- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Castro I, como la princesa Mononoke, sin Lady Eboshi

Y hoy, leo [1], sale Fidel Castro del catafalco y en lugar de ir a parlotear con los delfines recibe a 620 japoneses. Setenta y dos huríes esperan a los yihadistas en el cielo. A las yihadistas las espera igual número de huríes a las que acicalarán y peinarán para disfrute de los yihadistas. A un déspota tropical resucitado, por lo visto, lo esperan delfines y japoneses a centenares.

Esta nueva escena de la sobrevida de Castro I me trajo inmediatamente a la cabeza otra, también de aliento nipón. En La princesa Mononoke [2], de Hayao Miyazaki.

La simpar Lady Eboshi y sus compinches consiguen aislar a la princesa en un desfiladero. Los gozosos soldados que sirven a su despiadada señora se alebrestan cuando esta les dice en tono magistral:

Lady Eboshi: Now watch closely, everyone. I’m going to show you how to kill a god. A god of life and death. The trick is not to fear him.

Que no está nada mal, por cierto, para ser plan con el que atacar a ídolo de masas resucitado.

Disparan con sus cañoncitos tan monos, la princesa continúa sin ser el deseado cadáver, y se produce el siguiente intercambio:

Gonza: We killed her!

Lady Eboshi: You forget she’s a god. It will take more than that.

(Esto último, más bien así: エボシ御前: 彼奴は不死身だ。このぐらいでは死なん)

Y sí, oigan, entre delfines y japoneses, por lo visto nos va a tomar un poco más. Y más a nosotros, que por no tener, ni erotizante Lady Eboshi tenemos.

[3] [4] [5] [6]