en la escayola con trazo irregular.

No sé cómo recuerde Bruno este episodio, ni si lo recuerdo yo mañana. Bruno, que es mucho más bajo que yo y ya dormita, ajeno a las rubias y a la muerte que te pueden traer.

Fotografía: Juan Carlos Herrera Lorenzo

© www.eltonodelavoz.com

A 10 años del 11/M

- 11/03/14
Categoría: Uncategorized
Imprimir Imprimir


¡No los olvidemos!

Eva Belén Abad Quijada, española, 30 años
Óscar Abril Alegre, español, 19 años
Liliana Guillermina Acero Ushiña, ecuatoriana, 26 años
Florencio Aguado Rojano, español, 60 años
Juan Alberto Alonso Rodríguez, español, 38 años
María Joséfa Alvarez González, española, 48 años
Juan Carlos Del Amo Aguado, español, 28 años
Andriyan Asenov Andrianov, búlgaro, 22 años
María Nuria Aparicio Somolinos, española, 40 años
Alberto Arenas Barroso, español, 24 años
Neil Hebe Astocondor Masgo, peruano, 34 años
Ana Isabel Avila Jiménez, española, 43 años
Miguel Ángel Badajoz Cano, español, 34 años
Susana Ballesteros Ibarra, española, 42 años
Francisco Javier Barahona Imedio, español, 34 años
Gonzalo Barajas Díaz, español, 32 años
Gloria Inés Bedoya, colombiana, 40 años
Sanaa Ben Salah Imadaquan, española hija de marroquíes, 13 años
Esteban Martín De Benito Caboblanco, español, 39 años
Rodolfo Benito Samaniego, español, 27 años
Anka Valeria Bodea, rumana, 26 años
Livia Bogdan, rumana, 27 años
Florencio Brasero Murga, español, 50 años
Trinidad Bravo Segovia, española, 40 años
Alina Maria Bryk, polaca, 39 años
Stefan Budai, rumano, 37 años
Tibor Budi, rumano, 37 años
María Pilar Cabrejas Burillo, española, 37 años
Rodrigo Cabrero Pérez, español, 20 años
Milagros Calvo García, española, 39 años
Sonia Cano Campos, española, 24 años
Alicia Cano Martínez, española, 63 años
José María Carrilero Baeza, español, 39 años
Álvaro Carrion Franco, español, 17 años
Francisco Javier Casas Torresano, español, 28 años
Cipriano Castillo Muñoz, español, 55 años
María Inmaculada Castillo Sevillano, española, 39 años
Sara Centenera Montalvo, española, 19 años
Oswaldo Manuel Cisneros Villacís, ecuatoriano, 34 años
Eugenia María Ciudad-Real Díaz, española, 26 años
Jacqueline Contreras Ortiz, peruana, 22 años
María Soledad Contreras Sánchez, española, 51 años
María Paz Criado Pleiter, española, 52 años
Nicoleta Diac, rumana, 27 años
Beatriz Díaz Hernandez, española, 30 años
Georgeta Gabriela Dima, rumana, 35 años
Tinka Dimitrova Paunova, búlgara, 31 años
Kalina Dimitrova Vasileva, búlgara, 31 años
Sam Djoco, senegalés, 42 años
María Dolores Durán Santiago, española, 34 años
Osama El Amrati, marroquí, 23 años
Sara Encinas Soriano, española, 26 años
Carlos Marino Fernández Dávila, peruano, 39 años
María Fernández del Amo, española, 25 años
Rex Ferrer Reynado, filipino, 20 años
Héctor Manuel Figueroa Bravo, chileno, 33 años
Julia Frutos Rosique, española, 44 años
María Dolores Fuentes Fernández, española, 29 años
José Gallardo Olmo, español, 33 años
José Raúl Gallego Triguero, español, 39 años
María Pilar Gamiz Torres, española, 40 años
Abel García Alfageme, español, 27 años
Juan Luis García Arnaiz, español, 17 años
Beatriz García Fernández, española, 27 años
María de las Nieves García García-Moñino, española, 46 años
Enrique García González, dominicano, 28 años
Cristina Aurelia García Martínez, española, 34 años
Carlos Alberto García Presa, español, 24 años
José García Sánchez, español, 45 años
José María García Sánchez, español, 47 años
Javier Garrote Plaza, español, 26 años
Petrica Geneva, rumana, 34 años
Ana Isabel Gil Pérez, española, 29 años
Óscar Gómez Gudiña, español, 24 años
Felix González Gago, español, 52 años
Ángelica González García, española, 19 años
Teresa González Grande, española, 38 años
Elías González Roque, español, 30 años
Juan Miguel Gracia García, español, 53 años
Javier Guerrero Cabrera, español, 25 años
Berta María Gutiérrez García, española, 39 años
Sergio de las Heras Correa, español, 29 años
Pedro Hermida Martín, español, 51 años
Alejandra Iglesias López, española, 28 años
Mohamed Itaiben, marroquí, 27 años
Pablo Izquierdo Asanza, español, 42 años
María Teresa Jaro Narrillos, española, 32 años
Oleksandr Kladkovoy, ucraniano, 56 años
Laura Isabel Laforga Bajón, española, 28 años
María Victoria León Moyano, española, 30 años
