- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Tres de distraídos…

1) Esta tarde en la portada del digital de El País:

¿De veras no hubo mejores noticias que encadenar?

¿Acaso era difícil reparar en que debajo de noticia sobre mujer arrojada por una ventana se colocaba foto de otra, en Pamplona, volando por los aires?

2) Beckenbauer (en 0:59) [1]: «…como europeo ―perdón a los hinchas españoles; perdón a los hinchas uruguayos―, pero una final Holanda – Alemania sería realmente lo máximo».

Evidentemente, el bueno de Franz comparte la vieja idea de que África comienza en los Pirineos.

3) Last but not least, las protestas porque los presos cubanos salgan a Europa o Chile desde las cárceles [2]. Algo que está por ver ahora, aunque ya esté muy visto antes.

Distraídos con el carácter forzoso de esas expatriaciones en algunos pocos casos, quienes protestan tal vía pasan por alto que ella pone en evidencia lo que el régimen cubano entiende es el exilio. A saber, un espacio donde se anula toda la proyección política de los opositores cubanos. Obligar a un disidente a salir de Cuba es condenarlo a una inmediata invisibilidad. De eso vale el exilio como territorio desde el que hacer  política que afecte a Cuba. De eso valemos, entienden en La Habana. De nada. He ahí un significado adicional de la decisión de tender tales puentes de plata.

[3] [4] [5] [6]