Carlos Manuel Álvarez: Prólogo a ‘Días de coronavirus’

- 12/01/21
Categoría: Bruno, Confinamiento, COVID-19, Crónicas, Días de coronavirus, Letra impresa, Libros, Literatura, Periodismo | Etiquetas: , , , , , , , , , ,
Imprimir Imprimir


Comparto con ustedes algunas páginas de mi libro ‘Días de coronavirus. Un itinerario’ (Editorial Hypermedia, 2020).

Esta selección del libro impreso contiene el prólogo de Carlos Manuel Álvarez, director de El Estornudo, y desde allí, primer editor de estas crónicas del confinamiento con Vasili Grossman, el miedo, M. y mis lecturas, así como la primera de las crónicas, el epílogo que escribí para esta edición y el índice general del libro.

Las comparto como una manera de invitarlos a continuar leyendo este libro escrito, por decirlo con Joseph Brodsky, presencia frecuente en estas páginas, desde el dolor y la razón.  

Cubierta de Días de coronavirus de Jorge Ferrer

 

Días de Coronavirus - Avance
 
‘Días de coronavirus. Un itinerario’, de Jorge Ferrer, está a la venta en todas las Amazon y otras librerías.
 
Amazon US
https://amzn.to/2ZjJekR
Amazon España
https://amzn.to/35iS8TM

 

© www.eltonodelavoz.com

Qué se ha dicho de ‘Días de coronavirus’: opiniones, blurbs, reseñas

- 21/12/20
Categoría: Confinamiento, COVID-19, Crónicas, Días de coronavirus, Letra impresa, Libros, Literatura, Periodismo | Etiquetas: , , , , , , ,
Imprimir Imprimir


Cubierta de Días de coronavirus de Jorge Ferrer

Días de coronavirus. Un itinerario (Editorial Hypermedia, 2020) recoge las cuarenta crónicas que Jorge Ferrer publicó en la revista El Estornudo, mientras permanecía confinado en Barcelona en los meses de marzo y abril de 2020. Sometidas después a un profundo proceso de revisión, a las crónicas se les añadió en epílogo y se publican precedidas de un prólogo de Carlos Manuel Álvarez, director de El Estornudo.

Al final de este post, hay enlaces para comprar el libro a un click. 

Del libro se ha dicho (síganse los enlaces para acceder a las reseñas completas, donde corresponda):

 

«Imagino a Ferrer, quien menciona a Messi en estas páginas, como un futbolista virtuoso al que le basta una losa para mostrar su destreza. La esconde, la amarra, la suelta, la trae, la engancha, la filtra en profundidad. “El virus muta y así irá mutando el aliento de estas crónicas, que es la masilla de su estilo. Y mutaré yo mismo”, dice. La cepa de la palabra: esa evolución emocionante es la que viene a continuación».

Carlos Manuel Álvarez

 

«Durante la crisis del socialismo tardío, Jorge Ferrer siempre supo leer aquella experiencia colectiva como una catástrofe individual. En medio de la crisis del capitalismo tardío, estas crónicas de la pandemia siguen el camino contrario y transforman la reclusión solitaria del confinamiento en un asunto colectivo».

Iván de la Nuez

 

«El gran logro del libro de Ferrer no consiste en haber convertido la reclusión en algo colectivo sino en lo contrario, en haber convertido el confinamiento en una apoteosis individual; la obsesión de nuestra época por lo colectivo es una de las pestes de nuestra época. Pero. Lo único que brilla y perdura es la luz del individuo la feroz determinación de ser solo, y esa luz y esa determinación es lo que convierten el libro de Ferrer en un libro único, en un tenaz fervor».

Juan Abreu en Emanaciones

 

«En sus adictivas crónicas Días de coronavirus (Hypermedia), escribe sobre él y detalla el tiempo en que estuvo confinado en una media habitación, en la Liteini Prospekt de Leningrado. También cuenta el correo que recibe en plena pandemia de una periodista neoyorquina que fue amiga de Brodsky y charlaba con él en su planta baja de Morton Street. Y una vez narrada la epifanía, añade: “El virus te da y el virus te quita”».

Joana Bonet en La Vanguardia

 

«En este páramo de obviedades se agradece el libro de Jorge Ferrer. En primer lugar, porque está muy bien escrito. Y en segundo lugar, porque el punto de vista no puede ser más trascendente y sugerente. Por un lado, el bueno de Jorge es un hipocondríaco total: le da miedo contagiarse hasta de su sombra o hasta de su perro Bruno cuando lo saca a pasear. Por otro lado, en tanto que anticastrista y antitotalitario de toda la vida, no deja de ser sensible a las ominosas consecuencias de esta expansión de los poderes claustrofóbicos del Estado y de las catástrofes individuales y colectivas por llegar, lo cual llena sus diarios de una tensión premonitoria».

