El poscomunismo en RED et al.

- 20/10/10
Categoría: Memoria, Poscomunismo | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Ya no es que las apariencias engañen. Ahora es mejor, ¿no?

En RED, estrenada esta semana en EE.UU., otra vez John Malkovich, otra vez la CIA y otra vez la Embajada de Rusia en Washington.

Otras, porque ya en Burn After Reading (2008), de los hermanos Joel y Ethan Coen, el mismo trío. Para los Coen los rusos eran cosa de risa ―hay alguna escena allí de veras hilarante en la Embajada de marras (Aquel «PC or Mac?», por ejemplo).

En RED, de Robert Schwentke, la Embajada esconde sórdido sótano donde oficiales rusos y norteamericanos enjugan los agravios con vodka y recuerdan historias de amor y despecho entre agentes de uno y otro bando.

El poscomunismo de Hollywood es un planeta más líquido que el nuestro. Tiene mucha, mucha más agua que tierra. Parecería un bien satélite donde empadronarse: impera la desmemoria en un paisaje por donde si alguna vez se pasea el rencor es para conjurarlo enseguida con una acción conjunta contra los nuevos malos.

Ni siquiera el RED del título, el mismo color rojo del cartel, alude a la ideología que supuraban aquel país y la embajada que ahora es set de rodaje. Aquí RED, vaya guiño, vale por Retired Extremely Dangerous. ¡Que son ganas de burlarse!

Lo bueno de todo esto es que las risas del público convierten el pasado reciente en ficción, supremo fármaco.

Lo malo, si acaso alguna vez ocurre algo malo en una sala de cine, es que uno paga $8.25 por un trago de desmemoria. Yo creo que nos la deberían vender más cara, al menos tanto como nos costará en realidad.

© www.eltonodelavoz.com

One, Two, Three…, que vale por tres veces recomendado

- 05/09/10
Categoría: Cine | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


De las tan abundantes comedias sobre la Guerra Fría creo preferir One, Two, Three, de ―¿sorprendido alguien?― Billy Wilder.

Estrenada en 1961, curiosa y desgraciadamente se trata de una de sus películas menos vistas medio siglo más tarde. El por qué constituye para mí todo un enigma; yo la disfruto cada vez como la primera.

La recomiendo vivamente a todos los lectores de ETDLV.

Acá les dejo la escena de la negociación del protagonista, representante de la Coca-Cola en Berlín Oeste, con una delegación soviética que busca hacerse con la «fórmula» del refresco. En ella hay por cierto graciosa alusión al entonces incipiente comercio entre la Unión Soviética y Cuba: tabaco por cohetes, según los pintorescos rusos…

Imagen de previsualización de YouTube

One, Two, Three, de Billy Wilder, en NETFLIX, en Amazon, en FNAC

El Torrent con subtítulos en español, aquí (700,79 MB).

En Youtube, la primera parte aquí. Las que siguen van apareciendo por orden en la columna derecha.

© www.eltonodelavoz.com

Noche oscura / Tiomnaya Noch: versión (algo) cubana

- 03/09/10
Categoría: Memoria, Poscomunismo | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Sí, mira que uno ha escuchado adaptaciones raras.

Hacía mucho, sin embargo, que no me tocaba encontrarme con algo como lo que sigue: una versión en «clave cubana» de Noche oscura (Tiómnaya Noch), una de las canciones más arraigadas en la memoria de los rusos que lucharon en la Segunda Guerra Mundial o la padecieron.

Aparecida originalmente en Dos soldados, de Leonid Lukov, película rodada en medio de la guerra, ahora Leonid Agutin, a quien recordarán cantando en La Habana en enero pasado, y el cubano Orlando Valle, «Maraca», le han adosado flauta y modificado la letra, cantan a medias en ruso y español, en busca de movimientos de caderas.

El resultado me parece espeluznante. (Tal vez no se lo parezca a todos ustedes, pero no apostaría por eso.)

Con todo, aquí lo comparto: es música escrita por cubanos y rusos sobre el pentagrama del poscomunismo.

De contra:

La hermosa versión original:

Imagen de previsualización de YouTube
© www.eltonodelavoz.com

Fidel Castro: «Las efemérides me absolverán»

- 01/09/10
Categoría: Transición | Etiquetas: ,
Imprimir Imprimir


Dice Fidel Castro que si alguien es responsable de la represión contra los homosexuales en Cuba, ese es él.

¿Que por qué?

