- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Heriberto Hernández Medina, RIP

Me desperté esta mañana con la noticia de la muerte de Heriberto Hernández Medina [1]. Una noticia de esas que te resistes a creer. Después, la confirmas y te sigues resistiendo a la evidencia con la misma obcecación.

Poeta, editor y animador cultural impenitente, me pareció siempre un hombre de una mesura y una elegancia tremendas. Tuve la suerte de que nos conociéramos en Miami hace unos años, después de haber intercambiado lecturas y mensajes durante largo tiempo. Esa noche se tomó esta foto, donde nos acompañan Grettel Singer y Joaquín Estrada-Montalván. Para quien no tuvo la suerte de tratarlo, Heriberto es ese obelisco a la izquierda de la imagen. El único que no le sonríe a la cámara que nos reunía.

 

 

Nos vimos en otras dos o tres ocasiones en mis visitas a la ciudad. Encuentros en los me habló siempre de asuntos que me interesaban tanto como sus opiniones dichas sin estridencias, pero sí con la gravedad de quien adelanta ideas largamente meditadas. Le envidié su sosiego. Nos encontramos por última vez hace año y algo en Calle Ocho, donde se presentaba un libro de un escritor cubano residente en la isla. Compartimos abrazos, cerveza y charla. Ahora lamento, pero ya es atrozmente tarde, que aquel último encuentro no se prolongara más.

Que un buen hombre y un buen poeta deje este mundo a los 48 años de edad mordido por la violencia, lo hiciera por propia voluntad -de confirmarse lo que se sugiere a esta hora [2]– o por mano ajena, es un testimonio tan doloroso y rotundo de la contingencia de nuestro paso por estas praderas habitadas de ruinas, como solo puede darlo un poeta. Sea como fuere, hoy todos somos bastante más pobres.

En paz descanses, Heriberto. Gracias por haber estado aquí.

[3] [4] [5] [6]