Cuba: «Hombre del Año»

- 05/01/11
Categoría: e-cuba | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Cierro la encuesta que subí hace unos días. Ofrecía votar por el «Hombre del Año» en cubana materia.

Los resultados después de 168 (+ 1) votantes:

• Orlando Zapata Tamayo (47%, 80 Votes)
• Guillermo Fariñas (25%, 43 Votes)
• Raúl Castro (12%, 20 Votes)
• Cardenal Jaime Ortega (6%, 10 Votes)
• Yoani Sánchez (5%, 9 Votes)
• Marco Rubio (4%, 6 Votes)
• Industriales (2%, 4 Votes)
• Aroldis Chapman (1%, 2 Votes)
• Ariel Sigler Amaya (1%, 2 Votes)
• Hugo Cancio (1%, 2 Votes)
• Yuriorkis Gamboa (1%, 1 Votes)

Disidentes con vocación suicida —la de Zapata, el «ganador», consumada— arriba, con gran diferencia; exitosos deportistas abajo, con la misma.

Naturalmente, estos votos carecen de cualquier valor representativo. Ni siquiera, a juzgar por las estadísticas de visitas a ETDLV, son representativos del sentir de quienes acuden aquí.

Y afortunadamente nada significan, oigan. Porque si lo hicieran es que el embarque sería, me temo, definitivo.

Descontando los sentimientos, claro, (aquí) esos lindos animales de patriótico peluche.

© www.eltonodelavoz.com

El sabor de la cubanología

- 04/01/11
Categoría: Exilio, Transición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


En los últimos diez días me he visto unas siete veces sentado en torno a mesas en las que se me ha preguntado qué perspectivas le veo a la situación de Cuba en el año que comienza.

La he expresado. Y casi juraría que cada vez en idénticos términos.

¡Ay, pero ese «casi»! ¡Ese adverbio que echa al traste toda ciencia sobre el asunto, aunque sea ciencia tan dudosa como la astrología aplicada al castrismo!

Convendría estudiar cómo influye la ingesta de ciertas comidas en nuestras bien provistas mesas del exilio cuando de dedicarle la sobremesa al régimen se trata.

¿Se ve igual desde aquí la Cuba de 2011 tras espalda de cordero al romesco, pierna de cerdo asada o salmón marinado sobre lecho de canónigos y escoltado por alcaparras y arbequinas?

¿Se la ve lo mismo entretenido el paladar con caldos de la Ribera del Duero, el Priorat o la Borgoña?

La niebla de la distancia afecta, ya se sabe. Pero ¿y los vapores del gusto?

¡Decidido!: esta noche me voy a la cama con Brillat-Savarin a ver qué se raspa ahí para cubanólogos.

© www.eltonodelavoz.com

(Cuba): escenas para el voyeur

- 05/12/10
Categoría: Poscomunismo | Etiquetas: ,
Imprimir Imprimir


Entre otras incontables bondades de los canales que permiten subir segmentos de video a la Internet y hacerlos de dominio público, la publicación de materiales rodados en Cuba por turistas, sobre todo por los cubanos que viajan allá desde Miami, le permite al voyeur asomarse a las calles de la isla y escuchar a sus gentes hablando «en privado».

Admito que soy un fan entregado de esos por lo general breves asomos a la realidad, estampas de barrio cuyos personajes —que muchas veces no han visto Youtube o Vimeo en sus vidas— regalan al curioso.

Así, por ejemplo, esta brevísima escena llegada al Tubo hace unos minutos que recoge mensajes de muchachos de en torno a los quince años destinados a, tal vez, la madre de uno de ellos o acaso un vecino que ya «se fue»: sus deseos y su idea, nada sofisticada, del sistema político en el que crecen.

No se trata solo de que esa sea Cuba también, sino de la certeza, avalada por la espontaneidad de los actores, de que esa es más bien Cuba.

Imagen de previsualización de YouTube
© www.eltonodelavoz.com

El peso del «problema cubano»

- 21/09/10
Categoría: Excepcionalidad, Transición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


La población de Cuba, según censo reciente, es de 11.242.621 personas, mientras las estadísticas del Ministerio de Salud pública arrojan que el peso medio de la población ronda los 64 kilogramos.

Luego, habrían unas 719.527 toneladas de carne cubana moviéndose sobre esa isla.

