- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Habana Libre: otro tonto útil más

Iba a escribir una nota sobre el nuevo libro de Michael Dweck, Habana Libre (Damiani editore), que se anunciaba ayer en el The New York Times [1].

Pero, oigan, ¿de verdad que otro libro de otro imbécil merece demasiada música de teclas? Será que me voy dejando ganar por mayúsculo hartazgo, pero yo diría que no, que no lo merece. Así que les ahorro un párrafo, al menos.

Que un mascatrancas —políticamente hablando— llegue de Nueva York a La Habana, descubra que existe algo llamado «farándula», que en la isla de Cuba hay una elite con poder y dinero, mayormente masculina, rodeada de esbeltas blancas y mulatas que están como para comérselas con el lente o la boca, que hay artistas que viven vidas distintas de las que vive el común de los cubanos, vale. Que el mascatrancas de marras constate que Cuba no es lo él creía que era, vale también. Pero, oigan, ¡que nos venda su «descubrimiento» como hallazgo de creativo El Dorado es como para doblarse de la risa!

Si no fuera por la repugnancia que le inspiran a uno estas operaciones de marketing editorial, claro. He repasado las fotografías que han subido a la cuenta en Facebook [2] y a la web del libro [3]. Son de una mediocridad pasmosa. El Press Release es vomitivo [4], por… ¿escribo mendaz o repito lo de imbécil?

Pero a qué ocuparlos con la lectura de las líneas posibles cuando la clave, ay, siempre hay una y no cuesta nada encontrarla, está en los carteles destinados a la venta de esta pobre mercancía. Se basan en la oposición de frases dichas por presidentes norteamericanos a la «realidad» que este descubridor encontró en La Habana, en esa, dice «Habana Libre». No es de extrañar que la exposición de las fotografías del bueno de Michael Dweck ya tenga fecha en la Fototeca de Cuba [5].

Gocen, si pueden:

[6]

[7]

[8]

[9] [10] [11] [12]