Dayron Robles pone imagen a la resistencia al modelo chino

- 29/08/11
Categoría: Agua corriente, Deportes, Wikileaks
Imprimir Imprimir


Me había quedado con las ganas de ponerle imagen a una de las perlas cubanas que nos regaló pescar en aquellos cables de Wikileaks. Los del Departamento de Estado, ¿se acuerda alguien de eso?

Aquí me ocupé de la perla de marras: un funcionario chino que narraba a sus colegas occidentales cómo las autoridades cubanas no querían ni oír hablar del «modelo chino» y entorpecían todo avance de los asiáticos que buscaban rebajar el rigor estatista de los Castro.

Decía el cable: «Any discussions around Chinese-style reforms, particularly regarding foreign investment, have been difficult and “a real headache” according to the Chinese.»

Y fíjate tú que Dayron Robles, el atleta guantanamero, le puso imagen hoy lunes a ese «no corras tanto, chino» con su marrullera actuación en los mundiales de atletismo en Daegu. Allí entorpeció la marcha de Liu Xiang y llegó primero a la meta.

Si es que no hay más que tener paciencia y memoria.

La marrullería dayronesca se puede ver en detalle en este video. Se aprecia con claridad prístina a partir de 3:00. Naturalmente, Dayron Robles fue descalificado y desposeído de la medalla de oro que ya acariciaba.

Y eso no es todo: descalificado el cubano por joder al chino, la medalla de oro fue a parar al pecho del norteamericano Jason Richardson, como en una de esas historias que no contentas con tener un buen final, se anotan dos.

© www.eltonodelavoz.com

Mariela Castro y Julian Assange, y 2

- 29/12/10
Categoría: Castro & Family, e-cuba, Wikileaks | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


La información contenida en el post publicado aquí ayer, Día de los Santos Inocentes, no se corresponde con la realidad.

Responde a saludable tradición que cultivo: la de generar noticias falsas, pero verosímiles, este día del año.

El propósito: reírnos por una vez de las noticias que movemos y divulgamos; nos mueven y manipulan. A veces la risa se torna algo amarga, como me sucedió en alguna ocasión, pero son casos contados. Por regla general, todos somos capaces de reírnos de nosotros mismos, siquiera de tanto en tanto.

Agradezco a Alen Lauzán, artífice del espléndido Guamá, que me echara cómplice y entusiasta mano montando la imagen.

Los comentarios que llegaban poniendo en evidencia la «inocentada» fueron retenidos, y ya aparecen en el orden en que llegaron a ETDLV. La excepcional moderación de comentarios ya ha sido desactivada, siguiendo la práctica de este blog.

A quien interese, las «inocentadas» anteriores publicadas aquí están accesibles en los siguientes enlaces:

2007: Secretismo en torno a la visita de Fidel Castro a El Rincón en la tarde de ayer

2008: Yusneris Montes de Oca: ¡Abajo Fidel! ¡Métanse la contraloría!

2009: La Charanga Habanera le canta a los Cinco Héroes

© www.eltonodelavoz.com

Mariela Castro se lleva a Julian Assange a Cuba

- 28/12/10
Categoría: Castro & Family, e-cuba, Wikileaks | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Aun sin conocer todos los detalles del acuerdo entre Julian Assange y Mariela Castro, la noticia de que el primero haya prestado su imagen a una campaña del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) en favor del uso del preservativo en Cuba indica al menos dos cosas: 1) Que el fundador de Wikileaks concede una gran importancia a su relación con Cuba y no descarta buscar refugio en la isla; y 2) Que la hija de Raúl Castro tiene un gran olfato para ganar titulares de prensa y continuar potenciando su papel en la Cuba futura.

La campaña está siendo distribuida selectivamente a la lista de correo del CENESEX y asoma ya a algunas cuentas cubanas en Twitpic y Facebook.

A estas horas todavía es difícil saber a ciencia cierta por qué el arisco Assange ha permitido a la hija del presidente cubano utilizar su imagen en esta campaña en favor del uso de preservativos, aunque hay algunos elementos más o menos a la mano que ofrecen indicios. Con todo, habrá que esperar a la intervención de los abogados del australiano anunciada para la tarde del 29 de diciembre en un lugar por determinar que pudiera ser la sede de la Embajada cubana en Londres.

