- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

La moringa ya revoluciona la comida cubana

Pueblo de poca fe, la Cuba exiliada se ríe de la moringa recientemente ensalzada por Castro I como panacea del desastre alimentario que los cubanos de la isla llaman con el críptico y poético apelativo de “la brisa”.

Para quien no esté al tanto, si alguien no lo está, Fidel Castro vindicó hace pocos días la Moringa Oleifera, árbol de la India que buscaba Colón, como inagotable fuente de alimentos [1] que convertirá a la isla de Cuba en un inmenso Sedano’s [2].

El célebre chef Bruno Rodríguez [3], de Chez Pogolotti, sin embargo, se ha pegado a los fogones a toda prisa para hacer de la moringa virtud.

Y ya adelanta, en exclusiva, algunas de sus recetas:

-Dados de moringa en cubilete de güira acompañados de pantagruélica guayaba

-Tortilla desconstruida de huevos de moringa también desconstruidos con guarnición de granos de café caturra hervidos en olla arrocera. Se sirve con ponche de guarapo de la Cosecha de 1970

-Claria rellena de brotes de moringa con aroma de carne, huevo y leche servida en sopa de letras de (ron) Matusalén

-Goulasch de moringa sobre lecho de boniato aromatizado con salsa Quibú

-Festival de moringa y pangola servido en copa Lolita con toque de berro, evocación de tofu e inundación de pulpa de chayote

-Sashimi de tacos de moringa a la manera de María la Gorda

-Moringa en su salsa, seca

[4] [5] [6] [7]