- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Laura Riera y la pedagogía de la patada en el culo

«Fuera las fuerzas de ocupación» [1], gritaban hoy a los mossos d’esquadra los muchachones que se reunieron para dar la bienvenida a una colaboradora de ETA que salió esta mañana de la cárcel. Fue a unas escasas manzanas de mi casa, en Gràcia, y acabó a palos bien dados [2].

Cuando uno ve a un descerebrado que jalea a quien pasó a una banda terrorista los datos de un político para que los pistoleros lo mataran de un tiro ―y eso exactamente fue lo que hizo Laura Riera [3]― se le ocurre que no hay más que aplicar la misericordiosa medicina de la patada en el culo.

Ni juzgados, ni cárceles, ni resonancia en los medios con estos aprendices de totalitarios, mientras se dediquen a gritar tonterías. Mucho menos discursos con pretensión pedagógica. La educación democrática, puah. Eso no vale con pandillita que no conoce más política que la de exterminar al oponente.

La propedéutica de la patada en el culo. Esa es la única que vale. No porque sea útil. Nada lo es cuando se ha rebasado cierto nivel de estulticia.

Una buena patada en el culo a modo de fármaco. Y también dos, que siempre «otra patada es posible». Y deseable.

[4] [5] [6] [7]