Por lo pronto, diversas fuentes indican que la asociación de una de las acusadoras de Assange, la sueca Anna Ardin, con grupos disidentes cubanos y la utilidad que el gobierno de la Isla ha visto a las filtraciones favorecieron un acercamiento del australiano a contactos de alto nivel en Cuba.

Más aún: que el Frontline Club fundado por Vaughan Smith, quien ahora es su anfitrión, acoja eventos favorables al régimen cubano, habrá ayudado a conectar a Mariela Castro con el australiano pues tales «gestos» indican cordial relación con los representantes diplomáticos cubanos en el Reino Unido. Recuérdese que fue precisamente en una intervención en el Frontline Club el pasado 25 de octubre donde Assange se refirió a la posibilidad de radicarse en Cuba, que descartó con calculada astucia. Dijo entonces, según recoge el site del Frontline Club:

I don’t think I’m forced into that position and I wouldn’t like to be forced into that position. I’m sure I could live in Moscow or Cuba, but what the hell are we saying then? Is that how bad things have become?

Con todo, parece evidente que la fotografía elegida para el anuncio, donde Assange aparece haciendo un saludo militar, puede indicar un claro guiño a Raúl Castro, padre de su interlocutora cubana, y tal vez su futuro anfitrión. Conocida es también su afinidad con Ernesto Guevara.

¿Veremos a Julian Assange refugiado en Cuba antes de que comparezca ante el tribunal sueco?

Por lo pronto, ya presta su imagen a La Habana en anuncio en favor del uso de condones que ha provocado un cáustico comentario del Ministerio de Justicia de Suecia.

«Es como si un señor acusado de intentar agredir a su vecino con un destornillador se le ofrece para montarle un mueble de IKEA a medianoche», ha dicho la fiscalía.

© www.eltonodelavoz.com

La disidencia cubana según Wikileaks: ¡no quiero llanto!

- 17/12/10
Categoría: Cambios en Cuba, Oposición, Wikileaks | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Los cables filtrados por Wikileaks y publicados en la noche del jueves por el diario El País muestran que los funcionarios norteamericanos no creen en la oposición cubana, conocen muy bien las divisiones internas que la fragmentan, son conscientes del ansia de cada facción por conseguir más dinero y así «opacar» a las otras, saben del divorcio del discurso opositor y la opinión pública cubana, etc., etc.

Muestran lo que sabe cualquiera que atienda a los avatares de casi —subrayo: casi— todos esos pocos que han elegido el duro camino de la «disidencia» a un régimen totalitario, ya sea por convicción o por interés. Metidos en harina, acaban enharinados por la DSE, por la presión familiar que les pide visas y salto a Miami, por los tejemanejes de quienes se lucran con ellos desde el exilio o por las dentelladas de quienes compiten por el favor de los donantes. Las más de las veces también por sus propias miserias, de las que nadie está exento y el hostigamiento de la policía castrista exacerban.

Que a Martha Beatriz Roque la llamen entre ellos «La Bruta», que de Elizardo Sánchez todos tengan la certeza de que colabora con la DSE, que Vladimiro o Payá terminaran siendo caricaturas de sí mismos, que cada vez que nos inventamos un «Mandela cubano» acabemos pifiándola, que la unidad de las Damas de Blanco sea una entelequia vendida a tontos…: todo eso lo saben los diplomáticos norteamericanos, ¡y todos los demás!, en La Habana. Para rizar el rizo hace unos días dos disidentes se pelearon a puñetazos a las afueras de la Oficina de Intereses y ahora muchos buzones de correo —el mío entre ellos— van recibiendo los trapos sucios, jaba a jaba. En ellos la pugna por CUC más o CUC menos es una dolorosa constante.

Eso será lo malo para algunos.

Para otros lo bueno será que aun reconociendo todo eso los diplomáticos norteamericanos terminen cada descripción de las lacras de esa oposición con invariables «los seguiremos apoyando».

Si nos aplicáramos aquello de que cada pueblo tiene no solo el gobierno que merece sino también la disidencia que merece, habremos de concluir que con los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos hemos ganado aliado que no merecemos.

© www.eltonodelavoz.com

Dice Wikileaks que dijo Raúl Castro que quería susurrarle cositas a Barack Obama

- 16/12/10
Categoría: Cambios en Cuba, Castro & Family, Wikileaks | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Mucho wikigoteo hoy sobre Cuba en El País. Como hasta ahora, más ruido que nueces —o mamoncillos, ya que hablamos de la Siempre Fiel.

