Pyongyang como nunca lo habías visto

- 21/05/14
Categoría: Uncategorized
Imprimir Imprimir


Video filmado a mediados de este mes de mayo con una cámara instalada en un automóvil que recorre la fantasmagórica capital de Corea del Norte.

Imagen de previsualización de YouTube

h/t: Drugoi

© www.eltonodelavoz.com

(Subversive): Out of office

- 11/05/14
Categoría: Viajes
Imprimir Imprimir


De camino al Subversive Festival en Zagreb.
Ya les cuento desde allá. Estén atentos…

© www.eltonodelavoz.com

Dignificar la política

- 09/05/14
Categoría: Actualidad
Imprimir Imprimir


Pombo, Trapiello, Peri Rossi, De Azúa y Savater con UPyD.
Véanlo todo.
Entre el 22 y el 25 de mayo se celebran elecciones al Parlamento europeo. En España votamos el 25.

Imagen de previsualización de YouTube

© www.eltonodelavoz.com

(Ahí na’má’): Juan Formell, rip

- 02/05/14
Categoría: Agua corriente
Imprimir Imprimir


Se fue Juan Formell, una suerte de arquetipo del cubano del último medio siglo largo: mestizo, amante de los placeres aka gozador, espontáneo, sobrado de ingenio, simpatizante de la revolución de 1959.

Músico de talento extraordinario, Formell le encontró otro cauce a la música popular cubana y puso a bailar a todos los cubanos por cuarenta años más lo que quede.

Un chiste muy sobado dice que Fidel Castro pasará a las enciclopedias futuras como un mero político cualquiera de la era de Juan Formell. Muy excesivo, naturalmente. Los acordes de Formell acabarán diluyéndose como lágrimas en la lluvia, mientras que la partición que ha significado la revolución de 1959 en la historia de Cuba y la figura siniestra del dictador perdurarán para siempre en nuestra historia escrita y durante generaciones en nuestra memoria familiar. No obstante, la sola existencia de ese chiste, que es poco probable que haya cubano que no conozca, indica la estatura de Juan Formell en la memoria y la querencia de los cubanos.

Un histriónico Fidel Castro dijo un día aquello de que “la revolución es más grande que nosotros mismos”. Que los cubanos, decía. El chiste nada clandestino sobre el lugar de Fidel y Formell en las enciclopedias del porvenir demuestra que esos mismos cubanos siempre supieron, aun cuando soportaban y bailaban lo que soportaban y bailaban, que al menos la revolución no era más grande que uno solo de ellos: que no era más grande que Juan Formell, el mago, el maestro de Van Van.

Descanse en paz.

Dos Formell:

1)

Imagen de previsualización de YouTube

2)

Imagen de previsualización de YouTube

© www.eltonodelavoz.com

De Rusia, Ucrania y las sanciones para ‘Las noticias como son’ de Radio Martí

- 01/05/14
Categoría: Agua corriente, El Timbre de la Voz, Poscomunismo, Rusia
Imprimir Imprimir


Anoche, en Radio Martí, estuve hablando de la situación en Rusia con Amado Gil en su programa ‘Las noticias como son’.
Va el audio, hasta 12:15.

© www.eltonodelavoz.com

¡Lo que no inventa el cubano!

- 28/04/14
Categoría: Agua corriente
Imprimir Imprimir


El Nuevo Herald trae hoy una pieza que titula “La creatividad cubana para lidiar con la escasez no tiene límites”.

Siempre son divertidos de leer estos catálogos de la utilería con que los cubanos sortean la escasez, ese donde la carne sin carne sería epítome. También divierten, más o menos, esas tantas imágenes del sobado ingenio cubano que circulan por internet: burros tirando de chasis recortados o balsas hechas de cualquier cosa que parece capaz de todo menos de flotar, por ejemplo.

No obstante, a mí siempre me ha divertido el rotundo carácter de oxímoron que conllevan esas loas al ingenio y la creatividad de los cubanos ante la miseria. Un ingenio, por cierto, al que el régimen llegó a dar carta de naturaleza institucional con aquella ANIR, ¿la recuerdan?, la Asociación nacional de inventores y racionalizadores que reunía y premiaba a los ingeniosos cubanos que se las sabían todas, lo resolvían todo, derrochaban inventiva e ingenio haciendo de la escasez, si no virtud, al menos materia de congreso anual.

Pero reléase el titular, piénsese la idea toda y repárese en esa dimensión de oxímoron que siempre me pasma: “La creatividad cubana para lidiar con la escasez no tiene límites”.

“No tiene límites”, dice y solemos decir, alborozados y enorgulleciéndonos de lo listos que son esos cubanos que le encuentran solución a todo: “¡Lo que no inventa el cubano!”, repetimos una y otra vez babeando.

Y olvidando que ese ingenio que no tendría límites tiene al menos uno, tal vez uno solo, y un problema al que no ha conseguido encontrar, ay, solución sea por la vía del invento o la racionalización: la capacidad de ingeniarse la herramienta que sepulte al régimen que los ha sumido en esa escasez que los hizo tan rabiosamente listos e ingeniosos.

© www.eltonodelavoz.com