María Carmen Lominchar Alonso, española, 34 años
Myriam López Díaz, española, 31 años
María Carmen López Pardo, española, 50 años
María Cristina López Ramos, española, 38 años
José María López-Menchero Moraga, español, 44 años
Miguel de Luna Ocaña, español, 36 años
María Jesús Macías Rodríguez, española, 30 años
Francisco Javier Mancebo Záforas, español, 38 años
Ángel Manzano Pérez, ecuatoriano, 42 años
Vicente Marín Chiva, español, 37 años
Antonio Marín Mora, español, 43 años
Begoña Martín Baeza, española, 25 años
Ana Martín Fernández, española, 43 años
Luis Andrés Martín Pacheco, español, 54 años
María Pilar Martín Rejas, española, 50 años
Alois Martinas, rumano, 27 años
Carmen Mónica Martínez Rodríguez, española, 31 años
Míriam Melguizo Martínez, española, 28 años
Javier Mengíbar Jiménez, español, 43 años
Álvaro de Miguel Jiménez, español, 26 años
Michael Mitchell Rodríguez, cubano, 28 años
Stefan Modol, rumano, 45 años
Segundo Víctor Mopocita Mopocita, ecuatoriano, 37 años
Encarnación Mora Donoso, española, 64 años
María Teresa Mora Valero, española, 37 años
Julita Moral García, española, 53 años
Francisco Moreno Aragonés, español, 56 años
José Ramón Moreno Isarch, español, 37 años
Eugenio Moreno Santiago, español, 56 años
Juan Pablo Moris Crespo, español, 32 años
Juan Muñoz Lara, español, 33 años
Francisco José Narváez de la Rosa, español, 28 años
Mariana Negru, rumana, 40 años
Ismael Nogales Guerrero, español, 31 años
Inés Novellón Martínez, española, 30 años
Miguel Ángel Orgaz Orgaz, español, 34 años
Ángel Pardillos Checa, español, 62 años
Sonia Parrondo Antón, española, 28 años
Juan Francisco Pastor Férez, español, 51 años
Daniel Paz Manjón, español, 20 años
Josefa Pedraza Pino, española, 41 años
Miryam Pedraza Rivero, española, 25 años
Roberto Pellicari Lopezosa, español, 31 años
María del Pilar Pérez Mateo, española, 28 años
Felipe Pinel Alonso, español, 51 años
Martha Scarlett Plasencia Hernandez, dominicana, 27 años
Elena Ples, rumana, 33 años
María Luisa Polo Remartinez, española, 50 años
Ionut Popa, rumano, 23 años
Emilian Popescu, rumano, 44 años
Miguel Ángel Prieto Humanes, español, 37 años
Francisco Antonio Quesada Bueno, español, 44 años
John Jairo Ramírez Bedoya, colombiano, 37 años
Laura Ramos Lozano, hondureña, 37 años
Miguel Reyes Mateos, español, 37 años
Marta del Río Menéndez, española, 40 años
Nuria del Río Menéndez, española, 38 años
Jorge Rodríguez Casanova, español, 22 años
Luis Rodríguez Castell, español, 40 años
María de la Soledad Rodríguez de la Torre, española, 42 años
Ángel Luis Rodríguez Rodríguez, español, 34 años
Francisco Javier Rodríguez Sánchez, español, 52 años
Ambrosio Rogado Escribano, español, 56 años
Cristina Romero Sánchez, española, 34 años
Patricia Rzaca, polaca, 7 meses
Wieslaw Rzaca, polaco, 34 años
Antonio Sabalete Sánchez, español, 36 años
Sergio Sánchez López, español, 17 años
María Isabel Sánchez Mamajón, española, 37 años
Juan Antonio Sánchez Quispe, peruano, 45 años
Balbina Sánchez-Dehesa Francés, española, 47 años
David Santamaría García, español, 23 años
Sergio dos Santos Silva, brasileño, 28 años
Juan Carlos Sanz Morales, español, 33 años
Eduardo Sanz Pérez, español, 31 años
Guillermo Senent Pallarola, español, 23 años
Miguel Antonio Serrano Lastra, español, 28 años
Rafael Serrano López, español, 66 años
Paula Mihaela Sfeatcu, rumana, 27 años
Federico Miguel Sierra Serón, español, 37 años
Domnino Simón González, español, 45 años
María Susana Soler Iniesta, española, 46 años
Carlos Soto Arranz, español, 34 años
Mariya Ivanova Staykova, búlgara, 38 años
Marion Cintia Subervielle, francesa, 30 años
Alexandru Horatiu Suciu, rumano, 18 años
Danuta Teresa Szpila, polaca, 28 años
José Luis Tenesaca Betancourt, ecuatoriano, 17 años
Iris Toribio Pascual, española, 20 años
Neil Torres Mendoza, ecuatoriano, 38 años
Carlos Tortosa García, español, 31 años
María Teresa Tudanca Hernández, española, 49 años
Jesús Utrilla Escribano, español, 44 años
José Miguel Valderrama López, español, 25 años
Saúl Valdez Ruiz, hondureño, 44 años
Mercedes Vega Mingo, española, 45 años
David Vilela Fernández, español, 23 años
Juan Ramón Zamora Gutiérrez, español, 29 años
Yaroslav Zojniuk, ucraniano, 48 años
Csaba Olimpiu Zsigovski, rumana, 26 años