Memorícese el guarismo. Dado que uno tiene que preguntarse tantas veces cuál es el peso del «problema cubano», ahí es algo. Y dado que nos es imposible saber qué quieren esos cubanos, al menos conocemos lo que cuesta cargar con ellos o levantarlos.

Mucho más complicado resultaría aplicar el mismo procedimiento al peso del exilio. Demasiada carne hecha picadillo y mezclada con otras carnes, ya saben.

Sí, con el peso del exilio la cuestión resulta mucho más compleja. Va y por eso la báscula se nos ríe en la cara…

© www.eltonodelavoz.com

«Nos ha dejado sin nada. Con la nada…»

- 07/06/10
Categoría: Memoria, Poscomunismo | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Traudl Junge fue una de las secretarias de Adolf Hitler. Y fue ella la encargada de tomar al dictado el testamento de su jefe, dos horas antes de que éste se suicidara.

Junge, quien sentía un apego personal por Hitler que le era correspondido, recuerda la sensación que le produjo escuchar el testamento del hombre que había arrastrado a Alemania a la ruina y la devastación. Gitta Sereny lo anotó:

«En ese momento creí que sería la primera persona sobre la faz de la Tierra que entendería por qué fue necesario todo aquello; que diría algo que lo explicaría […], que lo justificaría todo, que nos enseñaría algo, que nos dejaría algo. Pero entonces, Dios mío, cuando empezó a dictar la lista de ministros que designaba para suceder a su Gobierno, de forma tan grotesca, pensé (sí, recuerdo que ya lo pensé entonces) qué poco digno era todo aquello. Volvió a repetir las mismas frases, con el tono tranquilo habitual en él, y, para finalizar, volvió a emplear aquellas terribles palabras para referirse a los judíos. Después de toda aquella desesperación, de todo el sufrimiento, ni una sola palabra de compasión o de dolor. Recuerdo que pensé: “Nos ha dejado sin nada. Con la nada (Ein Nichts)”».

Sus palabras son extraordinarias y me imagino serán semejantes a las que nos confiarán quienes registren las últimas voluntades de los hermanos Castro. O de cualquier dictador que conduzca a su país a la ruina. Porque, ¿qué legado dejan después de años persiguiendo una utopía siniestra? La nada.

Cita: Gitta Sereny, El trauma alemán. Testimonios cruciales de la ascendencia y la caída del nazismo (Barcelona, Península, 2005; tr. de Ana Duque de Vega), p. 369.

© www.eltonodelavoz.com

Una entrevista a Ramiro Valdés

- 30/05/10
Categoría: Memoria, Oposición | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


¿Que qué leer este domingo? A quien interesen los asuntos cubanos, digo (esta vez).

Recomendaría pasearse con paciencia y ganas por las entrevistas que hizo Tad Szulc en La Habana de 1984-1985 a un amplio número de protagonistas de la lucha contra Fulgencio Batista. Szulc preparaba entonces, con la entusiasta venia del biografiado, su monumental Fidel Castro: A Critical Portrait.

La nómina de entrevistados es larga y es selecta, por decirlo así. Véasela completa aquí.

Más allá del general tono hagiográfico, hay mucho por donde cortar en paño crucial: el cómo Fidel Castro consiguió desmontar la pluralidad de las fuerzas que se enfrentaron a Batista para reducirlas a doctrina y partido únicos. La cifra del totalitarismo cubano se esconde ahí, en los mecanismos ―algunos sutiles, otros nada sutiles― que permitieron aplastar todas las diferencias a favor de una doctrina personalista: el castrismo.

Mucho hay también en relación con lo que Raúl Castro llamaba, le confió Norberto Fuentes a Szulc, «Segunda Guerra Civil», es decir, la resistencia armada al nuevo régimen durante el primer quinquenio largo de revolución.

Aun a quien no interese dedicar tiempo a esa lectura prolija en busca de pistas sobre asunto que creerá resuelto, le recomiendo la extensa entrevista a hombre que no se ha prodigado especialmente concediéndolas: Ramiro Valdés Menéndez.

Ramiro Valdés, a la sazón Ministro del Interior y hoy uno de los tres hombres que deciden, si lo decide alguien, el destino de los cubanos, si alguno tienen. Que alguno tendrán…

Entrevistado, el desperdicio ahora recuperado no tiene desperdicio.

entrevista-ramiro-valdés-tad-szulc

(Hágase click sobre la imagen para acceder a la entrevista.)

Los materiales están disponibles en la magnífica «Cuban Heritage Collection» de la University of Miami.

© www.eltonodelavoz.com