- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Fidel Castro: «Las efemérides me absolverán»

Dice Fidel Castro que si alguien es responsable de la represión contra los homosexuales en Cuba, ese es él [1].

¿Que por qué?

Pues, porque mientras esa represión tenía lugar, él estaba ocupado en otras cosas. Con que si le hacían atentados, con la Crisis de Octubre… Con hacer política, vaya, que ya se sabe lo ocupado que está un líder que va haciendo historia.

El argumento es de veras conmovedor y viene con par de trampas armadas con paciencia de resucitado.

Porque, primero, lo que nos viene a decir es que Fidel Castro considera que todos los que se adueñaron del poder en 1959 eran una pandilla de hijoputas y sádicos represores a los que sólo él, nuestro Moderado en Jefe, ponía coto. Y como nunca estaba disponible por culpa de la CIA, ya se sabe: ¡a reprimir se ha dicho! Que, oigan, si en Langley no hubieran dedicado tanto tiempo a preparar batidos ponzoñosos, que a nadie le quepa duda que Virgilio Piñera o Reinaldo Arenas la habrían pasado la mar de bien en el mar de las Antillas. Castro I se habría ocupado de alejar a los homófobos a pescozones.

Y dos: todos sabemos que eso no lo veremos jamás, pero juguemos con la idea de que algún día Fidel Castro sea llevado ante un tribunal. Imaginemos, pues, por un instante que el juez le lee los cargos, la ristra de cargos, y vemos a la anciana figura ―con rostro compungido, pero sonrisa socarrona― reactualizar aquel distante «La historia me absolverá» con el exculpatorio argumento de su permanente ocupación en cenitales asuntos mundiales:

«La historia no sé, Señoría, pero lo que sí es seguro es que las efemérides me absolverán», proclamará blandiendo una enciclopedia.

[2] [3] [4] [5]