- El Tono de la Voz - https://www.eltonodelavoz.com -

Sustantivo Egipto (en adjetivos)

Lo extraordinario (también admirable):

Que centenares de miles de personas unieran esfuerzos para pedir la democratización del país y perseveraran durante 18 días para conseguirlo.

Lo ejemplar (también extraordinario):

Que la maquinaria represora del régimen de Hosni Mubarak no fuera capaz de hacer abortar la revuelta cuando esta apenas se iniciaba.

Lo triste:

Costó algo más de 300 muertos. ¡La libertad no sale gratis!

Lo inquietante:

La memoria. El derrocamiento del Shah de Irán se produjo en un similar ambiente democratizador. Sin embargo, a un primer gobierno con participación de diversos elementos de la sociedad iraní siguió apenas año y medio más tarde una radicalización de la «revolución». Hoy Irán constituye el principal motivo de desvelo para Occidente e Israel.

Lo (todavía) infundado:

Que llamemos «el 1989 del mundo árabe» a la cadena de revoluciones a las que asistimos, siquiera por ser cadena de apenas dos eslabones.

Lo alentador:

Que el componente religioso apenas haya asomado en una revuelta de veras plural y horizontal.

Lo incierto:

¿Qué será de Egipto? ¿La pluralidad de actores de la «revolución» egipcia conseguirá articular un perdurable gobierno de unidad? ¿Será capaz de generar empleo y hacer crecer la economía egipcia el gobierno que salga de las urnas en septiembre? De no conseguirlo, ¿monopolizarán los Hermanos Musulmanes la vida política egipcia y nos encontraremos en el escenario dibujado aquí [1]?

Lo tranquilizador (también ejemplar):

El rol jugado por un ejército que se mueve entre sus importantes intereses en sectores fundamentales de la economía, su compromiso con los intereses ocidentales e israelíes y una fuerte adhesión a la idea de una nación fuerte y decisiva en el área.

Lo inspirador (para cubiches):

El parecido de este paseo marítimo egipcio —¿Alejandría, tal vez?— con el malecón de La Habana. (Via Michel Suárez @ Facebook)

UPDATE:

A propósito de la fotografía: Alejandría, sí.

Más fotografías de la manifestación en esa ciudad y ese «malecón», aquí [2].

[3] [4] [5] [6]