© www.eltonodelavoz.com

Santiago Feliú, el tiempo que huye

- 12/02/14
Categoría: Uncategorized
Imprimir Imprimir


Santiago Feliú (1962-2014).

“Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus, singula dum capti circumvectamur amore”.*
Virgilio, Geórgicas, Libro III

© La fotografía es de Juan Carlos Herrera Lorenzo y no puede ser reproducida sin su autorización. Fue tomada en el backstage de la Sala Clamores, Madrid, el 10 de abril de 2008.

*”Pero mientras tanto huye, huye el tiempo irremediablemente, mientras nos demoramos atrapados por el amor hacia los detalles”.

© www.eltonodelavoz.com

Una despedida (versión impresa)

- 27/09/13
Categoría: Uncategorized
Imprimir Imprimir


Una despedida

Jorge Ferrer

Afuera, desparramados sobre la acera, muebles de cocina desmontados deprisa y con cierta violencia, un par de colchonetas, otros muebles decrépitos, piezas de vajilla, trapos que alguna vez fueron ropas. La puerta del vestíbulo está abierta de par en par, guardada por una viejecita que apoya las dos manos, y se apoya casi toda ella, sobre un bastón. No la reconocí.

Un hombre de más de setenta años, tal vez frisando ya los ochenta, está de pie en medio del vestíbulo. No me cuesta comprender que está esperando que baje el ascensor cargado con más desechos. Están vaciando un apartamento de mi edificio. El hombre, esbelto para sus años y con aires de quien está habituado a mandar, se disculpa conmigo: “Tardará un poco, porque acaba de subir”, nos dice. “Esperaremos”, le digo. Y me explico: “A Bruno le cuesta subir las escaleras”. El hombre mira a Bruno. “No parece viejo”, dice. “Pero las patas cortas casan mal con las contrahuellas altas”, le aclaro. Asiente. Sabe lo que significa la voz “contrahuella” y yo siempre me fío de quien conoce palabras de escaso uso. “Tampoco tenemos prisa” , añado. Porque no la tenemos.

