- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Las cenizas de Orlando Zapata Tamayo

[1]

Debajo de esos dos tornillos con las cabezas bien lacradas viajan hoy a Miami las cenizas de Orlando Zapata Tamayo, la última víctima mortal de la represión que el castrismo ejerce contra los opositores. Tal vez la penúltima [2].

Supongo que manda a lacrarlos alguna disposición sanitaria, como sanitaria será para los Castro la ley que dispone aplastar a quienes les dicen que no están dispuestos a soportar la dictadura. Que quieren otra Cuba, una que nos incluya a todos.

Acompañados de una decena de familiares, sus padres llegan hoy a la ciudad de Miami, la que llamamos «Capital del exilio», y reconozco, con gusto, que me emocionan las muestras de solidaridad hacia ellos como hace tiempo no emocionaba nada de esta índole a quien descree de las emociones patrioteras. Nelson Rubio daba cuenta de muchas de esas muestras de solidaridad esta mañana [3] en entrevista con Oasis Peña, de International Rescue Committee, la organización que se encarga de la acogida [4] de los Tamayo y los Zapata.

No sé qué destino espera a Reina Luisa Tamayo lejos de Cuba. Me gustaría pensar que envejecerá rodeada de los suyos, los más próximos y todos nosotros, llevando flores al monumento que guardará las cenizas de su hijo, acudiendo a misa los domingos y riendo, cuanto pueda, en cenas en familia, mientras ve prosperar a quienes la acompañan. Que vivirá una vida como cualquier otra vivida lejos de un Estado abusador. Una vida cualquiera. Pero una.

Muchas madres cubanas han sufrido mucho. Muchas sufren. Esta mujer digna y valiente, esta mater dolorosa, encarna el dolor de miles.

Honrémosla sin pompa ni alardes ventajistas. Como se honra a los buenos de quienes nada se quiere más que su propio bienestar, su propia paz.

[5] [6] [7] [8]