De entre todo lo que verán en El País —llamado hoy «pro-fascista» por Fidel Castro— lo que más me ha interesado es la búsqueda (presunta búsqueda: Wikileaks es el continente de lo siempre presunto) por parte de Raúl Castro de una vía directa hacia Barack Obama.

China (cubana) y mulato (yuma) contándose sus cositas, por decirlo así.

Lo vemos en el 240644, que glosa reunión de Hillary Clinton con Miguel Ángel Moratinos el 14/12/2009:

During Moratinos, October trip to Cuba, he said, Raul Castro confessed his desire to establish a “secret channel of communication” to the White House.

Ya antes, el 05/12/2009 y según el cable 238314, los españoles habían transmitido el (presunto) mensaje de Raúl Castro. Lo hizo el embajador Manuel Cacho a la Oficina de Intereses en La Habana. Así lo recoge el cable:

The Spanish Ambassador said that Moratinos also is likely to raise Cuba’s interest, as reportedly expressed to him by Raul Castro, for a “political channel” to the USG, particularly to the White House.

A mi juicio, la cuestión es, año más tarde, si ese secreto canal ya existe.

Si ya los caballos practican el arte de los susurros.

© www.eltonodelavoz.com

Cambios en Cuba: una aspirina para el chino

- 10/12/10
Categoría: Cambios en Cuba, Transición, Wikileaks | Etiquetas: ,
Imprimir Imprimir


Los despachos publicados por Wikileaks van dejando caer perla tras perla sobre el pañuelo de la Internet.

Hay poca materia gruesa, en el sentido de noticias que sobrecojan por su novedad o su capacidad de subvertir la vida política internacional, pero sí infinidad de pequeños detalles que agradezco como lector. Lo de Batman y Robin en Moscú, por ejemplo. La impecable descripción de algunos políticos españoles, otra.

Y hay, digo, muchos pequeños detalles que son la argamasa sobre la que se erige la buena literatura, también la diplomática desde el s. XVIII, al menos. Un capítulo, por cierto, en el que los diplomáticos norteamericanos aprueban con algo más que un notable: son buenos redactores y trabajan… como chinos.

De chinos precisamente trae una de esas perlas mayúsculas el cable publicado hoy, el identificado como 248021 y emitido por la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana. Léanlo íntegro que no tiene desperdicio y parece un chiste de esos de «Van un americano, un francés, un español y un chino…» Trae también, cómo no, la correspondiente letanía de que el régimen se acaba mañana. La misma que se podrá leer en todos los cables salidos de la SINA a lo largo de medio siglo, pero ya les digo: son los pequeños detalles los que hacen memorables estos leaks. (Algo que vale también para la historia sexual de Assange que en clave cubana se archivaría en la carpeta etiquetada como «Mami, te juro que es la puntica na’má»)

Y bien, el chino. ¿Cuánto no hemos hablado sobre Cuba y el modelo chino? Barriles de tinta dedicados al asunto, ¿no es cierto?

Pues léase, léase, lo que dice el chino a sus interlocutores:

«The Chinese complained that the GOC’s insistence on keeping majority control of all joint ventures makes no sense. “No matter whether a foreign business invests $10 million or $100 million, the GOC’s investment will always add up to 51%,” China’s commercial counselor said in visible exasperation. He noted a joint venture to produce high-yield rice that produced a good first harvest but was not sustainable at the GOC-mandated prices.»

¡Exasperado el chino, oigan!

Y aún falta la perla.

«Any discussions around Chinese-style reforms, particularly regarding foreign investment, have been difficult and “a real headache” according to the Chinese.»

«Un veldadelo dolol de cabeza», que sería en chino-cubano.

No sé a ustedes, pero a mí esa frase me tendrá riendo un buen rato.

Y dígase lo que se diga de Wikileaks, aquí acaba de mostrar su utilidad para, al menos, un desesperado funcionario chino. Pekín enviará mañana una cajita de aspirinas a su atribulado vendedor de modelo que no compra el gobierno dirigido por, ¡fíjate tú qué cosa!, quienes los cubanos apodan «La china».

© www.eltonodelavoz.com