Anna Grau en “Buenos días, Madrid” en Onda Madrid

 

«Esta bitácora de Jorge Ferrer es así de traviesa, estimulante, controversial y provocadora. Presupone, eso sí, lectores con cerebro. Y con ganas de usarlo para sacarles el jugo a los libros y a la vida».

Ena Lucía Portela en Hypermedia Magazine

 

«El mundo ruso que hay detrás de este libro es maravilloso. (…) Estamos ante un libro de poderosa escritura».

Ricardo Cayuela

 

«Ferrer ha logrado zafar su discurso de esa masa que tiembla entre titulares y reza por una vacuna, para hacer de la tragedia un asunto íntimo, carnal, a veces morboso. No es raro, entonces, que en medio de un capítulo nos demos cuenta de que también somos Jorge, M., o su perro Bruno».

Grethel Delgado en Diario Las Américas

 

«A diferencia de otras compilaciones semejantes, Días de coronavirus resulta un volumen redondo».

Yaiza Santos en 14ymedio

 

«Días de coronavirus destila un lirismo sin subrayados, un humanismo enemistado con la grandilocuencia y una fascinación sin atenuantes por la inteligencia y la gran literatura. Un libro importante, uno de los destacados de 2020, un escritor electrizante que parece hablarte a ti solo con la calidez y la confianza de un amigo largamente extrañado».

Julio Valdeón en La Razón

 

«Jorge Ferrer nos conduce, con prosa afilada, por los bordes desfigurados de esta metástasis a la que asistimos y que padecemos todos, en esta doble condición de pacientes observados y observadores pacientes».

Adriana Normand en Hypermedia Magazine

 

«El recuento transita entre el humor y la ironía. Se puede imaginar al escritor ante la computadora, el ordenador diría él, desgranando el día, lo que queda por hacer, lo ya hecho. En ese recuento se trasluce lo que sabe, mucho de literatura rusa (está traduciendo fragmentos censurados a Vasili Grossman), lo que quiere; mucho de cocina española y cubana, el desasosiego y la cotidianidad que se vuelve más pesada por el tedio y la rutina».

Anitzel Díaz en La Jornada Semanal 

 

‘Días de coronavirus. Un itinerario’ está disponible a un click en todas las Amazon:
Enlace a Días de coronavirus en Amazon US
https://amzn.to/2ZjJekR
Enlace a Días de coronavirus en Amazon España
https://amzn.to/35iS8TM
Enlace a Días de coronavirus en Amazon Deutschland
https://www.amazon.de/D%C3%ADas-coronavirus…/dp/1948517582
Enlace a Días de coronavirus en Amazon France
https://www.amazon.fr/D%C3%ADas-coronavirus…/dp/1948517582
Enlace a Días de coronavirus en Amazon Italia
https://www.amazon.it/D%C3%ADas-coronavirus…/dp/1948517582

 

© www.eltonodelavoz.com

De vuelta del weekend…

- 20/02/11
Categoría: Viajes | Etiquetas:
Imprimir Imprimir


Un par de aeropuertos, un paisaje intenso aunque sañudamente herido por la urbanización, una habitación de hotel y, ay, el hallazgo repasado durante todo el fin de semana de unas memorias cuyo autor vivió en la historia, la vivió como para contarla, publicó casi a hurtadillas lo que anotó y permanece velado tras también sañudo olvido historiográfico.

Un buen weekend donde todas las marcas parecían etiquetas orondas sobre un único cuerpo: los aeropuertos —esos «empty meeting grounds», que los bautizó MacCannell—; la naturaleza herida en la que disfruto adivinar la capacidad de réplica —el súbito deslizamiento de tierras que arrastra encabalgamientos de chalets, por ejemplo—; la enorme habitación de aire high-tech —yo adoro casi todas las habitaciones de casi todos los hoteles, pero nada admiro más en ellas que su calculada hostilidad: a todas las dejo enamoradas—; los testimonios del desastre que es casi toda la historia —en la historia de Cuba, donde el desastre totalitario hiere la vista, los testimonios son pruebas de cargo y no meros indicios, por mucho que no se aviste juicio al que aportar unas y otros…

Volver al lunes con preámbulo trenzado con tales mimbres es toda una bendición.




© www.eltonodelavoz.com