Pues, porque mientras esa represión tenía lugar, él estaba ocupado en otras cosas. Con que si le hacían atentados, con la Crisis de Octubre… Con hacer política, vaya, que ya se sabe lo ocupado que está un líder que va haciendo historia.

El argumento es de veras conmovedor y viene con par de trampas armadas con paciencia de resucitado.

Porque, primero, lo que nos viene a decir es que Fidel Castro considera que todos los que se adueñaron del poder en 1959 eran una pandilla de hijoputas y sádicos represores a los que sólo él, nuestro Moderado en Jefe, ponía coto. Y como nunca estaba disponible por culpa de la CIA, ya se sabe: ¡a reprimir se ha dicho! Que, oigan, si en Langley no hubieran dedicado tanto tiempo a preparar batidos ponzoñosos, que a nadie le quepa duda que Virgilio Piñera o Reinaldo Arenas la habrían pasado la mar de bien en el mar de las Antillas. Castro I se habría ocupado de alejar a los homófobos a pescozones.

Y dos: todos sabemos que eso no lo veremos jamás, pero juguemos con la idea de que algún día Fidel Castro sea llevado ante un tribunal. Imaginemos, pues, por un instante que el juez le lee los cargos, la ristra de cargos, y vemos a la anciana figura ―con rostro compungido, pero sonrisa socarrona― reactualizar aquel distante «La historia me absolverá» con el exculpatorio argumento de su permanente ocupación en cenitales asuntos mundiales:

«La historia no sé, Señoría, pero lo que sí es seguro es que las efemérides me absolverán», proclamará blandiendo una enciclopedia.

© www.eltonodelavoz.com

Aun en clave de rap ruso, un lugar común

- 26/05/10
Categoría: Arte, Poscomunismo | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Que después no se diga que no se ha visto de todo.

AK-47 se llama este dúo de raperos rusos que se fueron a La Habana. AK-47, sí, señor, como los que antes hacían el mismo recorrido.

Par de bichitos poscomunistas, estos aterrizan en La Habana que es buena, repite el estribillo, «lo mismo en invierno que en verano». Buen sitio, dicen, para pedirse un ron, marihuana o cocaína, ciudad donde todos se pasan el día singando ―ya saben lo que dijo de esa palabra GCI― sin preocupaciones. Ciudad cara, eso sí, para los que tienen «jeta blanca», como los rusos. Coches antiguos, ropa demodé. ¡Pero qué playas, oye! Y «Fidel Castro» y «Che Guevara» asomando entre la maraña del rap, ¡que no falte el redondeo del cliché!

Círculo cerrado, pues. De aquella noche de la que cuentan que Alexéiev, el enviado de Moscú, se reunió con Fidel Castro con botella de vodka y bote de caviar por medio hasta este clip urdido por dos hijos del poscomunismo que regresan a la misma Cuba, cincuenta años después, para dibujarla desde la sonsera inmisericorde del lugar común.

Eso es Cuba a fin de cuentas, ¿no?

Un lugar común. Menos lugar; demasiado común.

Imagen de previsualización de YouTube
© www.eltonodelavoz.com

Las comparaciones (no) son odiosas…

- 13/03/10
Categoría: Poscomunismo | Etiquetas: ,
Imprimir Imprimir


[Notas para un artículo]

…X. regresa de viaje de tres semanas por Myanmar, la antigua Birmania. «Hay unas cuantas semejanzas con Cuba», me dice. Resumo: mayúsculo hartazgo social, generales víctimas de la irrisión popular, inflación galopante, concentración de los resortes de la economía post-régimen en manos de la Junta y parentela… «¿Qué hay con Aung San Suu Kyi?», pregunto. «La adoran», responde. «En todo el país y gente de todas las clases sociales. Preguntara a quien preguntara, todos la conocen y respetan…» Tan sólo la Junta, sus voceros y su prensa la calumnian permanentemente… Y aun así la gente se siente representada por ella…

…Sájarov en la URSS; Walesa en Polonia; Havel en Checoslovaquia… Para todos: destierro, cárcel, represión; feroces difamaciones de la prensa comunista, acceso nulo a los medios de comunicación ―salvo en el caso del segundo, ganado a pulso, porque puso en huelga unos astilleros enteros… Y aun así todos gozaban de enorme prestigio entre la población, del respeto de la clase intelectual… Representaban a la gente… Dos de ellos se convirtieron en presidentes poscomunistas…

Cuba… Elizardo, Darsi, Biscet, Damas, Martha, Calule, Fariñas, blogodisidencia…

Del cómo y el por qué allá se jode, ay, el «y aun así»…

© www.eltonodelavoz.com