- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

La Asamblea del Poder Popular de Cuba habla alto y (casi) claro

Se reúne la Asamblea del Poder Popular ―eso que en Cuba llaman Parlamento― y los diputados hacen un diagnóstico muy crítico de la situación del país.

¡El más crítico ―el único crítico― que hayamos visto jamás! ¡Qué valentía, por fin! ¡Cuánto acierto!

Y mejor aún porque fue votado por unanimidad. ¡Bendito sea por esta vez el paisaje de brazos alzados, todos!

El Granma da cumplida cuenta de ello, de manera que todos los cubanos que ―es un decir― eligieron a sus representantes verán mañana en las manos de esos viejos medio muertos de hambre que venden los periódicos a peso por las esquinas el testimonio del descalabro. ¡La verdad antes susurrada estará en la calle y a gritos, chanito!

«¡Al fin la evidencia se ha abierto paso!», se gritará en la Esquina de Tejas y en Luyanó, en Placetas y Artemisa, ahora capital provincial de país cuyos diputados se enfrentan a la verdad y no la esconden.

«¡Hasta Alarcón sabe que esto está peor que nunca y lo ha reconocido!», gritarán alborozados los cubanos que quieren… ¿Cómo dicen?… Ah, sí,  cambios.

¿No decían los mayimbes que si cambiar lo que deba ser cambiado? ¡Para eso están esos diputados y el Gobierno que controlan! ¡Y, caray, por una de las dos veces que se reúnen al año, en esta la han clavado! ¡Las peores condiciones de los últimos años: más claro ni el agua!

«¡Libertad! ¡Libertad!», será el coro unánime que sacudirá todas las provincias, la lozana Mayabeque incluida.

Fin de las cuitas, señoras, señores. Ya todo está hecho, votado  y publicado en el Granma [1].

Aunque, oye, única duda que quitará el sueño a unos pocos, los descontentos de siempre.

¿Por qué coño a Cuba la llaman «Gerardo» y a qué viene recortarle tantos años al castrismo?

[2] [3] [4] [5]