- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

¿Y Mariela Castro dónde está?

Mariela Castro no cesa de cantar urbi et orbi que en la finca que fue de su tío Fidel y ahora es de su padre Raúl, los homosexuales son más felices que las parejas de felinos en la sentina del arca de Noé. No hay semana que no nos sorprenda el CENESEX [1] con noticia de esa Cuba que transforma Mariela a golpe de decreto (por venir), operación de cambio de sexo, festival de transexuales en teatro capitalino o Gay Parade.

Entretanto, se encuentra uno con nada sorprendente, pero sí elocuente, dato sobre el valor de las palabras de Mariela-yo-no-quiero-ser-presidenta-(ni-nadie-te-lo-pidió), cuando no sobre el alcance de su guara. Se trata de la lista de países que coincidieron, lo hicieron el pasado 14 de noviembre, en votación del Tercer Comité de la Asamblea General de Naciones Unidas. Véasela:

Afghanistan, Algeria, Angola, Azerbaijan, Bahamas, Bahrain, Bangladesh, Belize, Benin, Botswana, Brunei Dar-Sala, Burkina Faso, Burundi, Cameroon, China, Comoros, Congo, Cote d’Ivoire, Cuba, Democratic People’s Republic of Korea, Democratic Republic of Congo, Djibouti, Egypt, Eritrea, Ethiopia, Ghana, Grenada, Guyana, Haiti, Indonesia, Iran, Iraq, Jamaica, Jordan, Kazakhstan, Kenya, Kuwait, Lebanon, Lesotho, Liberia, Libya, Madagascar, Malawi, Malaysia, Maldives, Mali, Morocco, Mozambique, Myanmar, Namibia, Niger, Nigeria, Oman, Pakistan, Qatar, Russian Federation, Rwanda, Saint Kitts and Nevis, Saint Lucia, Saint Vincent and Grenadines, Saudi Arabia, Senegal, Sierra Leone, Somalia, South Africa, Sudan, Suriname, Swaziland, Syrian Arab Republic, Tajikistan, Tunisia, Uganda, United Arab Emirates, United Republic of Tanzania, Uzbekistan, Viet Nam, Yemen, Zambia, Zimbabwe.

¿Qué se votaba?, se preguntará alguno, como para que les traiga aquí a Mariela.

Pues se votaba, a propuesta de Benin, una modificación de resolución sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias que en este mundo suceden. Las anteriores resoluciones, vigentes durante una década, pedían prestar especial atención a las ejecuciones cuyas víctimas fueran algunos grupos específicos y mencionaban expresamente los crímenes motivados por la orientación sexual de las víctimas.

Pero hete aquí que Benin, ese Edén de la tolerancia, propuso censurar esa mención, olvidarla, sepultarla. Y Afganistán, Argelia, Angola, Azerbaiyán, etc., países que no le van a la zaga a Benin como paladines de los derechos de los homosexuales se mostraron comprensivos. También se sumó al ominoso club la Cuba de la familia Castro, Mariela incluída.

¡Y ganaron esos demócratas ejemplares, oigan! Lo hicieron en votación con 79 votos a favor y 70 en contra, 17 (vergonzosas) abstenciones y 26 ausentes. De ahora en adelante, Naciones Unidas no prestará atención especial, es decir, alguna, a ejecuciones motivadas por la orientación sexual de la víctima. ¡Como si eso interesara a iraní, zimbabuense o cubano en sus cabales! «Maricones, tortilleras o travestis con tiro en la jeta: ¡qué se jodan!», dicen en Ryad, Kigali, Pyongyang o La Habana. Y así lo votan y aprueban en Nueva York.

Véanse las denuncias que ha merecido esa enmienda en organizaciones que luchan por la defensa de los derechos de gays, lesbianas y transexuales [2] o por los derechos humanos en general [3].

¿Se sabe algo de Mariela y el CENESEX? ¿Ya protestaron airados contra la homofobia manifestada por el representante de Bruno Rodríguez, el canciller cubano, ante Naciones Unidas, sumándose a coro de países en buena parte de los cuales la homosexualidad es un delito penado con la cárcel, cuando no con la muerte?

Nadita de nada [4]. Y a lo más a que aspirarse puede, me luce, es a que durante el próximo opíparo almuerzo dominical, Mariela saque el tema, mire fijamente a su padre mientras desmigaja con rabia un bollo de pan blanco y le espete un cubanísimo: «Chico, ¡mira que tú eres maricón!»

UPDATE:

Dos horas y media después de subido y tuiteado este post el CENESEX difunde a través de los medios cubanos un Comunicado datado con la fecha de ayer y hasta entonces circulado con tal remilgo que no se atrevieron a subirlo a su propia web… Aquí. [5]

UPDATE 2:

Aclarémonos, que siempre conviene.

Acabo de hablar con Bruno Bimbi, periodista argentino y activista en favor de los derechos de los homosexuales. Bruno me confirma lo que escribió en su Blog [6], el único que publicó la Declaración firmada por Mariela Castro antes de que lo circulara, ahora, la maquinaria digital cubana. La fecha que aparece allí, en lo de Bruno, es la del 24 de noviembre, pero en realidad lo publicó el día 25, me confirma. Fue entonces, en algún momento de la tarde que no me pudo precisar cuando recibió el documento. Fue enseguida al sitio del CENESEX, le sorprendió no verlo allí y lo subió a su página.

Bruno me cuenta que escribió a Mariela Castro y a Silvio Rodríguez en cuanto supo del voto de Cuba. Mariela le dijo entonces que le parecía “una locura” que hubieran votado junto a esos países en ese tema, que lo consideraba “vergonzoso” y le aseguró que “haría algo”.

Su respuesta es el más que tibio Comunicado al que enlazo en el primer update.

[7] [8] [9] [10]