La figura sentada junto a la puerta suspira. El hombre tuerce el gesto. Entonces reconozco a la anciana. Apenas una semana atrás era la elegante vecina del tercero primera. Una mujer en los setenta, maquillada siempre, olorosa a perfumes de fragancia bien distinta de esa suerte de formol adelantado con que se bañan otros viejos de mi edificio y todos los edificios del mundo. Espigada, sonriente, imbuida de una dignidad transparente, solía subir a taxis que la esperaban en la puerta. Reparo ahora en que en los siete años que hemos compartido escalera, jamás la vi acompañada.

“¿Hace mucho que vive aquí?”, me pregunta el hombre. Le digo. “Yo compré en el sesenta y dos, cuando lo construyeron”, explica. “¿Por qué lo está vaciando? ¿Lo vende?”, pregunto. “Sí… Aunque ya nada vale la pena, ni tener, ni alquilar, ni vender, ni nada…”, dice con menos pena que indiferencia. Yo asiento, sin saber por qué, pero ya puesto en guardia. “Ya ve cómo está todo esto”, añade y subraya la presunta decadencia ambiente trazando un círculo con la mano derecha. Pudo referirse a la ciudad de Barcelona, a España o al mundo.

Miro a la anciana. Tiene los ojos clavados en el suelo. Pero adivino que sigue nuestra conversación. Veo de repente lo que no he sabido ver antes. A esa mujer que ahora va camino de un asilo o, lo que es lo mismo, de una convivencia que pondrá fin a sus afeites y sonrisas, su paso elegante y su solitario bienestar. Me pregunto qué parentesco la une a ese hombre adusto, pero franco y hasta afable, que le está echando el cierre a su vida. ¿Fue su mujer y juntos compraron ese apartamento en el lejano sesenta y dos? ¿Será su hermana, a la que cedió el apartamento hasta que decidió, ahora, venderlo, por mucho que ya nada valga la pena? ¿Qué drama terrible se vive en ese vestíbulo iluminado por luces fluorescentes y, valga la expresión, azulejado de beige?

Se abre la puerta del ascensor y, sin molestarse en saludar o excusarse, un sujeto contrahecho, maloliente y de rostro simiesco me avisa de que tardará en vaciarlo. En efecto, viene lleno hasta los topes. El anciano, su patrón, lo mira con desprecio y lo apremia. Parece saber que la elección de empleado tan miserable, en semblante y gesto, descubre la sordidez de un acto que su prestancia buscaba, y casi conseguía, disimular.

Bruno y yo nos apartamos. Reculamos hacia el rincón que ocupa la anciana. Esta levanta los ojos apenas lo suficiente para encontrar los de Bruno y lo acaricia con una mano que parece haberse arrugado tanto la víspera como no lo hizo en el lustro anterior. Bruno se la lame y ella se deja. Bruno sabe, porque no hay inteligencia como la de los perros, si acaso solo comparable a la de los ancianos que se ven en el trance de abandonar su mundo, antes de que les toque abandonar el de todos.

La columna “Una despedida” aparece en la edición de hoy de El Nuevo Herald.

© www.eltonodelavoz.com

Fidel Castro: Game is over

- 12/10/12
Categoría: Agua corriente, Castro & Family, Uncategorized
Imprimir Imprimir


Leyenda.

© www.eltonodelavoz.com

Ileana Lochte, la madre del cubanoamericano que ha ganado la primera medalla de oro para EE.UU. en Londres 2012

- 29/07/12
Categoría: Uncategorized
Imprimir Imprimir


Ileana Lochte, la madre cubana de Ryan Lochte, entrevistada sobre su hijo. Ileana nació en La Habana en 1954. Su hijo ha ganado esta tarde la primera medalla de oro para los Estados Unidos.

Mujer enérgica y simpática que asegura que a Lochte, quien venció esta tarde a Michael Phelps, le gustan las “croquetas”, “el bisté empanizado”, el “picadillo” y la “ropa vieja” que le cocinaba su abuela. ¡Y que todavía le cocina esa abuelita cubana de 91 años! Desayuno de campeones, oigan.

La Cuba grande, que es la de todos, la que junta isla y exilio, ya tiene su primera medalla de oro en Londres.

¡Felicidades!

Acceder al video AQUÍ

© www.eltonodelavoz.com